19 de Febrero, 2007

Coplas de La Caidita y Portugal

Por El Avisador - 19 de Febrero, 2007, 21:49, Categoría: General

En relación con la carta de mi amigo Pepe Rabanal en este blog, estoy totalmente de acuerdo contigo. Y fueron, no te lo pierdas, los de La Caidita, la murga ganadora. Pésimo gusto carnavalero, por cierto, cuanto tantas bromas se podían hacer para que Badajoz tuviera mar. Un reflejo más de esta soberbia del inconsciente que nos invade cuando tratamos las cosas de Portugal. En fin, es lo que tenemos y... ¡son los premiados! ¡Manda huevos! Pues habrá que correr un estúpido velo, como siempre.
Aquí va el estribillo tan "gracioso" de la murga ganadora:

Si queremos que haya barcos,
si queremos ir a la playa
si queremos ver el mar...
¡Tenemos que hundir Portugal!
¡Tenemos que hundir Portugal!

Permalink ~ Comentarios (9) ~ Comentar | Referencias (0)

Coplas de Carnaval y Portugal

Por El Avisador - 19 de Febrero, 2007, 21:42, Categoría: General

A lo mejor estoy fuera de onda, pero ¿tiene gracia decir en una copla que hay que hundir a Portugal? Este era uno de los estribillos que sonaron en el López de Ayala, en la final. Ignoro cuántos portugueses nos visitan en Carnavales y, aunque fueran pocos, no es cosa de empezar otra Guerra de las Naranjas por un quítame allá esa rima. No recuerdo qué murga salió por esa peteneras, da igual, más vale que hubieran curtido un poco más el lomo de la política local, que estuvieron cortadillos. En mi ya larga trayectoria de cantar por tierras portuguesas, me ha parecido notar que nuestros hermanos portugueses (somos fronteros, rayanos, no olvidarlo) nos tratan mejor que nosotros a ellos.

Saludos,

Pepe Rabanal Santander
peperabanal@yahoo.es

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)

Lunes de Carnaval, la noche del desmadre

Por El Avisador - 19 de Febrero, 2007, 17:34, Categoría: General

Hoy, lunes, el Carnaval de Badajoz llega a su punto más álgido, el de no retorno. Es la noche del desmadre. Nadie se recoge. Del pendoneo por el Centro, cantando, bebiendo, tocando los tambores, bailando por las calles y haciendo carantoñas, bromas y mojigangas, a San Roque, que mañana se da carpetazo final a la presente historia con el Entierro de la Sardina.
Hoy es una de las noches carnavaleras más ruidosas y despendoladas de Badajoz, y serán miles los pacenses disfrazados y gentes venidas de todas latitudes los que, sobre las 23:00 horas, empezarán a concentrarse en la movida de Santa Marina --alrededor de las plazas de Santa María de la Cabeza y de Conquistadores--, para después desfilar y tocar los tambores de forma incansable hacia la zona del Centro, alrededor de la plaza de España y calles adyacentes. Y, después de un tiempo de cachondeo integral, vuelta a Santa Marina, a su coqueta plazuela-auditorio. Y aquí tendrá lugar algo único: todas las comparsas y grupos de percusión de Badajoz, siguiendo una norma no escrita, irán uniéndose en una espectacular y grandiosa tamborada, codo con codo, tambor con tambor, entre gritos de identidad badajocense: ¡Eo, Badajoz, Badajoz, Badajoz!, --himno oficioso de la fiesta pacense--, ¡Badajoz, Carnaval! o ¡Esto es Carnaval! Y la plaza y la avenida de Saavedra Palmeiro seguro que se colapsarán, con una muchedumbre de máscaras interpretando la mayor tamborada jamás escuchada por estos pagos este año. Y los edificios y los ventanales seguro que retumbarán y aquí nadie podrá dormir esta noche, si no ha tomado antes las de Villadiego o... es sorda como una tapia.
La gente presiente que esto se va a acabar pronto y, en la víspera del adiós definitivo, se lo monta de puta madre. Y la gente de fuera que venga invitada, seguro que se quedará atónita al contemplar la "marcha" carnavalera que tiene Badajoz. Al menos, de sus grupos más organizados.
Y nuestros mozuelos y yogurines, ajenos a tanto tamborazo y tente tieso, seguro que, al igual que el pasado sábado, cogerán los caminos de sus botellones favoritos --plaza de San Juan, junto a la escalinata de la Catedral, plaza de San Atón, soportales de la calle Zurbarán, Los Cañones, etc.-- para formar inmensas colonias de jóvenes disfrazados, donde es dificilísimo moverse por su interior, con sus bolsas atiborradas de bebidas alcohólicas a precio de tienda, incluidas las reglamentarias bolsas de hielo y los vasos de plástico.

CON LAS DEL ALBA, A SAN ROQUE
Y, así, hasta que den las del alba, aunque muchos jóvenes y maduritos seguirán empinando el codo hasta que cojan la cogorza reglamentaria y tengan que dormir la mona en la puta calle o tirados en los portales de las casas. Y de aquí, a San Roque los que puedan o estén en semiestado de revista, en grupos, desfilando cual tropa derrotada en mil batallas en busca de la acogedora Asociación de Vecinos, que invita al carnavalerío superviviente --Martes de Carnaval ya-- a café bien cargado con dulces de la tierra y una copita de aguardiente. Todo un detalle con los que van a dar su "pésame" en el "velatorio" de la "pobre" Sardina. Que horas más tarde será enterrada esperpénticamente. Como mandan los cánones. Pero esa ya es otra historia.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Desfile de comparsas, entre el espectáculo y la rutina

Por El Avisador - 19 de Febrero, 2007, 16:19, Categoría: General

Soberbio, colosal, primoroso, deslumbrante, espectacular, grandioso y apetecible (en las primeras horas de la tarde), pero larguísimo, repetitivo, cansino, aburrido y rutinario (en las primeras de la noche) resultó el magno Desfile de comparsas del Carnaval de Badajoz, ayer domingo, tras más de cinco horas en las calles, con cinco mil participantes en acción, que se dice pronto. Y miles de personas de espectadores, sentados o de pie, que colapsaron el "sambódromo" pacense y las calles aledañas. Sin incluir el "tendido de los sastres", lleno hasta la bandera para contemplar in situ el grandioso espectáculo que discurría por debajo de sus balcones y ventanas. Que Alsime, de Almendralejo, había dispuesto 8.500 sillas, pero a 2,50 machacantes por barba. Con sus tarjetas identificatorias al cuello, como en los congresos y celebraciones de alto copete. Faltó que te dieran la carpeta con el programa y la revista. Aunque todo se andará. Y, lo que es bueno, con gentes del todo Badajoz y de la provincia, incluyendo centenares de portugueses.
La espectacular parada tendría su punto de concentración en los alrededores de  Puerta de Palmas, para ir estirándose por el Paseo fluvial y echar a andar por la avenida de Santa Marina. Pero la "cola" llegaba bien atrás, por la carretera de Circunvalación, a la altura del Embarcadero, donde se situaban los autobuses y el comparserío, cargado de todos sus pertrechos: gorros, estandartes, instrumentos de percusión, carritos de bebidas, carromatos y demás impedimenta.
Y el abajo firmante, que se iría al Paseo y a la zona de Puerta de Palmas, a coger a la gente con los preparativos y hacer tropecientas mil fotos. Como el amigo Javier Marcos Arévalo, los fotógrafos Vidarte --los primos Enrique y Juan Carlos-- y otros  profesionales de la cámara, que iban a captar lo mejor del día. Y allí hubo tiempo para recoger la presencia de personajes que no pueden faltar en estos desfiles, como Celestino Chaparro, un jubilata de La Estación que se empapela todos los años con cupones, participaciones de lotería y demás, y que este año iba disfrazado con estampas toreras desde el sombrero hasta los pies, y Sixto Barroso, un madurito de buen ver, que iba de Elvis Presley, con guitarra y puro, y que viene divirtiéndose a su aire desde 1992 con personajes llamativos como de "hombre lobo" y "Rudolf Hess", un tipo genial este marino mercante que "abre" todos los años nuestro desfile.

LAS MURGAS Y EL CARNABÚS, POR DELANTE
Arrancaría el desfile con las murgas --sólo unas cuantas, que todas no vienen, perdiditas que andan con tantas actuaciones noctámbulas, con recogida a las 10 de la mañana--, que desfilaron esta vez como comparsas, acompañados de sus mujeres, abuelos, niños y demás parentela, cantándole a la concurrencia de trecho en trecho. Después iría el Carnabús, repartiendo programas, caretas, pegatinas y diverso material publicitario con el "Víve las comparsas" de bandera, tras el que aparecerían las primeras agrupaciones, Los Soletes, con su perrito faldero también disfrazado, y Colorido sobre ruedas, Gente sin barreras, formada, como todos sabéis, por paralíticos cerebrales de Aspaceba, con sus monitores y auxiliares. Y allí que, para calentar motores, montarían un numerito de impresión, con tambores y ritmos a go-gó, besos y saludos al respetable, lanzamiento de serpentinas y todo. Y la gente, encantada, aplaudiendo a rabiar. Y después que me perdería, siempre en sentido contrario de la marcha, con mis dos cámaras en el morral. Con lo que tuvo uno tiempo de ver cómo las comparsas de la FALCAP estaban repartiendo unas pegatinas que decían: "El Ayuntamiento ignora a las comparsas". Pero las anti-FALCAP, que, aunque poquitas, haberlas, haylas, también repartían las suyas: "Museo, SÍ... pero no de la FALCAP" y "Pal observador de la FALCAP", con un gráfico de un puño cerrado y el dedo corazón sobresaliendo. Y es que los de Antonio García habían montado una red de "espías" en el trayecto para conocer, primero, y poner a caer de un burro, luego, los fallos y estropicios de la organización, que es del Ayuntamiento.
Cosas que pasan en la trastienda de estos fiestorros y que no salen nunca en los periódicos ni en las teles, pero que hay que conocer para saber que el trasfondo de los grupos del Carnaval de Badajoz no es una balsa de aceite, precisamente. Así que todas las pegatinas, material efímero si se quiere, pero de gran importancia para conocer cómo está el patio carnavalero en la ciudad, al morral.
La gente, entre paso y paso de comparsa se entretendría pacíficamente comiendo  pipas a discreción y metiéndose para el cuerpo unos bocatas de aquí te espero. Y es que la tarde se prometía larga. Mejor suerte corrieron los que se refugiaron en las cafeterías y los bares del recorrido, que harían su agosto, su septiembre, su octubre, su noviembre y hasta su diciembre. Y es que, con el frío y la humedad reinantes, a lo calentito, se estaba de puta madre, viendo el desfile sentados como unos señoritos.
Y los más pequeños tendrían también sus caprichos, en forma de globos de colorines, a 4 machacantes la unidad, manzanas acaramelas, a 2, los ricos parisienes, a 1, y las piluletas de caramelo, a 2. Como que los de los carritos ambulantes y los vendedores de globos se pusieron las botas, cómo iba el personal a aguantar cinco horas a sus chiquininos sin cansarse ni protestar.
Aunque me quedé con las ganas de ver a las comparsas más gamberras, como Riau-Riau, los Super KK, Water Closet y demás grupos despendolados, después de dos horas de aquí para allá con el comparserío, regresé con mi gente, que me esperaba, ricamente apoltronada y con unos cafés de impresión, en una céntrica cafetería de la avenida de Europa.

LOS LINGOTES, DE TALAVERA, PRIMER PREMIO
Ya en casa, tras el larguísimo desfile, al anochecer nos enteraríamos que había ganado la comparsa nº 42, Los Lingotes, de la cercana Talavera la Real, fundada en 1996 y una de las clásicas en el gran Desfile de Carnaval, que iban de impresionantes dragones. Acontecimiento para la pequeña historia del Carnaval de Badajoz, que es la primera vez que se lleva el concurso, en estos 27 años de fiesta, una comparsa foránea. ¡Enhorabuena!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog