26 de Enero, 2007

Ser escritor de provincias

Por El Avisador - 26 de Enero, 2007, 0:47, Categoría: General

Si prestamos oídos a los poetas de medio pelo y a los aspirantes a escritores, que en la ciudad son legión, las malas lenguas te hablarán de lo difícil que es publicar en Badajoz, que sólo lo hacen los que chupan de la teta de las Instituciones, los próximos al partido que manda en la Junta o los que pululan alrededor de las revistas y las antologías literarias del Ayuntamiento. Y si te vas a la provincia, a nuestros pueblos, las quejas y las lamentaciones subirán en forma exponencial, seguro. Pero no siempre es así, que hay gente que te da lecciones y saben buscarse la vida, no lloran como los capitalinos. Como un tal Juan Carlos Mata Amaya, técnico en electrónica y residente en Zafra, poeta, novelista, dramaturgo e investigador en sus ratos libres --¡cuatro en uno!, ¿será posible?--, que ha sacado no ha mucho un librito realmente raro y a sus expensas. Mejor, dicho, contando con el respaldo económico y material de siete empresas y asociaciones de su localidad. Y no se trata de poesías y cuentos sobre los rincones urbanos, las historias, las tradiciones, las fiestas y los personajes de Zafra, que son los temas recurrentes de todo escritor de provincias que se precie. Sino uno --abróchense los cinturones, que viene una doble curva-- sobre "la cuestión sucesoria de la España de 1700". Que tiene mandanga la cosa. Se trata de Los destinos se abren el camino (Estudio histórico sobre la cuestión sucesoria de la España de 1700), impreso en Zafra, en la Imprenta Rayego, año 1999. Librito de 57 páginas, perfectamente documentado, con su bibliografía, notas a pie de página y demás, Mata Amaya "pretende demostrar cómo Alfonso Dánvila, autor de El testamento de Carlos II, primera novela de la colección "Las luchas fratricidas de España", publicada por Espasa Calpe, S. A., narrando unos hechos acaecidos en el año 1700, realiza a la vez una dura crítica a la Iglesia y a la Monarquía borbónica de los años veinte. Asimismo --continúa el autor-- se deja entrever la utilización propagandística por parte de Franco que, tras la guerra civil, publica las novelas de la colección como arma contra los Borbones". Ni Maquiavelo, vamos.
Pues ahí tenéis a su autor, autoeditándose el librillo, nada de subvenciones oficiales --va prologado por el dueño de la Imprenta, Juan Tomás Rayego-- y que ha salido a la luz gracias al patrocinio del Hotel Huerta Honda, Hotel Don Quijote, Almacenes Bonifacio Cortegana, Club de Leones de Zafra, Pirotecnia Santa Bárbara, Harinera Panificadora María Auxiliadora e Imprenta Rayego.
Vaya desde aquí mi admiración y mi homenaje a gente como Juan Carlos --al que no tengo el gusto de conocer--, todo un ejemplo para los extremeñitos que sólo viven pendientes de la mamandurria oficial.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog