No me llames caballero

Por El Avisador - 24 de Enero, 2007, 14:50, Categoría: General

Caballero, desde los tiempos medievales, es el señor que va a caballo, a diferencia de los siervos de la gleba, la plebe, la gente del común, que siempre van a pie, andandito. No se vayan a acostumbrar a lo bueno y luego quieran ser todos iguales. Y en las romerías de Bótoa y del Rocío, el caballero te mira desde arriba, presumiendo y sacando pecho, como diciéndote "yo, arriba y tú, abajo", que todavía hay clases, moreno. Con el tiempo, la palabra caballero ha servido para designar al señor, al patrón, al dueño de la casa, al hombre de la familia, al padre y muy señor mío. Y, como adjetivo, dícese del que tiene un comportamiento de gran señor, educado, galante, amable, atento con las damas y tal. Pero hoy en día te dice caballero cualquiera: el barman, el repartidor de butano, el cartero, el vendedor del Mercata, la tendera de la esquina y... ¡el gorrilla de los aparcamientos! ¡Que manda huevos!
Pero que tus próximos y conocidos junto con las tías guapas de las encuestas telefónicas te digan por la calle o por teléfono lo de caballero, ésto, caballero, lo otro, es para tirar de la cadena. Y no lo soporto, es que se han olvidado de tí, ya no saben ni cómo te llamas y tienen que recurrir al manido caballero. Lo dicho, si me llamáis por teléfono o me veis por la calle, no me llaméis caballero, porfa.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog