El azud, un paraíso ornitológico

Por El Avisador - 15 de Enero, 2007, 16:39, Categoría: General

Aprovechando el insólito buen tiempo que gozamos por estos pagos, con temperaturas cálidas a mediodía y primeras horas de la tarde, los fines de semana son incontables los badajocenses que salen a gozar de los encantos naturales en algunos de los parajes que rodean a la ciudad. Unos se suben a los cerros cercanos --antes de que los colmaten con viviendas "todo a 60.000 machacantes"--, otros, al parque natural Tres Arroyos, en San Isidro, con los restos de una dehesa todavía de buen ver, y la gran mayoría que busca afanosamente las riberas del Guadiana. Lugares como el Embarcadero, el Pico, las Crispitas, Los Poyos, el cercano Gévora y el azud, en dirección SO. Lugares para el paseo recreativo, con y sin bicicleta, la pesca, la navegación en canoa y, en los últimos tiempos, para admirar y fotografiar in situ las evoluciones de miles de aves acuáticas y ribereñas, que el Guadiana, a su paso por Badajoz, con incontables isletas y dormideros, se ha convertido en un paraíso ornitológico de marca mayor, con ZEPA (sello de las zonas de especial protección de aves, que dicen los sabihondos) o sin ella. Y el lugar idóneo para contemplarlas es el azud, aguas abajo, en dirección Portugal, más allá de La Granadilla y el Nuevo Vivero.

EL AZUD
Porque el azud, si le quitamos los criminales accesos que tiene --uno por el antiguo ferial, junto a la subestación de Endesa-Sevillana, y el otro, por un camino lleno de cráteres junto a la Residencia de la Tercera Edad en La Granadilla--, es un sitio de los más tranquilos y relajantes que quedan en la ciudad. Y allí que nos fuimos con el hato y la cámara la patronal y el abajo firmante este domingo, contemplando la evolución de miles de aves junto a la "catarata" o minisalto de agua, adivinando entre ellas las clásicas garcillas bueyeras, las garcetas comunes, los somormujos, los cormoranes y otras aves menudas de cuello largo y pico alargado. Que incluso en sus cercanías había algunas cigüeñas y garzas reales. Lo dicho, un paraíso para quienes gustan de contemplar la Naturaleza en vivo y en directo, sin que te lo cuenten.
Pero como la dicha nunca es completa, aquel paraje, junto a la baranda final y el cartel de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, estaba hecho un asquito de tantos papelorios, condones, cristales rotos, latas, plásticos, cajas de tabacos y demás porquería dejada allí por los humanoides de la ciudad.
Por no haber, no había papeleras ni contenedores, pero la basura, la porquería, damas y caballeros, jóvenes y jóvenas, rapaces y yogurines, se guarda en una bolsa y se tira de vuelta a la ciudad en cualquiera de los muchos contenedores que hay. Que es lo que hay que hacer, so mostrencos, lo que os enseñaron en la escuela de chiquininos.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog