Pedro, el quinto Rey de la baraja

Por El Avisador - 7 de Enero, 2007, 16:26, Categoría: General

Que los Reyes de la baraja española son cuatro, todo el mundo lo sabe. Pero de lo que no se tienen noticias es que ha aparecido uno nuevo, el quinto, se llama Pedro y es de Badajoz. No luce cabellera lustrosa, barbas ni mostacho, ni viste capa de armiño ni corona de oro, plata y platino, que es más bien bajito, regordete, con poco pelo, jersey proletario con cremallera y ancha sonrisa. Mucha sonrisa, tal que es la marca de la casa. Y como sus colegas de Oriente, que se dedica a regalar presentes a sus amigos por Navidad y Reyes, pero unos presentes especiales: libros y de los buenos.
Que resulta que el pasado 5 acompañaba a mi compadre Noni García a unas gestiones rutinarias sobre la edición de panfletos varios y acabamos recalando en Indugrafic, el cortijo de los Pedros, saliendo de Badajoz por la N-V. Pero el que estaba de guardia era Pedro Felipe, que su tocayo, el Almoril, andaba de vacaciones. Cortas, pero vacaciones al fin y al cabo. Y tras exponerle el motivo de nuestra visita, tomar notas y tal, que va el tal Pedro, se levanta y aparece con un tocho de tamaño gigantesco, de lujo, y me dice:
--Toma, Pedro, esto para tí, sé que te gustan estas cosas.
Y me plantifica el Estatuto de Autonomía, del año 1983 por si lo teníais olvidado, editado por la Asamblea de Extremadura en 2005, recogiendo las actualizaciones de 1991, 1994 y 1999. Enorme, como si fuera un Cantoral de las Catedrales antiguas, de los que necesitas un atril para leerlo como Dios manda. ¿Me vería cara de diputado? Y es que este muchacho sabe promocionarte como nadie.

¡VA DE LIBROS!
--Y tomad éstos también.
Y nos saca un par de tochos de 373 páginas a todo color, Extremadura Restaura. Cinco años de actuación en el Patrimonio (1998-2003), de la Consejería de Cultura, con la ingente tarea recuperadora de los bienes muebles e inmuebles de nuestra Extremadura en ese período. Y, la verdad, a mí me quedó un
poco mosca lo del "restaurazo", no fuera a ser una indirecta del tal Pedro, ya que uno está en la edad en que te pueden llamar con toda propiedad "retablo" o "carroza".
Pero las dudas se disiparían cuando vemos que se levanta otra vez, busca en sus estantes y nos da el viaje refinitivo:
--Y aquí tenéis el regalo de Navidad de Indugrafic.
¿Y qué es, Andrés? Pues, en un estuche rojillo ad hoc, las tres mejores obras de Justo Vila, ese paisano
de Helechal, maestro, bibliotecario en jefe y juntaletras en sus horas libres, que va para Premio Nobel de Literatura, en papel de grosor especial y magnífica encuadernación en tela: La memoria del gallo (Badajoz, 2001),  La agonía del búho chico (Badajoz, 2004) y En cuanto amanezca. Viaje a la provincia de Badajoz (Badajoz, 2004). Las tres de la propia editora de Indugrafic, que aquí tienen de todo. Y el caso es que tanto Noni como el abajo firmante no dijimos ni pío ni pedimos nada, que sería por nuestra cara bonita.
Por lo que, automáticamente y por unanimidad total, mi compadre y yo acordamos nombrarle Rey para los restos. Pero no Rey de Copas, ni de Bastos, ni de Espadas ni de Oros, que los puestos ya están ocupados, sino Rey de Libros. Su Majestad Pedro Felipe, del Palacio de los Pedros, según vas para Mérida, capital del Imperio extremeño, impresor de la Muy Noble, Muy Leal y Muy Libresca ciudad de Badajoz y, desde ahora, quinto Rey de la baraja española.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog