¿Cómo andáis de almanaques?

Por El Avisador - 2 de Enero, 2007, 20:10, Categoría: General

Sí, los almanaques de toda la vida para seguir el paso de los meses, las semanas y los días del nuevo año. Con su Santoral y todo. Los de pared, que son los que se ven más. Y es que ahora se están repartiendo almanaques a diestro y siniestro por toda la ciudad. En las Cajas de Ahorro y, sobre todo, en los comercios y tiendas tradicionales. Los hay de varias clases: los de pared, con su enorme foto a todo color y la falsilla de hojas mensuales, los de sobremesa y los calendarios de bolsillo. Los tacos de hojas volanderas diarias se ven menos. La gente quiere saber más con sólo una ojeada: cuándo es el finde, cuánto falta para el próximo puente, qué días faltan para terminar el mes, qué mes viene después, etc.
Pues esta mañana que me he pasado por varios comercios y Cajas de ahorro del barrio y me han regalado una decena. Y me quedo con los que traen los números de tamaño familiar, que se vean bien a lo lejos. Sin embargo, los que me pirran son los populares, los que se lleva la gente del común para ponerlos de adorno en sus casas, al lado de la tele, junto al tresillo del comedor, el aparador y la mesilla del teléfono. No falla. Son esos que exhiben fotografías de lo más rebonitas, y que parece que siempre son las mismas todos los años. A saber: los que traen animalillos encantadores (gatitos, perritos, pollitos, caballos, guarrinos con sus crías...), los que presentan tiernos muchachinos, los de los grandes paisajes, ya terrestres, ya marítimos, los religiosos (Santos, Cristos y Vírgenes de especial devoción, con San Pancracio entre los más solicitados), los futboleros (para forofos atléticos, madridistas y culés, principalmente) y para de contar. Antes se repartían almanaques con tías buenorras, como para decorar las cabinas de los camioneros, pero ya están muy vistas con tanta web porno como pulula por Internet.
Estos almanaques, cuando me los dan, los recojo y los regalo. Y quien los recibe me lo paga con una sonrisa encantadora.
Ahora podéis encontrarlos en tiendas tradicionales y comercios como las panaderías, las fruterías, las pescaderías, los bares de barrio, así como en los talleres de encuadernación y en las imprentas. Hay que pedirlos después de la compra, claro. A no ser que seas cliente y te lo den por tu cara bonita.
A mí me han dado un par de ellos en la Casa del Pollo Asado de la avenida de Juan Pereda Pila, en el 9-B. Conozco al dueño desde hace años y, sin pollo ni nada, me ha regalado también unos de bolsillo y otro de sobremesa. Pero los mejores me los han dado en el Taller de encuadernación Caldera, en el 1-B de la calle Virgen de Guadalupe. Soy cliente de antiguo y cada año por estas fechas siempre tienen este detalle conmigo.
Así que el menda ya está servido. ¿Y vosotros?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog