31 de Diciembre, 2006

Las grandes noches de Badajoz

Por El Avisador - 31 de Diciembre, 2006, 12:44, Categoría: General

Hoy, Fin de Año, Badajoz revivirá una de sus noches más multitudinarias, ruidosas y festivas. Pero no es la única del año, que hay otras. Noches plenas de emociones y, según los casos, de excesos sin cuento, marcadas por la celebración de actos singulares y de alto contenido simbólico.
Por orden cronológico, la primera es la Noche de Reyes (5 de enero), cuando miles de familias, con sus pequeñuelos en lugar privilegiado, reciben la visita de los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar. Noche que se cierra bien de madrugada, con los grandes almacenes y comercios de juguetes y regalos abiertos al público. Lo mismo que las panaderías y dulcerías, donde se sirven los mejores roscones de Reyes de Badajoz.
La segunda es el Lunes de Carnaval, vísperas del Martes, día festivo y última jornada del Carnaval de Badajoz, que se despide, empalmando la noche con el día, con el popular Entierro de la Sardina, en el barrio de San Roque. Noche donde miles de carnavaleros, espléndidamente ataviados, aunan sus tambores para ofrecer una interminable tamborada a los gritos de ¡Eo, Badajoz, Badajoz, Badajoz!, ¡Esto es Carnaval! y ¡Badajoz, Carnaval!
La tercera tiene lugar en Semana Santa, entre los meses de marzo y abril. Concretamente, el Viernes Santo, cuando sale a hombros de sus costaleros la Patrona de Badajoz, Ntra. Sra. de la Soledad, en la llamada procesión del rosario o del silencio. Sola, enlutada, sin joyas y sin palio. Con miles de personas, especialmente mujeres, acompañándola por las calles céntricas de la ciudad, recogiéndose a las tantas en su plazuela en olor de multitudes y entre cantos de saetas, lágrimas, aplausos y vítores de ¡Guapa!, ¡Guapa!, ¡Guapa!
La cuarta es la Noche de San Juan, Patrón de Badajoz, al filo de las 0 horas del día 24 de junio. Con miles de pacenses apostados alrededor del río Guadiana, ocupando materialmente sus cuatro puentes y todos los rascacielos de los alrededores, presenciando una imponente tirada de fuegos artificiales. Tras los que el gentío se desparramará en busca del Ferial de Caya para rematar festivamente la jornada en las muchas atracciones y casetas del recinto.
La quinta es Nochebuena, el 24 de diciembre, vísperas de la Natividad del Señor, con todas las familias pacenses reunidas a mesa y mantel para degustar unas de las cenas más opíparas del año --con los mejores embutidos, carnes, pescados, mariscos, vinos y licores del mercado--, rematada con frutas exóticas y dulces típicos --turrones, mazapanes, polvorones, fruta escarchada, almendras garrapiñadas...-- y el cántico o la audición de villancicos populares. Cena donde la alegría general se entremezcla con la nostalgia y las lágrimas por la ausencia de los seres queridos ya fallecidos.
Y la sexta, Nochevieja, esta noche, precisamente, con otra cena pantagruélica, el ritual de las uvas, los brindis, los abrazos, el envío masivo de mensajes telefónicos y sms y un larguísimo fin de fiesta, hasta la mañana siguiente, Año Nuevo ya.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Nochevieja en Badajoz

Por El Avisador - 31 de Diciembre, 2006, 1:46, Categoría: General

Hoy, 31 de diciembre, último día del año, Nochevieja, Badajoz lo celebra de forma ruidosa y festiva. No es para menos, acaba el año 2006 y comienza uno nuevo, el 2007, al que hay que darle la bienvenida con el ritual adecuado --toma de las doce uvas a las doce de la noche y brindis, según los bolsillos, con champán, cava o sidra, los besos y los abrazos de rigor y las llamadas telefónicas en cascada--, al que seguirá una larguísima noche de fiesta que durará hasta bien entrada la mañana.
La noche de San Silvestre tiene en Badajoz tres momentos diferenciados. El primero, desde el mediodía hasta las 20-21 horas, con el personal joven concentrándose en los kioscos, bares, pubs y cafeterías populares de la ciudad, así como a su entrada, en grupos de amigos, para beber copas de forma ininterrumpida. Mientras, en las casas se ultiman los detalles de la gran cena.

LA CENA Y LAS UVAS
El segundo, sobre las 10-11 de la noche para dar cuenta en familia de la última comida pantagruélica del año. A la que seguirá, siguiendo las retransmisiones televisivas, el ritual de las doce uvas desde la madrileña Puerta del Sol, seguido del champán, el cava, el turrón, los polvorones, los abrazos y las mil y una llamadas a familiares y amigos repartidos por el ancho mundo. Pero hay otro gran sector de pacenses, cada año en aumento, que, tras la cena, las copas de ritual y lo que caiga, suele acudir a la fiesta que organiza el Ayuntamiento todos los años en la plaza de España. Lugar donde se pueden tomar las uvas, regaladas por la Asociación de Empresarios del Casco Antiguo (AECAB) y brindar con las bebidas que cada cual aporte al fiestorro. Este año, a partir de las 23 horas, con campanadas a cargo de nuestro todoterrenal Emilio González Barroso, seguidas de un fin de fiesta que durará hasta las cinco de la madrugada. Con disjockeys a la última, animación audiovisual y discotequeo del bueno hasta que el cuerpo aguante.
Y como contraste, que en Badajoz hay gente "pa tó", unos minutos antes de las 24 horas, salen de estampida de la plaza sanjuanera varios centenares de corredores de todas las edades, sexo y condición, cada una corriendo o marchando a su aire, en la segunda edición del cross de San Silvestre en la capital pacense, que concluirá en la plaza de Conquistadores, junto a El Corte Inglés, trayecto de apenas un kilómetro.

LOS COTILLONES
Y el tercero, sobre la una de la madrugada, 2007 ya, con la celebración de numerosas macrofiestas y multitudinarios cotillones repartidos por toda la ciudad y su extrarradio, con miles de personas, especialmente jóvenes y maduritas, ataviadas con sus mejores galas: ellos, de gris o de negro, con su chaqueta y corbata, y ellas, con vestidos de gala a la última, de escotes generosos, con su joyerío y complementos a juego, amén del abrigo o chaquetón de pieles para el regreso. Y, como manda la tradición, portando prendas íntimas de color rojo chillón, el color de la suerte. Fiestas todas ellas con su bolsa de cotillón, barra libre, bufé abierto y discotequeo a un millón de watios, que acabarán por la mañana o hasta que el cuerpo aguante, después de meterse el mocerío unas migas con café bien cargado o los clásicos churros con chocolate.
Y tras la "batalla", en la hora de la recogida, habrá quien tenga lucidez para decir eso tan clásico:
--¡2006 ha muerto! ¡Viva 2007!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog