El que a este mundo vino y no toma vino, ¿a qué carajos vino?

Por El Avisador - 21 de Diciembre, 2006, 2:41, Categoría: General

El vino, bebida sagrada y popular donde las haya, es, sin duda de clase alguna, la bebida por excelencia de la cultura y la sociedad mediterráneas. Con una importancia cada vez más destacada en las economías de países como España, por su climatología y horas anuales de radiación solar, lo que ha dado lugar a un número elevado de hectáreas de vides plantadas, bodegas, tipos de uvas y marcas de vinos en todas nuestras Comunidades autónomas. Y qué decir del vino como elemento favorecedor de la sociabilidad, cuando es raro un grupo que se reúna --amigos, colegas, grupos de matrimonios, peñas, asociaciones, celebración de bodas, primeras comuniones, comidas de empresa, fiestas populares...-- y no beban unas copas de vino para celebrarlo. El vino, tomado con moderación, está considerado como un factor saludable en la alimentación de tipo mediterránea. Lo contrario que tomado en exceso, por las graves consecuencias que origina: alcoholismo y dependencias, borracheras, broncas, accidentes de circulación, problemas de adaptación laboral, etc.
Las propiedades del vino, junto con sus consecuencias personales, familiares y sociales, han sido descritas desde tiempos inmemoriales por el pueblo llano y recogidas en el Refranero, sabiduría de siglos condensada en frases cortas y directas, generalmente rimadas.
Ahora que se están haciendo los preparativos gastronómicos para Nochebuena y Navidad, el buen vino --blanco, tinto, rosado, cava...-- no debería faltar en las mesas de nuestros hogares. Máxime si tenemos tan buenos caldos en Extremadura, con o sin Denominación de Origen (Ribera del Guadiana). Para calentar boca, ahí va una gavilla de refranes españoles, recogidos de mi libro El Refranero en la Escuela (Badajoz, 1985, 2 vol.) y de varios sitios de Internet:

Al pan, pan, y al vino, vino.
 Amigo de taza de vino, mal amigo y peor vino.
Amigo viejo, tocino y vino añejo.
A mucho vino, poco tino.
Agosto madura y Septiembre vendimia la uva.
Antes de comprar las uvas, compra las cubas.
Boda sin borracho, téngolo a milagro.
Casa hecha y viña puesta, ninguno sabe cuanto ella cuesta.
Caracoles sin vino no valen un comino.
Casa, la del padre quiero; viña, la que plantó el abuelo.
Comer sin vino, comer mezquino.
Con pan y vino se anda el camino.
De buena madre, buen hijo; de buena pipa, buen vino.
De los vinos, el viejo; de los amores, el nuevo.
Día de agua, o a la taberna o a la fragua.
Después de beber, cada uno da su parecer.
El agua, la vida acorta; el vino la alarga y conforta.
El bebedor fino, a sorbitos bebe el vino
El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.
El buen vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.
El pan, con hartura y el vino, con mesura.
El que a este mundo vino y no toma vino, ¿a qué carajos vino?
El vino, poco, trae ingenio; mucho, se lleva el seso.
El vino que es bueno no ha menester pregonero.
En este mundo mezquino, cuando hay para pan no hay para vino
La mujer y la viña dan al hombre alegría.
Libros, vino y amigos..., antiguos.
Mala es la llaga que con vino no sana.
Ni bebas sin ver, ni firmes sin leer.
Ni mesa sin vino, ni sermón sin agustino.
Noble sin dinero y bota sin vino, no valen un comino.
No echéis agua en el vino, que andan gusarapas en el río.
Pan de ayer, vino de antaño y carne manida, dan al hombre la vida.
Pan, que sobre, carne, que baste, y vino, que no falte.
Para el viejo, leche y vino añejo.
Para que el vino sepa a vino, se ha de beber con un amigo.
Por la mujer y el vino yerra el hombre su camino.
Quien a la taberna va y viene, dos casas mantiene.
Quien bebe mucho de mi bota no se verá en otra.
Quien buen vino tiene, gusta dos placeres: lo bebe y lo huele.
Quien tinto lo bebe y blanco lo mea, algo le «quea».
Si bebes para olvidar, paga antes de empezar.
Si bebes vino con maleducado, por cada vaso tuyo él beberá cuatro.
Si la mar fuera vino, todo el mundo sería marino.
Tabernero diligente, de quince arrobas hace veinte.
Verterse el vino es buen sino.
Viejo que buen vino bebe, tarde muere.
 Vino añejo, amigo viejo.
Vino mezclado, vino endiablado.
Vino puro, dirá quién es cada uno.
Vino que no lo sepas mear, no lo debes probar.
Vinos y amores, los viejos son los mejores.
Viña en cuesta, mucho cuesta.
Viña preciada, dámela en solana.
Yantar sin vino, convite anodino.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog