Nanas de la modernidad

Por El Avisador - 20 de Diciembre, 2006, 9:53, Categoría: General

Navidad es tiempo que recuerda el nacimiento en Belén de Jesús Niño. Reflejado en un tierno y sonriente infante, recostado, semidesnudo, sobre una canastilla. Tiempo que nos inspira ternura y nos trae añejos recuerdos de cuando nuestras madres, abuelas y tatarabuelas tenían a sus pequeñuelos y los dormían dando tantarantanes a las cunas, en los brazos o al compás de nanas entrañables. Hoy día los padres modernos, que necesitan un libro de instrucciones para dormir a sus bebés y van siempre con prisas, ya no le cantan nanas a sus chirivejes. Para estos padres posmodernos van dedicadas estas nanas --algunas de ellas, extremeñas--, entresacadas de varias colecciones de nanas hispanas (*), pero personalizadas, cambiando "mi niño" o "mi niña" por nombres propios de plena actualidad. Ahí van estas diez, a ver qué pasa:

1
Duérmete, Leonorín de Todos los Santos del Almanaque,
duérmete mi amor,
duérmete, vida mía
de mi corazón.

2
Pajarito que cantas
en la laguna,
cállate, que mi Borja Mari
duerme en la cuna.

3
Nana, nanita nana,
nanita ea,
mi Jairo Fernando tiene sueño,
bendito sea.

4
Este Carlos Alfredo chiquito
no tiene cuna,
su padre es carpintero
y le va a hacer una.

5
Ágata Luz de la Pradera, bonita,
flor de canela,
tan bonitica
como tu abuela.

6
Pajarillo que cantas
en un almendro,
no despiertes a mi Rodrigo de las Mercedes,
que está durmiendo.

7
Esta Paqui del Amor Hermoso
no quiere dormir,
que cierra los ojitos
y los vuelve a abrir.

8
Mi Vanessa de las Mercedes,
que nació de noche,
quiere que la lleven
 a pasear en coche.

9
A-rro-ró, mi niño,
mi Luisma Cristofer duerme,
con los ojos abiertos,
como las liebres.

10
Duérmete, Tamara Carlota
que viene el coco,
y se lleva a las niñas
que duermen poco.

¿Qué tal? Si los nombres son otros, los cambiáis tranquilamente, estáis en vuestra casa. Si veis que hacen efecto y vuestros niños se quedan "roque" a los primeros compases, la cosa funciona y habrá que patentarla. Ahora, si los zagales cogen una llantina de no te menees y os dan la noche, la madrugada y llegan así al amanecer, dadles el bibe, colegas, que tienen más hambre que los pavos del tío Perico.
______
(*) C. Bravo Villasante, Antología de la Literatura infantil española 3 (Folklore), Madrid, 1985, 3ª ed., J Calles Vales, Cancionero popular, Madrid, 2000, y F. Cillán Cillán, y Nanas y rimas de la primera y segunda infancia, Cáceres, 2003.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog