El chritsma de Antonio

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2006, 17:03, Categoría: General

Todos los años por estas fechas, los españolitos nos dedicamos a intercambiar con fruición millones de chritsmas o postales navideñas, deseándonos una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. Y lo que antes hacíamos mayoritariamente a través del correo, con su postal reglamentaria, sobre y sello incluidos, ahora se hace a través de Internet, por correo electrónico, con postales rebonitas, música y vídeo incluidos. Así y todo, todavía queda gente que, por tradición y buen gusto, lo sigue haciendo en papel. Como Antonio, un cura de Mérida que, desde hace un cuarto de siglo, me manda su extraordinaria postal. Sin fallar nunca y de los primeritos. Y aunque uno le corresponda tarde, mal o nunca, mi Antonio no lo tiene en cuenta, ni te borra de su lista ni nada parecido. Y ahí está, erre que erre, dándome todos los años una prueba de amistad, sensibilidad y buen gusto. Y de pasión literaria y cristológica. Porque, digámoslo ya, además de cura de tronío, mi Antonio es poeta y teólogo. Un poeta de cuerpo entero, al que se le entiende todo. Y escribe como los ángeles, especialmente villancicos.
Su tríptico de este año viene presidido por una reproducción del cuadro de Murillo "La Virgen y el Niño", con un mensaje en la esquina inferior derecha, que dice: "Paz y Felicidad, amigos, porque DIOS ES AMOR". Y ya en el interior, un villancico del amor, otro del desamor y, finalmente, una reflexión teológica, titulada "Navidad otra vez", cuajada de citas bíblicas para aquellos que quieran profundizar en estos textos antonianos. Una auténtica gozada, gratis total, porque sí, de mi amigo Antonio. Y aquí, una muestra:

Dios es amor. ¡Aleluya!
El viento en la noche sueña,
varada quedó la luna
la noche de Nochebuena.
Y aquí, otra:
Mi Niño, pan candeal,
el hambre abrasa,
¿por qué el hombre se agosta
en la distancia?

Y el tal Antonio, poeta y teólogo popular, además de profesor de Secundaria y canónigo de la Concatedral de Santa María, que todo hay que decirlo, es Antonio Bellido Almeida, cura párroco de Santa Eulalia, en Mérida, la capital del Imperio... extremeño.
Gracias, Antonio, por tu tríptico navideño y, sobre todo, por tu amistad de años. Que el Niño-Dios te dé larga vida.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog