Una pasada de libros y lectores en el Palacio de Congresos de Badajoz

Por El Avisador - 8 de Noviembre, 2006, 21:12, Categoría: General

Ayer, martes, concluía la segunda y última jornada del I Simposio Internacional de Universidades Lectoras en Badajoz, con otra movida de impresión, aunque algo más relajada que el día anterior. Y desde que se abrieron las puertas, los distintos espacios del Palacio, enclavado en el histórico baluarte de San Roque, se volverían a llenar de mil y una actividades: charlas, conferencias, mesas redondas, encuentros con escritores y profesores, simposios virtuales, exposiciones de libros y revistas, incluidos los escritos en la hermosa lengua de Saramago, además de los talleres literarios, los cuentacuentos para los pequeñuelos y el siempre atractivo tuneado de libros. Y por allí irían apareciendo, guiados por sus solícitos maestros y profesoras, tropecientos mil alumnos, desde preescolar a las Medias, pasando por los de primaria. Y de todas las etnias habidas y por haber, chinos, hispanoamericanos, norte y centroafricanos, etc. ¡Qué mogollón había a eso de las doce, la hora del recreo! Y en esto que aparecieron ellos. ¿Que quiénes son ellos? ¡Quienes van a ser!, los de Aspaceba, que repetían visita con una cuadrilla de mozuelos y señoritas de buen ver, con sus carritos y todo, al mando de una tal Berta y un tal Víctor. Y, claro, con sus monitores, logopedas y auxiliares de fieles escoltas. Y allá que se fueron a la terraza atrincherada del vestíbulo, junto a los libros por tunear, y aquello fue una fiesta libresca como pocas se han visto. Y venga a coger libros, a retocar sus páginas con lápices y rotuladores de colores, a personalizarlos, que dicen los sabihondos, y a la bolsa, que éste me lo quedo. Y ése, también. Y aquél otro, pásamelo, que lo voy a quedar chuli. Y, entre tanto, vengan fotos y sonrisas. Y Berta, con su inseparable bolsa, repartiendo caramelos con cuentagotas a quien ella sabe. Y Víctor y demás colegas, curioseando por todas partes, saludando a diestro y siniestro con palmadas y abrazos que casi te quedan seco. Y el resto, jugando con una imponente araña de mentirijilla que había en el vestíbulo, capaz de asustar a cualquier desprevenido que cayera por el lugar. Y Pedro jr., el  logopeda, que se deja llevar por sus chicos y chicas, que no lo dejan, que no. Y los de la organización, rendiditos ante tanta efusión de voluntad por vivir con señorío, junto a los demás, superando las propias dificultades físicas y psíquicas. Todo un ejemplo el que dieron las verdaderas estrellas del Simposio.

EL HIJO DE DON ARSENIO Y DE DOÑA MERCEDES
Pero la jornada nos depararía más emociones. Porque viendo las evoluciones del equipo ofimático del Simposio --Carlos, Paco y Alberto, tres jóvenes expertos en nuevas tecnologías--, el trío que grababa todo lo que se movía en el Palacio para llevarlo a la web --www.universidadeslectoras.com--, ocurre algo imprevisto, por desconocido: tratando con Paco, resulta que es Francisco Muñoz de la Peña, hijo del que fuera extraordinario maestro de escuela y escritor prolífico, don Arsenio Muñoz de la Peña Mulas, un maestro de otra época, un clásico de los que ya no se ven, y de doña Mercedes Castrillo, su santa madre, profesora de Confección en la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz, ya fallecidos, con quienes mantuvimos una profunda amistad en Badajoz, y a quienes todavía recordamos con especial cariño. Y nuestro Paco, cuando lo sabe, que se emociona y de sus ojos brotan unas incipientes lágrimas. Y le decimos que bien orgulloso debe sentirse de ellos, ahora que no están, aunque la vida les deparara momentos muy duros. Como a tantas familias. Y me entero que Paco, el hijo de don Arsenio y de doña Mercedes, se gana la vida como profesor de Ciencias Químicas en el IB Carolina Coronado, de Almendralejo, y tiene abierto una web sobre temas educativos de grandísimo interés --http://aula21.net/, con un montón de información, recursos, consejos, programas y enlaces de lo más variopinto--, el más visitado de las Españas, con... ¡más de cuatro millones de visitas en el contador! Y con un cafelito, servido por la amabilísima Vanessa, la azafata cafetera del Simposio, nos relajamos recordando algunos de los buenos momentos vividos en Badajoz con sus padres, y que él desconocía. Y, en la despedida, emocionado y agradecido nuestro Paco, el hijo de don Arsenio y de doña Mercedes, que te dice venga un abrazo, coge la dirección de mi web y de mi blog, que me tenéis en Almendralejo para lo que gustéis, me encantaría que me hicierais una visita, que este día ha sido inolvidable para mí.
Y para nosotros, Paco, y para nosotros.


¿DÓNDE ESTÁN LOS MAYORES?
Pero la vida sigue y, ya por la tarde, con cada mochuelo en su olivo, las distintas salas y estancias del Palacio --todas ellas dotadas de ordenadores portátiles a la última, micros y pantallas-- que veo cómo una profesora de la Facultad se dirige a mí y, con la preocupación reflejada en su rostro, me pregunta por los mayores, qué dónde están. Se trata de doña Guadalupe y es profesora de 3º de la Universidad de Mayores y, azorada, quiere saber dónde andan. Que ha quedado con los suyos esta tarde en el Palacio de Congresos para lo del Simposio lector y no sabe dónde se han metido. Y la tranquilizo haciéndole saber que estarán repartidos por las diversas aulas de arriba, que algunos habrán hecho monta y otros se habrán ido de picos pardos por ahí, como pasa siempre con los mayores, los medianos y los pequeños. Y, además, que ya son mayorcitos, que no se preocupe, que ya irán apareciendo. Y sonreimos distendidamente los allí los presentes, entre los que se encuentra Martín, un colega suyo de Facultad, que está a la espera de presentar la revista Campo Abierto.
Y mientras esto ocurre, en el lado opuesto un grupo de ciudadanos comprometidos, que montan un chiringuito solidario. Son los de la Plataforma 0,7 y allí han plantado en menos tiempo que canta un gallo una mesa con folletos, trípticos y listas de recogida de firmas para pedirle al Ayuntamiento de Badajoz que no sea tan roñoso y que done de una puñetera vez el 0,7 % de sus Presupuestos para empresas solidarias en el Tercer y Cuarto Mundos. Y allí está la jefaza del 0,7 en Badajoz, Mercedes Navarro, junto a sus fieles colaboradores, explicándolo todo divinamente, animando a todo el mundo a firmar y a comprometerse con los más pobres del planeta.

DESPEDIDA
Y llegada la hora de la clausura, mira por dónde, cuando se acabó el café Delta, que llega la consejera de Educación de la Junta de Extremadura, doña Eva Pérez, para dar la última puntada al Simposio. Y con el auditorio a medio llenar, allí intervienen Ángel Suárez, Eloy Martos y la propia consejera. Eloy Martos, manejando con aplomo los datos locos de su bloc de notas, haría un canto apasionado en homenaje a los lectores, los destinatarios de los libros. Y explicaría el por qué de salir de los lares universitarios al Palacio de Congresos --a pesar de algunas dificultades técnicas, como la falta de estanqueidad de las salas, donde todo se oía, por lo que pedía disculpas--, para que la sociedad visualizara más y mejor a la Universidad. Y pediría, entre otras cosas, que los universitarios dieran ejemplo con su actitud lectora, comprometida, independientemente de la Facultad a la que pertenezcan, que la lectura contribuye a formar ciudadanos responsables, libres y críticos. Que sigan abriéndose a otros Centros de enseñanza de la Región, como las escuelas y los Institutos. Y anunció que seguirán ampliando sus proyectos y actividades para que otras Universidades de España se enganchen y tengan continuidad los trabajos y las ideas de este primer Simposio. Por lo que, en esta línea de trabajo, pidió a la consejera la continuidad de los apoyos institucionales. Ángel Suárez, por su parte, y con su proverbial sobriedad, recapituló todo lo habido en estas dos intensas jornadas y prometió que a partir del día siguiente empezarían a ponerse en marcha más actividades de promoción y dinamización lectora.
(¡Al día siguiente! ¡Literal, al día siguiente dijo el andoba, con todos hechos polvo! ¡Pero habrá que coger antes un año sabático!, ¿no, don Ángel?)
La consejera, encantada de haberse conocido por encontrarse entre profesores, universitarios, libros y lectores, daría la enhorabuena a todos los organizadores por el éxito de este Simposio, la guinda de la tarta de otros de similar corte celebrados este año en Extremadura, según dijo. Y les animó a seguir por esta senda, para lo que se ofreció personal e institucionalmente.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog