Carta de Santiago a los Mayores

Por El Avisador - 2 de Noviembre, 2006, 1:34, Categoría: General

Como viene siendo costumbre al principio de curso, Santiago García Aracil, arzobispo de Mérida-Badajoz desde septiembre de 2004, está mandando unas cartas sencillas y fraternas a todos los miembros de su amplia grey, que somos la tira. Como los buenos pastores de la Iglesia, igualito que aquellos de las primeras comunidades cristianas, las de los primeros siglos, que utilizaban las cartas para transmitir las verdades de la fe y los consejos prácticos que se deducían de tales principios. Como hacía un tal Pablo de Tarso, con sus epístolas a los Corintios, a los Tesalonicenses, a los Gálatas, a los Romanos, a los Efesios y a todo el que hizo falta. Bueno, pues ha llegado Santiago de Mérida-Badajoz y que está quedando chico al tal Pablo, el famosísimo Saulo, el temible azote judío de los cristianos que se convirtiera al cristianismo tras caerse del caballo, camino de Damasco. Y es que, además de escribirles unas letras a los sacerdotes, a los religiosos, a los catequistas, a los cofrades, a los enfermos, a los niños, a los matrimonios, a los pobres de solemnidad, a los presos y a un largo etcétera, también ha mandado una a los mayores, o séase, a los componentes de la Tercera, Cuarta y Quinta Edades juntas, que somos legión en los tiempos que corren. Eso está bien, ponerse en contacto con los colegas, que don Santiago también pertenece a la quinta de los seniors. Valenciano, con 66 tacos, uno menos en Canarias, recién llegado como obispo de la Diócesis de Jaén.

CARTA DE SANTIAGO
Y en la carta te dice, entre otras cosas, que "me uno a vosotros en vuestras alegrías y sufrimientos, en vuestras ilusiones y vuestras plegarias", que "el Papa Benedicto XVI, en su reciente viaje a España, ha destacado mucho vuestra importancia en la familia y en la sociedad. Ha dicho que vosotros aseguráis el afecto y la ternura que todo ser humano necesita dar y recibir. Y ha manifestado su deseo de que siempre os sintáis formando parte del círculo familiar, aunque no estéis en la misma casa con vuestros hijos y nietos". Y, asimismo, que "ha dicho a todos que vosotros sois un tesoro, una riqueza de las familias y, como tales, debemos amaros y atenderos con verdadero agradecimiento". E, inmediatamente después, prosigue Santiago de Mérida-Badajoz que "al comunicaros estas cosas, que son tan bellas como verdaderas, quiero invitaros a dar gracias a Dios", porque "Él es quien os ha adornado con todos estos dones y quien os ha regalado la vida de que disfrutáis". Por último, te pide que, "cuando recéis, pedid por vuestros hijos y por vuestros nietos, por los matrimonios y por los jóvenes, por lo que sufren sin esperanza y por quienes trabajan por dar a conocer Jesucristo, nuestro Señor y Salvador". Y como remate, "No os olvidéis de rezar por vuestro Arzobispo y amigo. Así me ayudaréis a ser fiel al Señor en la misión que me ha encomendado, y a ser un padre bueno y un pastor solícito para los cristianos de esta Archidiócesis de Mérida-Badajoz". Y la despedida: "Que el Señor os bendiga. Yo os envío un abrazo a todos. Santiago, Arzobispo de Mérida-Badajoz".

GRACIAS
Pues que queréis que os diga. Uno, que es creyente pero no de piedra, se siente conmovido por esta carta tan directa como afectuosa a los mayores, y le doy las gracias al escribidor. Desde aquí, en Internet, en este blog. Espero que algún buen samaritano digital se las haga llegar, que sólo he saludado a don Santiago un par de veces y no frecuento su amistad. Que lo máximo a que llegué como "cargo" en la Iglesia fue a monaguillo, allá en mi pueblo, cuando mozalbete.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog