8 de Julio, 2006

¡El mundo está oscuro, ilumina tu parte!

Por El Avisador - 8 de Julio, 2006, 20:08, Categoría: General

Este mediodía, al pasar por los alrededores de la antigua Escuela de Magisterio --hoy, Colegio Público Arias Montano y Centro de Profesores y Recursos--, en la céntrica avenida de Colón, una pintada en uno de sus laterales me llamó la atención. Rodeada de brochazos sin cuento, siglas, gráficos y arabescos multicolores, una larga frase, escrita con letras minúsculas pero del tamaño XXXXXXL, me provocó una sonrisa: El mundo está oscuro, ilumina tu parte. Genial, con mensaje perfectamente entendible. Y es que la metáfora de la luz, alumbrando calles y plazas, pueblos y ciudades, casas y rascacielos, caminos, cañadas y veredas, se entiende divinamente.
¡Y con autocrítica y todo! ¡Que ya está bien de echarle las culpas de los males del mundo a todo lo que se mueve a nuestro alrededor! A las suegras, a los políticos de todos los colores del arco iris, a los ricos y a la gente VIP, al clero y al madero, al Ayuntamiento, a los fachas y a los ácratas, a los que les gusta la carne o a los que son vegetarianos... Nos está diciendo el anónimo grafitero que, si queremos que las cosas funcionen, hay que empezar por uno mismo. ¡Si hasta la frase parece salida de un pasaje evangélico! ¡Si quieres transformar el mundo, hazlo tú primero... y con tu parcela, tu entorno, tu ambiente! ¡Ilumina tu parte, colega! Definitivamente, una pintada para la antología grafitera de Badajoz. ¿Es o no es?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Murió el escultor Juan de Ávalos, extremeño universal

Por El Avisador - 8 de Julio, 2006, 16:45, Categoría: General

                                    

Acaba de morir en Madrid, a los 94 años de edad y rodeado por el calor de los suyos, el escultor Juan de Ávalos y García-Taborda (Mérida, 1911). Escultor de fama universal, con cientos de obras suyas repartidas por medio mundo, Juan de Ávalos, pasará a la Historia por ser el escultor del Régimen de Franco, el autor de las monumentales imágenes en mármol de Cuelgamuros, el Valle de los Caídos, gigantesco panteón donde se encuentran enterrados, entre otras víctimas del bando nacional durante la guerra civil (1936-39), José Antonio Primo de Rivera, el fundador de la Falange, además del propio creador del franquismo, Francisco Franco.
De formación academicista, estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Artista de gran proyección nacional e internacional, posee una vasta obra repartida por toda la geografía mundial, sobre todo en la faceta de monumentos conmemorativos y estatuas ecuestres. Juan de Ávalos trabajó entre otras obras en la Basílica y en la Cruz del Valle de los Caídos construido después de la Guerra Civil usando como mano de obra a prisioneros del bando de los vencidos y a obreros civiles. La aportación de Juan de Ávalos en este monumento se ciñe a la realización de catorce esculturas: cuatro evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) y cuatro virtudes cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza) en la base de la Cruz, cuatro arcángeles en el crucero de la Basílica, el grupo escultórico de la Piedad en el pórtico de entrada a la Basílica y, posteriormente y por encargo de la Abadía benedictina, una escultura de Cristo resucitado en el cementerio de los PP.BB en el mismo Valle. La altura de la colosal Cruz es de 150 m. y sus brazos miden 46 m. Por el interior sube un ascensor.

HOMBRE MARCADO
El escultor extremeño, que ha vivido marcado políticamente por su obra del Valle de los Caídos, mantenía con su región y ciudad de procedencia, una relación de amor-odio difícil de explicar. Porque, por una parte, nunca recibió la consideración debida, sólo el título de académico de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las
Artes, y, por otra, la mayor parte de su obra, donada para el futuro Museo Juan de Ávalos, duerme todavía el sueño de los justos en diversos locales de Mérida, rodeada de telarañas, suciedad, cochambre y abandono. Ahora, con su muerte, seguro que los que lo relegaron al ostracismo salen a la palestra cantando las glorias artísticas de este extremeño universal, de este hombre genial que, como tantos otros creadores, fue producto de una época. Que, ahora, por mor del revisionismo histórico que nos corroe por los pies, ya están echando abajo sus colosales estatuas en media España.
Juan de Ávalos, a pesar de su edad, continuaba trabajando, y estuvo hasta última hora en su estudio con varios proyectos entre las manos, entre ellos los relieves que le habían encargado para el monumento a Alfonso XIII en la localidad madrileña de Colmenar de Oreja.

ÁVALOS EN BADAJOZ
La ciudad de Badajoz cuenta nada menos que con ocho estatuas y grupos escultóricos repartidos por la extensa red viaria de la población, siendo el artista que más trabajos urbanos tiene expuestos. Y son éstos:
Al héroe caído. Jardines de la Trinidad o de La Legión, 1950.
Cuatro evangelistas. San Mateo (con el ángel), San Marcos (con el león), San Lucas (con el buey) y San Juan (con el águila), jardines de la Trinidad o de La Legión, 1950.
Los Monteros, grupo escultórico cinegético basado en un cuadro de Adelardo Covarsí. Cabeza del Puente de la Universidad, Paseo fluvial, 1968.
A los extremeños universales
. Avenida de Colón, 1983.
La ciudad sobre el río
. Avenida Sinforiano Madroñero, 2000 (?).

***
Y termino: ¿se sumará Badajoz --sus Instituciones, asociaciones y colectivos varios, sindicatos y partidos políticos-- a la corriente revisionista de la Historia que emana de las más altas instancias del Gobierno y pedirá que desaparezcan o se almacenen en algún trastero sus estatuas de la época franquista? ¿Seguirá adelante el proyectado Museo de Juan de Ávalos en Mérida? ¿O se pasará un tupido velo, como hasta ahora?
_____________________________
La fotografía está tomada de www.elmundo.es/magazine/2001/114/1007133379.html

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Carta de Praga!

Por El Avisador - 8 de Julio, 2006, 9:15, Categoría: General

Entre la correspondencia de la primera semana de Julio, quitando las de siempre,  las que te cuestan un ojo de la cara y parte del otro --luz, agua, electricidad, bancos, teléfono, El Corte Inglés, etc.--, además de las que traen invitaciones a actos culturales --Junta de Extremadura, Consejería de Cultura, Ayuntamiento de Badajoz, Museos de la ciudad, Gran Hotel-Casino, etc.--, éstas gratis, por el morro, menos mal, resulta que me viene una carta singular, con sus sellos y todo. ¡Nada menos que de la Embajada de España en Praga, la hermosísima capital de la República Checa, en el corazón mismo de Europa! ¡Tierra de Kafka, Rilke, Havel, Dvorak, Iván Lendl...! Y remitida por un tal Ramón Machón, con un librillo de poesía dentro. Extremeño peculiar y atípico a quien no tengo el gusto de conocer y que, gracias a mi blog en Internet, nos hemos puesto en comunicación, intercambiando opiniones, direcciones de correo y, en este caso, libros. Y resulta que, además de un montón de cosas --lector de español, traductor de la Embajada de España, intérprete y patrón de la librería internacional, galería y café U Knihomola, de Praga-- el tal Ramón que va y que se dedica a escribir poesía en sus ratos libres. ¿Pero de dónde los saca? ¿Cuántas horas tiene el día para el andoba? Y, por lo que he leído, como los mismitos ángeles. Y el librillo que me manda es su última obra, El Amor, ese animal dormido, primer premio de Poesía de YoEscribo.com (Barcelona, 2005), con el que se embolsó el colega nada más y nada menos que 3.000 machacantes. Una pastizara.

EL AUTOR
Le pedí unos datos biográficos y mi Ramón que me los manda casi de inmediato, que reproduzco para que lo conozcáis mejor:

Nací en Valencia (Cuart de Poblet) porque a mi padre, militar de aviación, lo destinaron allí en los años sesenta del siglo pasado, pero él y mi madre son de Santa Amalia. Así que en mi casa siempre se han combinado a la perfección la paella y el gazpacho extremeño. Al girar la cabeza siempre me he encontrado con Portugal a un lado, y el Mediterráneo al otro, porque los primeros seis años de mi vida los pasé en sus orillas. En el 72 volvimos a Extremadura, y en el 83-84 me marché a Madrid para estudiar, y de allí a la entonces Checoslovaquia, hoy República Checa. Aquí enseñé español, y trabajé en diferentes asuntos antes de entrar en la Embajada de España en Praga, como administrativo y traductor. Así que soy burócrata, poeta, músico frustrado, posible escultor, y vete a saber cuántas cosas más, siempre alrededor de lo inútil y del arte. No he podido prescindir de la escritura, aunque lo he intentado, y tampoco consigo dejar de fumar. La poesía, a veces, ha sido perjudicial para mi salud, pues la obsesión de escribir ha llegado a agotarme mentalmente, en temporadas de especial intensidad vital y creativa, que suelen coincidir. Ahora vivo en Praga (...), viajo los fines de semana a Alemania, Polonia y Eslovaquia (...), pues esto de estar en el corazón de Europa tiene la ventaja de estar cerca de todo, excepto de España y Extremadura.

LA OBRA
La obrita, de 50 páginas, contiene XVIII poemas apasionados, sensuales y, en ocasiones, perturbadores. Todos van sin título y no dejan indiferente a nadie. Como prueba de lo que digo os traslado uno de ellos, el XVI:

Avísame cuando el hielo rompa
cuando la leche suba cuando el sol
deponga su actitud escurridiza.

Entonces saldré a zancadas
gritando espumas al aire
como hijo de acantilado,
con los ojos inyectados
en la sangre iluminada del deseo.

Avísame a la hora de los perros,
cuando las lagartijas del asfalto
cierran de placer los ojos.

Vestido de levita blanca saldré
a las calles de ese mediodía exacto:
Cuando la sombra de un hombre cabe
bajo las suelas de sus zapatos.
Saldré atrapador de gozos
husmeando las esquinas de tu cuerpo
silente, plácido, impasible,
multiplicado.

Finalmente, el traductor, intérprete, librero, pintor, escultor, músico, etc., además de poeta, que va y me lo manda dedicado. Todo un señorial detalle:
"Para Pedro Montero, estas pocas palabras todavía inciertas. Con mi agradecimiento y amistad. Ramón Miguel Machón Pascual (rubricado). Pragajoz (sic), 26 Junio 2006".
Y ya para que lo nombremos cónsul perpetuo y honorario de Badajoz y Extremadura en la República Checa, que va y me cuenta que "sigo leyendo el Avisador desde Pragajoz (sic), donde el Guadiana se convierte en Moldava y la Alcazaba en Castillo".
***
¡Gracias, señor embajador en Pragajoz..., digo, señor traductor, músico, intérprete, escultor, poeta y no sé cuántas cosas más! ¡Ha sido un placer leer tu librillo!
Aquellos que queráis estar al loro de su obra, podéis consultar la página web de Yo escribo (http://www.yoescribo.com), donde podéis leer sus páginas, una vez registrados convenientemente, bajarlo de Internet o pedir el libro directamente al departamento de librería.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog