¡Un gorriato en el Palacio de Congresos!

Por El Avisador - 25 de Mayo, 2006, 8:25, Categoría: General

Ayer por la tarde, en compañía de las pequeñuelas de la familia, cogimos la verea, vía Puerta del Pilar, y nos plantamos de nuevo en el Palacio de Congresos de Badajoz, en la que fuera histórica plaza de toros de la Ronda del Pilar. Habíamos pedido hora y, aunque era la tercera vez, merecía la pena volver para enseñar el Palacio a Laura y Clara, las benjamines del clan. Unos minutos antes de las seis de la tarde, una treintena larga de personas de diferentes procedencias --clubes deportivos, cofradías de penitencia y gente en familia-- nos apostamos a la entrada. Con ayuda de Puri Lorca, una guía amable y documentada, y con un tríptico novedoso sobre este Palacio, "concebido como una pieza de escultura más que de arquitectura". te dicen, hacemos de nuevo el recorrido recomendado: vestíbulo de entrada --con sus asientos-trinchera, inmenso auditorio de tonos azules, escenario, palcos y lucernario, las dos gigantescas fachadas cilíndricas y sus dependencias, bajando para curiosear al final por los servicios y vuelta de nuevo al vestíbulo de entrada. Dejando aparte los datos técnicos, que se darían, la guía puso el énfasis en las formas, en los diseños, en la iluminación, tanto la natural como la artificial, en los colores y sus contrates... En tanto, a nuestro paso, se notaban los remates de última hora, especialmente en el acabado de pintura, barnizado y encerado. Los olores lo denotaban. Cincuenta minutos muy bien aprovechados esta vez, que la guía se encargó de dar muchos detalles que no conocíamos, matizando informaciones que nos habían llegado, etc. Pero la anécdota de la jornada la protagonizaría un gorrión, avecilla que entró como una exhalación en la sala de exposiciones cuando andaba el grupo por allí. Y se metería por aquellas dependencias, perdiéndosele la pista. Y es que, según la autorizada guía, todo está abierto, puertas y ventanas, no hay llaves ni cerrojos, todo está comunicado. Y, en la despedida, tiempo para recibir la última información: que a mediados de agosto, coincidiendo con el aniversario de la toma de Badajoz por los nacionales en la guerra civil --14 de agosto de 1936--, a la que seguirían los terribles fusilamientos de republicanos en el albero de la malhadada plaza, se va a inaugurar a la entrada del Palacio un monumento de homenaje a todas las víctimas, monumento de diseño tubular entrelazado, muy "raro" si se quiere, pero que con la luz solar de esas fechas proyectará unas sombras en forma de flor, perfectamente visible para todo el mundo.

UN GORRIÓN EN EL PALACIO

Y, claro, que me viene un anónimo y vulgar gorrión común, se aprovecha de tanto "libertinaje" y se cuela sin pedir permiso ni nada. ¿Creyendo que era un congreso de gorriatología? ¿Nos confundiría con una banda de gorriones, algo talluditos ya, por cierto? ¡Un gorriato visitando el Palacio de Congresos, por la cara, sin pedir cita previa ni hora! Para mí que esto es cosa de algún lumbrera de la Consejería de Cultura, asesorado por alguien de la de Medio Ambiente, uno que quiere dar la nota y subir puestos en el escalafón, para que al final, cuando hagan las estadísticas, se diga: visitantes, tropecientos mil, y gorriatos, uno. Y es que los debe tener amaestrados y apostados por el baluarte, para que se cuelen cuando las visitas. O, a lo mejor, es que se trataba de un pobre gorriato que no tenía nido, ni agujero, ni rama donde asentarse y dormir. Y que se buscaba la vida para encontrar su habitáculo, un sitio donde criar, descansar o esperar acurrucado los amaneceres. Que los gorriatos de Badajoz también tienen su corazoncito. ¿O no?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog