14 de Mayo, 2006

Sábado, sabadete, en la Feria del Libro

Por El Avisador - 14 de Mayo, 2006, 10:27, Categoría: General

Ayer sábado, el calor fue la tónica dominante en Badajoz, con cerca de 30º a mediodía. Así y todo, mucha gente que se dio un voltio por la Feria del Libro. Por la mañana, el todoterrenal y entusiasta Vicente García Estop, con sus "muchachos", los de la Asociación de Antiguos Alumnos de la Universidad de Mayores, dando lectura a los trabajos premiados del certamen "Memorias del tiempo viejo", con un accésit --te dice-- de una abuelina con... ¡92 años! Y a la entrada de la carpa, un puesto que reparte claveles entre los asistentes, jubilatas y pensionistas todos ellos. Y a las 12,30, el plato fuerte del día. Y, por partida doble, que Alberto González Rodríguez, historiador y cronista oficial de Badajoz presentaba dos libros, dos. El primero, uno sobre un personaje que le es muy querido, de quien se ha convertido, además de máximo experto, en su biógrafo. Uno con muchos apellidos que nació en la calle de Santa Lucía y que fue el español de sangre no real que más títulos, honores y poder acumuló en toda la historia de España; el badajocense más relevante de todos los tiempos --llegaría a ser lo que hoy se estila como Jefe del Gobierno de España--, pieza fundamental y benéfica para los intereses de nuestra nación en uno de los períodos más dramáticos de nuestra historia, intitulado Príncipe de la Paz, cuya memoria sigue lastrada por una infame leyenda negra, atacado injustamente desde Extremadura --Vicente Barrantes y Nicolás Díaz y Pérez, entre otros-- y sumido hoy en la ignorancia y el desprecio de muchos de sus paisanos. La última "faena", según su biógrafo, despreciando su nombre para el recién inaugurado Palacio de Congresos de Badajoz. Ahí es nada, don Manuel Godoy Álvarez de Faria Ríos Cáceres Ovando y Sánchez Zarzosa, nacido en Badajoz un 12 de mayo del año del Señor de 1767. El libro se titulaba Badajoz y Godoy, publicado por el Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento e impreso por Tecnigraf. Y el segundo, esta vez como editor, de la edición en facsímil de Crisi histórica de la Ciudad de Badajoz por don Ascencio Morales. Crisi, y no crisis, que esa era la palabra correcta en su tiempo, que quería decir Tratado, Estudio o Informe --manuscrito de larguísimo título que se iniciaba así: Informe al Rey Fernando VI, ó Crisi histórica de la antigüedad y fundación de Badajoz y lugares de su obispado (...)--, hecho en el año 1754 por el magistrado de la Real Audiencia de Sevilla, don Ascencio Morales, a petición del Rey Fernando VI, para conocer los títulos y propiedades eclesiásticos del Reino de España, en un pleito larguísimo que mantuvo con la Santa Sede, con datos cogidos in situ en el archivos de la Catedral, en el del Seminario, en el de la Diócesis, etc. Libro imprescindible para conocer los entresijos de la Historia de Badajoz, agotadísimo, de la edición que se hiciera --unos 300 ejemplares-- en 1908, y uno de cuyos ejemplares, el que sirvió para hacer esta edición facsímil, estaba actualmente en poder de la familia de don Jesús Nicolás Parrilla. Originario, posiblemente, de su abuelo, que fue un farmacéutico conocido en Badajoz. Libro que, también editado por el Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Badajoz, viene con un detallado y preciso estudio introductorio de Alberto, que lo hace fácilmente comprensible. Libro, en resumidas cuentas, imprescindible para los amantes de la ciudad y su historia, y que, junto con el primero, constituyen la aportación especial de este Ayuntamiento a los fastos del XXV aniversario de la Feria del Libro.
Pero al término de las presentaciones, una pega: y es que el kiosco de bebidas de la plaza estaba cerrado. Incomprensible, tratándose de la Feria y del calorcillo que hacía. Así que... ¡a tomarse unas cervezas a tu barrio!
Por la tarde, la cosa cambió y a partir de las siete, aquello se puso de bote en bote, con decenas de vecinos, acompañados de sus críos. Niños, muchos niños, que coparían los talleres vespertinos y el teatro de guiñol, con sus padres encantados de haberse conocido. Y los 27 puestos de la Feria, a tope también, con mucha gente yendo de una en otra. Y el kiosco, lo mismo, llenos sus veladores, dando una estampa de sosiego y frescura a la Feria. Ya más tarde, a eso de las nueve de la noche, asistimos a una interesante mesa redonda sobre el Libro y sus perfiles, con gente de lo más variopinta --Manolo Pecellín, Isidro Álvarez, Aurora Gómez, José Luis Álvarez, Santiago Fernández, etc.--, bajo la moderación de doña Consuelo, la concejala de Cultura, que este año se está multiplicando. Que eran las diez de la noche y allí seguían, mientras las casetas recibían la orden de cierre por la megafonía de la organización.
La cosa marcha --con Pepe Vela y los hermanísimos Vidarte, omnipresentes a todas horas--, y ya me he hecho de un librito para empezar, uno de Tomás Martín Tamayo, Cuentos en verde aceituna, que se lee de un tirón, de Carisma Libros, la editora del simpar Paco Huerto, baranda del gremio de libreros de Badajoz. Y ya se están agotando las existencias de otros que se refieren a Badajoz, como uno que se llama La Plaza Alta de Badajoz. Estudio histórico-artístico, de José Manuel González González..., ¡antes de que sea presentado, esta tarde, precisamente! Que le fui a echar el guante y había desaparecido de las estanterías. Y que después actúa la Banda municipal de música. ¡Libros y música, qué pareja más bien avenida!

¡Nos vemos en la Feria del Libro!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Algo pasa en el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento!

Por El Avisador - 14 de Mayo, 2006, 9:09, Categoría: General

¡Sí, no hay duda, algo está pasando! Que dos de los integrantes de la oficina, los periodistas Juanma Cardoso y Chelo G. Palomares, buenos amigos nuestros, andan cojos por ahí con ayuda de muletas, a consecuencia de sendas lesiones en los tobillos, con caídas sospechosas. Que se les ha podido ver en la Feria del Libro andando a trancas y barrancas con sus muletas. La cosa da que pensar, pues son tres en la oficina y dos están fuera de combate, que la otra, Victoria, no se ha roto nada todavía. ¿Una epidemia? ¿Un mal de ojo? ¿Alguien que les está poniendo chinitas en el camino para que tropiecen? ¿Una conspiración judeo-masónica-comunista contra el Gabinete periodístico municipal? ¿Rivales del propio gremio que les están "haciendo la cama" para dar ellos el salto? Pues habrá que que seguirles la pista, que dice uno de la pasma, jubilata y amigo mío, que la cosa tiene mala pinta.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog