Para Gonzalito de la Gonzalera...

Por El Avisador - 9 de Mayo, 2006, 13:19, Categoría: General

...el niño más guapo y travieso de los Entrines, en el Día de su Primera Comunión, sus tíos Encarni y Manolo, desde Barcelona, le desean que pase el día más feliz de su vida en unión de sus queridos padres, hermanitos, tías, primitos y demás familia. Vaya para él "Su primera comunión", de Juanito Valderrama.
Así comenzaba, más o menos, una larguísima retahila de dedicatorias en los años 50 y 60 del pasado siglo cuando nuestros niños y niñas hacían su Primera Comunión en Badajoz, a través de las radios locales del momento. Para aquellos que ya peináis canas, los que ya la hicísteis en su época, os la recuerdo:


 
Música: M. Serrapí (Niño Ricardo) y J. Escolíes
Letra: J. Valderrama



I
Como una blanca azucena,
lo mismo que un jazmín
va mi niña hacia la iglesia,
a la iglesia de San Gil.
Ha cumplido siete años
y va a recibir a Dios;
mi niña toma rezando,
su primera comunión.
En el quisio de la puerta
estamos su madre y yo
con lágrimas en los ojos
y risa en el corazón.
 
ESTRIBILLO
Un coro de serafines
hay en el Altar Mayor,
que está mi niña tomando
su primera comunión.
De rodillas es tan bonita
y tiene tanto salero,
que le da el agua bendita
un angelito del cielo.
 
I I
Mi niña ya está en mi casa,
llena de gracia de Dios:
cómo la mira su madre
y cómo la miro yo.
Cariño de mi cariño,
alegría de su amor,
la nieve y el blanco armiño
copiaron de tu candor.
Para un padre y una madre
no hay alegría mayor
que ver hacer a sus hijos
la primera comunión.


Eran tiempos marcados por la sobriedad, la economía y la sencillez. Los trajes, blancos, impolutos, nos los hacían en casa o en las modistas y sastras de la vecindad. Trajes que había que guardar para los hermanos pequeños, para cuando les llegase su día. La comida era familiar y a nuestros niños, junto con los amiguitos de la vecindad, se les servía chocolate con picatostes, con cuidado de que no se manchasen, que había que ponerse el traje de nuevo en la procesión del Corpus Cristi, unas semanas después. Los regalos que recibían nuestros niños eran las tradicionales muñecas o las no menos clásicas equipaciones de fútbol, con sus balones y todo, especialmente los de cuero, con cordones, como los que utilizaban los mejores equipos de la Liga de la época, entre ellos el Atlético de Bilbao, el equipo de todos los niños de España. Y a jugar con los amiguitos a Castelar o el Parque infantil, hiciera el calor que hiciera. Igualmente, te regalaban tebeos --el TBO, el DDT--, los de Roberto Alcázar y Pedrín, el Capitán Trueno, Hazañas bélicas, etc., además de ropa y dinerillo para meterlo en la hucha o en la cartilla, que había que ahorrar, pero no se sabía bien para qué.
Las fotos de ceremonia nos las hacíamos en Foto Julio, Foto Pepe, Foto Vidarte o Foto Garrorena. Y el celebrante más común de las misas de Primera comunión solía ser el Obispo, el recordado don José María Alcaraz y Alenda, que se multiplicaba. Y es que éramos menos niños en esos años, no como ahora.
***
Pero hoy día, en los albores del siglo XXI, con una sociedad distinta, con otras mentalidades, otra cultura y otras costumbres, las cosas --salvo la recepción del Sacramento, que sigue teniendo el mismo significado-- son muy distintas. Pero de ello hablaremos en una próxima entrega.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog