Pinturas y dibujos de Cándido Lechón

Por El Avisador - 22 de Marzo, 2006, 12:00, Categoría: General

En la sala Vaquero Poblador de la Diputación Provincial anda expuesta estos días una ingente exposición de pinturas y dibujos de Cándido Lechón Montes, pintor autodidacta nacido en Puebla de la Calzada (Badajoz) en 1945, pero que pasó la mayor parte de su vida entre Mérida y Badajoz, residiendo en la actualidad en la capital extremeña, Mérida. Su exposición la componen 45 cuadros de pintura, principalmente óleos sobre lienzos, y 18 dibujos de lápiz acuarelado (sic) sobre papel y tinta china sepia, también sobre papel. La temática de Cándido es ambiciosa y toca casi todos los palos: paisajes, retratos, naturalezas muertas, flores, etc., destacando los de ambiente rural y campesino: pueblecitos, campos, árboles, casas antiguas, puertas viejas, etc. En algunos de estos cuadros utiliza una técnica mixta: pintura más escultura (marcos de una ventana, de una puerta, etc.), y en tres de sus cuadros cambia el óleo por el pastel. Y como la colocación de los cuadros, mezclados todos ellos, puede desorientar a cualquiera --ocupan la sala, más el patio de columnas y las paredes del amplio hall de la Diputación--, yo sugiero que hagáis el siguiente ejercicio. Lo primero que hay que hacer es irse al interior sonde están sus mejores trabajos: sus extraordinarios dibujos naturalistas. Con una técnica rayana en la perfección, allí podemos admirar a diversos animales del hábitat silvestre extremeño, reflejados de tal manera que ni el propio Félix Rodríguez de la Fuente, de grata memoria, mejoraría: martines pescadores, zorro, corzo, águila real, gineta, perro mastín, etc. Y, ya puestos, hay que seguir con los dibujos en tinta china de algunos monumentos de Mérida (Teatro romano, Acueducto de San Lázaro, Puente sobre el Guadiana, Templo de Diana, etc.). Y, al final, volvemos a la pieza central y al resto de las dependencias, donde podemos admirar el trabajo esforzado de un hombre por reproducir de forma realista el campo y el mundo rural extremeños, con sus dehesas, chozos, alcornoques, huertas y corralones. Sus bodegones están muy bien conseguidos, especialmente la Ristra de ajos, que aparece colgada, con gran verosimilitud, La cesta de membrillos --, magnífico cuadro, todo un homenaje a los clásicos del bodegón español--, Las cerezas del Jerte o Preparando el picadillo, donde un buen observador puede averiguar cómo se hace un picadillo a la extremeña. Vean: 4 tomates bien rojos, 2 pepinos, 1 pimiento y aceite virgen (que viene en una alcuza de latón). Hay otros detalles que me recuerdan a Ricardo Renedo: las puertas de las casas tradicionales, con sus maderas envejecidas y sus cerrojos oxidados y unas Labores de siempre (de encajes de bolillos), y también a Jaime de Jaraíz, con su Plancha y mantel (blanquísimo, con puntillas). Como también hay otros que me recuerdan a Félix Fernández Torrado, con exposición conmemorativa en Badajoz, como su Aledaños del río Guadarranque (Las Villuercas) y su Muerte y vida en la dehesa, con un impresionante tocón de encina en período de decadencia.
Como veréis, un alumno aventajado de los grandes maestros de la pintura extremeña. Que su mérito y trabajo tienen. ¡Enhorabuena, don Cándido, pintor autodidacta, dibujante naturalista de la Puebla, pero que vive en Mérida, por esta lección de extremeñismo!
La muestra estará abierta en esta Sala (calle del Obispo San Juan de Ribera, 6) hasta el 29 de este mes, en los horarios de costumbre: de lunes a viernes (mañanas, de 10 a 14 horas y tardes, de 17 a 20,30 horas). Sábados, sólo mañanas.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog