¡La tienda del chiste!

Por El Avisador - 17 de Marzo, 2006, 8:41, Categoría: General

Ayer a mediodía fuimos Pili y yo de garbeo por la badajocense plaza de España a hacer un par de gestiones. Y, en un momento determinado, a la salida del Ayuntamiento, que me voy por la calle de San Juan mientras ella entra en algunas tiendas del lugar. Y, mira por dónde, recalo en Almacenes Lola (antes, La Paloma), la que hace esquina entre las calles San Juan y Virgen de la Soledad. En la espera tengo tiempo de echar un vistazo al chiste de la semana que, en gran tamaño, exhibe el local en uno de sus escaparates. Y es que, antes de seguir, hay que decir que estamos ante "la tienda del chiste", toda una institución comercial en Badajoz que antes ejercían en este mismo local los afamados Almacenes La Paloma, de Hormeño y Ruiz, propietarios también de tiendas emblemáticas del Casco Antiguo como Los Ángeles y Brummel. Y, como era gracioso, lo cuento:
Están dos pastores con un pequeño rebaño de ovejas y el perro, en el campo. Uno de ellos, subido en un promontorio y con unos prismáticos, está divisando el horizonte. El otro, al pie, que va y le pregunta:
--Mariano, ¿estás mirando si viene cerca la Primavera?
Y el de los prismáticos:
--Lo que veo venir es un pedazo de Declaración de Hacienda que me va a dar en los hocicos.
Y que va una oveja y salta:
--Eso..., y nosotras con menos papeles que el coche de Farruquito.
El autor del chiste semanal es Francisco Javier Moreno Camacho, conocido humorista gráfico local, pero que atiende por "Kiko".
En éstas estaba, cuando saludo a una señora que salía de la tienda de retales, le hago algunas preguntas y resulta que era nada menos que Lola Martínez Arias, la dueña del local, otra institución entre los buenos comerciantes del Centro. Y, ya dentro de la tienda, aquello fue lo que no está escrito: que me conoce de Badajoz, igual que a Pili, y me habla con pasión de su Almendralejo, de su trabajo, de su familia, de sus hijas y de sus nietos --y saca una abultada carpeta de fotos--, de su adorado padre, de quien aprendió el oficio --José María Martínez Ramos, en su tienda de Almendralejo--, de que lleva 32 años en Badajoz, donde está a gustísimo, y 17 en la tienda --el 7 de agosto pasado los hizo--, de su afición a decorar escaparates, de los muchos premios que se ha llevado --y se sigue llevando--, de que sabe... ¡tocar el piano!..., y de no sé cuántas cosas más. Y me saca una carpetilla con recortes de prensa, fotografías, revistas antiguas, fotocopias... Y me cuenta y no para, claro es, de los chistes, que los lleva poniendo desde hace unos 5 años. Que éstos son de "Kiko" y los pone de sábado a sábado, que diarios no puede ser, que paga 15 machacantes por trabajo a su autor. Que los antiguos que se ponían en La Paloma --el chiste del día-- eran del pintor, dibujante y fotógrafo Alberto González Willemenot, padre de Alberto González Rodríguez, cronista de la ciudad. Que la tienda es ya conocida en Badajoz como "la tienda de los chistes", que vienen gentes de fuera, gentes nacidas aquí pero emigrantes en otras tierras, y que siempre se pasan por su tienda para ver el chiste. Y que su esquina se ha convertido en lugar de citas entre amigos y amigas, diciendo eso tan socorrido de "quedamos en la puerta del chiste".
Y tiene tiempo la amabilísima Lola de enseñarme un montón de fotografías de sus escaparates. Que Lola es una artista de la decoración y ambientación comercial, por lo que veo. Y allí tengo tiempo de observar fotos de escaparates exornados con los más sugerentes motivos: Navidad, Reyes Magos, Semana Santa, Carnavales, Entierro de la sardina, Sorteo de la Lotería de Navidad, con los niños de San Ildefonso y "El calvo" de la suerte, el Día de la Castaña, Romeo y Julieta, El fantasma de la Ópera, la Boda del príncipe de Asturias con la Leti, la Vendimia --con parras y racimos de uvas traídos ex profeso de Almendralejo, faltaría más--, de la Matanza en invierno, etc., etc. Nos enrollamos y Lola me cuenta algunas sabrosas anécdotas. Como cuando puso la ambientación dedicada al tiempo de matanza, que obsequiaba a sus clientes, a modo de prueba, con una tapita de chorizo y una copa de vinillo del bueno. Pues bien, resulta que entraron dos "marujonas" y, en vez de servirse una muestra, que van y cogieron medio pan y cuarto y mitad de chorizo cada una, a modo de bocata, y se los jincaron allí mismo, con su cuartillo de vino y todo, a pesar de las protestas de la buena de Lola.
Y, como era la hora del cierre, que nos despedimos con besos y abrazos, como si ya fuéramos de la familia, que sus fotos las pone a mi disposición, que me va a mandar una dirección de correo electrónico para que le escriba...
¡Señoras y señores... ésta es Lola..., Lola Martínez Arias, una dama de Almendralejo que lleva la sangre del comercio en las venas..., Lola, la de Almacenes Lola, la tienda del chiste en Badajoz!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog