Diciembre del 2005

Pregón de Nochevieja

Por El Avisador - 31 de Diciembre, 2005, 19:13, Categoría: General

Hoy es Fin de Año, Nochevieja. Como despedida del año, en un día tan significativo y para estar al loro, he confeccionado este Pregón, el último también del año. Ahí va y que Dios reparta suerte:
De parti del Avisaó
sus jago sabé
qu'esta noche's Nochevieja,
que no'es noche de dormí,
q'ha parío la estanquera
un guarro jabalí...
Pos, como sus decía,
qu'esta noche,
sábado, sabadete,
camisa blanca y porvete,
hay que'stá preparaos
pa las doce uvas
y lo que sarga'andispué.
Qu'el tío Migué,
el baranda del pueblo,
ha preparao un fiestorro fetén
en la plaza prencipá,
al laíto mesmo de la Catedrá de Badajó,
la qu'ha'estao sin reló desde Adán y Eva,
y al lao mesmo tamién de la'statua
del pintó de brocha fina El Morale,
uno que lleva allí esperando la'intemerata,
y paice que no ha terminao entoavía el cuadro.
Pos como sus decía,
que andispué de cená
con la parienta o con'el maromo,
que sus vayáis p'allá
con los chiquininos
y con los abueletes,
pero venirsus abrigaos,
qu'el resencio es de la hostia
y podéisus quedá frito como los pajarito.
Pos iciros tamién
que las uvas son de balde hogaño,
de gañote total, de válvula,
que te las dan regalás los mendas
del comercio, el bebercio y las tiendas
del Cascote Reusao de Badajó.
Y que v'a presentá el Milio Barroso,
uno que palra mu bien palrao,
un guaperas mu refinao y mu bien trajeao.
Y que tengáis cudiao con las uvas,
no sus vayáis a atragantá.
Y que sus llevéis el'acava
pa brindá por el'Año nuevino.
Qu'andispué va'habé bailoteo der bueno,
q'hay que mové'l'esqueleto,
que viene uno pa pinchá los disco,
uno que le llaman Julito Piedá,
uno mu moderno y espabilao,
que sus va a poné tó l'úrtimo,
y P'afuera telarañas, de la Bebe, la paisana.
Que tamién habrá discos dedicaos,
como El carro del Manolo Escobá
y el Paquito Cocholatero, del maestro Gabi.
Y ponéisus cudiao,
no sus cambiéis de pareja de gorpe
con tanto bailoteo,
y la parienta y el maromo
se pongan mosca y s'arme la de Dió.
Y que andispué podéis dirsus
a las discotecas de la capitá,
qu'hay fiestorros mu sonaos
hasta que'l cuerpo aguante.
Pero debís tené cudiao
con empiná'er codo,
q'aluego tenéisus que conducí
y que sus pueden pará los picoleto
o los madero del sheriff Sardiña.
Asín que llevarsus uno que no sople,
que sus lleve de conductó na más.
Tamién podéisus cogé
los coches de punto y los buses,
llevá apuntaos los teléfono.
Pero no sus orvidéis
de llevá recargaos los amóviles
por si sus perdéis
y hay que dir a recogersus al quinto pino.
A los niñato y yogurine
que no le hagáis judiá a los viejetes,
y no les tiréis petardos
ni bombas fétidas,
qu'eso'es malo p'al corazón
y la pué diñá'rguno, los probe.
Asín que ya lo sabéis,
vamos a tené la fiesta'en paz
y que sus divertáis.
¡Feliz Año Nuevino!
He dicho.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

31-D: la noche más larga

Por El Avisador - 31 de Diciembre, 2005, 10:24, Categoría: General

 

Hoy, 31 de Diciembre, el santoral nos recuerda la antigua y entrañable advocación de Nuestra Señora de la Leche y el Buen Parto, y a una cuarentena de Santos de nombres a cual más peregrino --Atalo, Ausgenio, Dominanda, Eustasio, Leobardo, Rogata, Rústica, Zótico, etc.--, entre los que sobresale el de Silvestre. Sin que sepamos bien por qué, San Silvestre quedó en el calendario popular como titular del último día del año, pasando los demás a un segundo plano. Silvestre I (314-335) fue el 33º Papa de la historia y con él la Iglesia salió de las catacumbas tras el Edicto de Milán, otorgado por el emperador Constantino en el año 313. Según cuentan las crónicas, a San Silvestre se le recuerda más por los sucesos que acaecieron en su pontificado, marcado por la fuerte personalidad del emperador, que por su vida y milagros, aunque hasta nosotros ha llegado aureolado de leyendas y tradiciones piadosas. Muerto en el año 354, no es hasta el siglo XIII cuando se generalizó su fiesta el 31 de Diciembre en Occidente.

La Nochevieja, el paso del año saliente al entrante, de siempre ha sido la jornada más festiva del año en España por sus connotaciones rituales de cambio, frontera y renovación. Tradicionalmente, la iconografía popular ha representado el año saliente como un anciano decrépito y de barba blanca, encorvado y con una guadaña o apoyado en un bastón, toda una admonición de caducidad y muerte. En cambio, el entrante aparece siempre como un rubicundo y regordete recién nacido, todo un canto a la vida y a la esperanza.

 
En la ciudad de Badajoz el día de San Silvestre tiene dos momentos bien diferenciados, separados por las campanadas de medianoche. El primero, coincidente con las horas de mayor luminosidad --desde mediodía  hasta las ocho o las nueve de la noche, horas de cierre de los bares-- tiene por objetivo “despedir” el Año viejo en amor y compaña, en la calle, con la gente ajetreada ultimando todos los detalles de la cena familiar o ocupando las cafeterías, bares, plazas y veladores más céntricos entre brindis, bromas, cánticos y lanzamiento de petardos. De forma multitudinaria, los jóvenes suelen ser sus protagonistas principales y su consigna, "nos vemos en los bares". En el “intermedio” hay que volver al hogar, donde las familias se reúnen alredededor de la mesa-camilla para dar buena cuenta de la última de las cenas más opíparas del año. El ritual de las 12 uvas ante las pantallas de la televisión, los brindis con cava --este año, mayoritariamente extremeño--, los abrazos y felicitaciones mutuas y la posterior cascada de llamadas telefónicas marcan ruidosamente el paso del Año Viejo al Nuevo en los hogares pacenses. Los más callejeros, sin embargo, si el tiempo acompaña y bien pertrechados contra el frío, se apiñan en el viejo Campo de San Juan para cumplir con el ritual de las doce uvas ante el reloj del Palacio Municipal, celebración que da paso en la misma plaza a la noche más larga y ruidosa del año entre saludos y abrazos, músicas y bailes, sorbos de cava y licores, trasiego de turrones, mantecados y polvorones y lanzamiento de serpentinas y confettis. Y, como digno remate de la fiesta, con una gran tirada de fuegos artificiales.
El segundo momento se inicia con las primeras horas del nuevo día ya y tiene por objeto “recibir” el año de la manera más festiva posible. Siguiendo una norma no escrita, hay que ser testigo, paso a paso, hora a hora, de los primeros momentos de vida del año entrante. Ya de madrugada, miles de pacenses, en especial jóvenes y adolescentes, ataviados con sus mejores galas --ellos con ternos oscuros y corbata y ellas con vestidos glamourosos y escotados--, celebran animadísimos bailes y cotillones en locales tanto de la ciudad como del extrarradio. En estas “macrofiestas”, hay tiempo para todo: buffet abierto, bebida (barra libre), música, bailes, erotismo a raudales e intercambio de regalos “picantes”. Como mandan los cánones, prendas íntimas de color rojo. A la hora del regreso, bien entrada la mañana del 1 de Enero, los más rezagados tienen tiempo todavía para acudir a los bares y cafeterías abiertos de la ciudad.  Unos, para calmar la “resaca” con café bien cargado, y el resto para despedir la fiesta degustando los clásicos churros --o migas-- con chocolate. ¡El Año Viejo ha muerto! ¡¡Viva el Año Nuevo!!
Para los amigos y amigas conectados a este invento, que el 2006 os traiga salud, paz, prosperidad y ganas de cambiar el mundo. Y muchos momentos de amistad, libros y cultura, saboreando a un tiempo los ibéricos de la tierra y los vinos de Tierra de Barros o de Matanegra. A. R., naturalmente.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Una noche a villancicos!

Por El Avisador - 30 de Diciembre, 2005, 10:02, Categoría: General

Anoche, después de las compras en la bulliciosa calle Menacho, Pili y yo, convenientemente abrigados con bufandas para la ocasión, cogimos el hato y nos fuimos derechito al Real Monasterio de Santa Ana. Allí daría comienzo uno de los recitales de villancicos más entrañables y populares que uno ha conocido en esta ciudad. Los chicos del coro..., digo, Las voces corales de Badajoz, nueva agrupación músico-coral que nace en la ciudad, había congregado a más de cincuenta personas, destacando las familias enteras, los niños, incluidos los del chupete, y la gente de edad. Y de la mano del incansable y contagioso Emilio González Barroso, con su inseparable acordeón, entramos en su histórica y recoleta iglesia, donde tenían expuesto un monumental, a la vez que ingenuo, belén. Repleto de figuras enormes --maniquíes--, vestidas al estilo hebreo. Donde, por cierto, la Virgen María era la mismísima Virgen de la Aurora, la titular de la Cofradía que allí radica y que sale el Domingo de Resurrección. Y allí que le cantamos media docena de villancicos, en tanto la comunidad de franciscanas descalzas --una veintena de monjas de todas las edades-- asistía complacida al improvisado recital. Acabada la función, el grupo cogió la calle de Santa Ana y, sin dejar de cantar por el camino, giró a la derecha por Duque de San Germán, llegando a la plazuela de la Soledad, a esas horas con la capilla de la Patrona atestada de fieles y devotos. Un poco más allá, torcimos a la izquierda por José Lanot, para llegar a la parroquia de Santa María la Real (San Agustín), donde otro gran número de personas nos esperaba. Gentes del barrio, de su Hermandad, la del Cristo Yacernte y Ntra. Sra. de las Lágrimas. ¡Cuánta animación al recibirnos! Con que subimos las escalinatas y entramos para contemplar el espléndido y espectacular belén agustiniano, con figuras en movimiento y diversas estampas y cuadros muy bien elaborados. Allí nos apretujamos y seguimos cantando las letras de unos villancicos, cuyos textos nos los habían repartido previamente a la entrada. Así como unas pegatinas que ponía "Villancicos por los Belenes. Navidad 2005".
Acabada la función aquí, el gentío --unas cien personas, cantando sin cesar-- cogió el camino de vuelta hasta llegar a la bocacalle con San Pedro de Alcántara, para subir, siempre sin dejar de cantar, en dirección al Museo de la Ciudad Luis de Morales, en la plaza de Santa María, donde nos esperaba otro monumental belén. Y a los sones del acordeón emilianense, una guitarra, castañuelas, panderetas y botellas de anís, la gente salía de los bares a ver qué pasaba por la calle. Como los hermanos Tabares, de Los Navegantes, que nos saludaban con simpatía, ningún mal modo, ningún petardo, muchas sonrisas y paciencia en los conductores de vehículos con los que nos cruzábamos. Girando a la derecha por la estrechísima vía de Soto Mancera, llegamos a nuestro destino, donde pudimos admirar los bellos dioramas allí expuestos, para bajar a continuación al hermoso claustro del edificio, donde nos dispusimos a cantar, en medio del entusiasmo de la gente, otra media docena de piezas navideñas. Y todas, a cual más populares y conocidas: En el portal de Belén, El Tamborilero, La Virgen y San José, Dale que dale, La marimorena, Los peces en el río, Manolito chiquito, etc., etc. Tras la actuación en el Museo, cogimos el camino de regreso por Soto Mancera, la del arco, y nos metimos en la mismísima iglesia de la Concepción, que está a un tiro de piedra. Con más familias y gentes de la parroquia, de su histórica Hermandad, la del Huerto. Y vuelta a cantar villancicos, con el hermosísimo belén parroquial de fondo.
A falta de un cuarto de hora para las nueve, nos fuimos con la música y los villancicos a otra parte, bien cercana, por cierto: el campo de San Juan. El camino, a pesar de su estrechez, fue una gozada, cantando siempre en grupo, con la gente de aquí y allá saliendo de sus garitos. Y los instrumentistas, con nuestro inefable Emilio destacado, siempre por delante. El viejo Campo de San Juan, la plaza de España, nos ofrecía un escenario magnífico, espléndidamente iluminado para la Navidad. Y allá que fuimos a instalarnos a los pies de la majestuosa Catedral, donde sobresalía su novísimo reloj, iluminado que daba gloria. Con algo más de frío que a la salida y con la gente abrigándose hasta las cejas, hubo tiempo para cantar otros villancicos, concluyendo con el Adestes fideles, el himno oficioso de la Navidad.
Pero cuando íbamos tan plácidamente por el venite adoremus Dominum, cuando parecía que estábamos en la mismísima Gloria, que unas sirenas atronadoras nos hacen dar un respingo y volver la cabeza mientras no dejamos de cantar, eso sí, cada uno a lo suyo. Eran varios coches de la policía local, los del 092, que, a velocidad de vértigo y despidiendo oleadas de centellas --uno, subiendo por Zurbarán y bajando por la del Obispo, y otro entrando en la plaza por López Prudencio--, perseguían "a lo Hollywood" a algún individuo o vehículo sospechoso. De película, pero que no impediría que se rematara como Dios manda y que el renombrado Emilio nos deseara a toda la concurrencia un ¡Feliz Año Nuevo!
¡Qué extraordinario! ¡Cuánta sencillez, espontaneidad, improvisación y buen hacer de esta gente! ¡Un grupo que no tiene director, ni patronos, ni uniforme, ni puñetera falta que le hacen! ¡Un grupo que nace "gracias" a la incompetencia del actual director del Coro del Coservatorio, a quien Dios le conserve la vista! ¡Un acto, en fin, al que no vino nadie a hacerse la foto!
Después de lo vivido ayer, no tengo más remedio que rendir pleitesía a los promotores de esta nueva entidad coral --que, como primera providencia, debería buscarse un nombrecito más idóneo--, entre los que quiero destacar a gente tan emprendedora y entusiasta como Emilio G. Barroso, Demetrio Muñoz, Manolo Torrado, Diego Corrales, Manolo Gallardo, Gloria Mª Salete, Fernando Domínguez, María Luisa Escobar y Eduardo Fernández, entre otros que siento no recordar.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Refranero del mes de Diciembre

Por El Avisador - 30 de Diciembre, 2005, 10:02, Categoría: General

Cuando está a punto de expirar el mes de Diciembre y el año 2005, bueno será recordar el Refranero, el saber popular sobre el tiempo, el trabajo, la salud, la alimentación, etc., de nuestros abuelos, de la gente del campo, de los recios campesinos y lugareños en nuestro país, en nuestra Extremadura. Consejos que muchos de ellos, además de archisabidos y transmitidos oralmente por los más viejos del lugar, todavía tienen vigencia.
Diciembre es un viejo que arruga el pellejo.
En diciembre, echa la leña y duerme.
De los Santos a Navidad, es invierno de verdad.
Si llueve en la Purísima Concepción, llueve en Carnaval, Semana Santa y Resurrección.
Cuando en Diciembre mucho llueve, buen año el que viene.
Diciembre tiritando, buen enero y mejor año.
Cuando en Diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
En no lloviendo en Nochebuena, no hay sementera buena.
En Diciembre, se hielan las cañas y se asan las castañas.
En Diciembre, no hay valiente que no tiemble.
En Diciembre sale el sol con tardura y poco dura.
Días de Diciembre, es noche oscura, apenas amanece.
En Diciembre, leche y duerme.
El mes de la Pascua, pásalo junto al ascua.
En Diciembre se hielan las cañas y se asan las castañas
Días de Diciembre, días de amargura; apenas amanece, ya es noche oscura
Diciembre tiritando, buen Enero y mejor año.
En Diciembre, el pastor y el labriego descuidan las ovejas y atizan el fuego.
Hasta el día de Navidad no es invierno de verdad.
Por Diciembre, el trueno anuncia Año nuevo.
Por Santa Lucía (día 13), menguan las noches y crecen los días.
En Diciembre, hielos y nieve si quieres que sea buen año el que viene. 
Cuando en Diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
Cuando Diciembre se va tiritando, año bueno viene anunciado.
Buena es la nieve que en su tiempo viene.
Cuando el buho en Diciembre canta, lluvia o templanza.
En Diciembre, heladas y migas almorzadas.
Días de Diciembre, días de amargura; apenas amanece, ya es noche oscura.
En Diciembre, hielos y nieves; lebrillos de matanza y roscos de aguardiente.
Diciembre decembrina, hiere como culebrina.
En Diciembre, siete galgos a una liebre, y ella váse por donde quiere.
Por sol que en Diciembre haga, no sueltes la capa.
El invierno, a veintiuno de Diciembre entra con lluvias y nieves.
En Navidad al balcón; en la Pascua, al tizón.
Horno por Navidad, no tiene descanso.
Hasta que llegue Navidad, no eches mano a podar.
Que bien que mal, mantecados y polvorones por Navidad.
Tras Diciembre nebuloso viene Enero polvoroso.
En principio y fin de Año, crece el día paso a paso.
Cuando el buho en Diciembre canta, lluvia o templanza.
En Diciembre, heladas y migas almorzadas.
Días de Diciembre, días de amargura; apenas amanece, ya es noche oscura.
En Diciembre, hielos y nieves; lebrillos de matanza y roscos de aguardiente.
Diciembre decembrina, hiere como culebrina.
En Diciembre, siete galgos a una liebre, y ella váse por donde quiere.
Por sol que en Diciembre haga, no sueltes la capa.
El invierno, a veintiuno de Diciembre entra con lluvias y nieves.
En Navidad al balcón; en la Pascua, al tizón.
Horno por Navidad, no tiene descanso.
Hasta que llegue Navidad, no eches mano a podar.
Que bien que mal, mantecados y polvorones por Navidad.
Tras Diciembre nebuloso viene Enero polvoroso.
En principio y fin de Año, crece el día paso a paso.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡El reloj de la Catedral, en marcha!

Por El Avisador - 29 de Diciembre, 2005, 8:34, Categoría: General

Ayer por la noche, cuando veníamos de un recital de villancicos en la iglesia parroquial de la Concepción, nos llevamos una grata sorpresa al ver... ¡el reloj de nuestra Catedral en marcha! ¡Funcionando de verdad! ¡Y no era una inocentada! ¡Y brillando y reluciendo que daba gloria! Después de tres meses inactivo, un relojero cacereño ha puesto en marcha el nuevo reloj, que acompañará al del Palacio Municipal para darnos las horas y demás cuando estemos en la plaza de España y alrededores.
Según me comentan en el Arzobispado, la recuperación del reloj y otras bagatelas, como la nueva maquinaria, la conexión con las campanas, etc., etc., ha costado la respetable cantidad de 18.000 €, tres millones de las antiguas pesetas.
Ahora que marca las horas como Dios manda y el antiguo pasa a ser reliquia de museo, este Avisador va a colaborar poniendo su granito de arena para que la operación sea lo menos gravosa al Cabildo de la Catedral. Por eso, hoy mismo hará una transferencia de 50 machacantes a la cuenta que han abierto en el Banco Santander-Central Hispano, de Badajoz: la número 0049-6744-41-2695028785. A favor de "Santa Iglesia Catedral. Fábrica" y bajo el concepto de "Reloj Catedral".
Una vez reparado y puesto en valor, es justo que el abajo firmante, una de las principales voces que criticaron la dejación y el abandono del reloj catedralicio pacense durante tanto tiempo, se ponga también en hora, o séase, "se moje". Y, ya de paso, me tomo el atrevimiento de animaros a que colaboréis, en la medida de vuestras posibilidades, en esta campaña. Gracias.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Magnífico regalo navideño!

Por El Avisador - 29 de Diciembre, 2005, 8:34, Categoría: General

De auténtico regalo navideño tengo que calificar la última Exposición del año que acaba, y que nos ofrece la Sala de Cultura de la Diputación Provincial de Badajoz, de la calle del Obispo, con una muestra de 63 fotografías de gran tamaño sobre El Guadiana y su entorno. La muestra fotográfica, cuyos autores son José María Ballester Olivera y Miguel Ángel Rodríguez Plaza, está dividida en dos partes claramente diferenciadas. La primera, formada por 33 fotos en blanco y negro, muchas de ellas de extraordinario valor artístico, no sólo documental, es del fotógrafo pacense Ballester Olivera y ocupa la pieza principal de la Sala "Antonio Vaquero Poblador". Y tiene la virtud de recoger en documentos impresionantes numerosas estampas del paso de nuestro río por numerosos puntos de la geografía provincial, así como lugares del Portugal rayano, hasta su desembocadura. En ellas tenemos ocasión de contemplar al río en su propio ambiente, a la gente (bañistas, pescadores, niños jugando en sus orillas, pastores abrevando a sus cabras...), así como añejas y actuales construcciones relacionadas con el río (molinos, muchos molinos, graveras, centrales hidroeléctricas, fábricas de luz, harineras, gabarras, barcazas...) y estampas deportivas con barcos de vela y piraguas surcando las aguas de nuestro río. Y, otro valor añadido, es que, vistas desde la entrada hasta el final, tenemos una didáctica secuenciación de los lugares por donde el rio pasa a través de la extensa provincia pacense y Portugal: Helechosa de los Montes, Puerto Peña, Casas de Don Pedro, Medellín, Mérida, Villanueva de la Serena, Santa Amalia, Villagonzalo, Alange, Talavera la Real, Montijo, Torremayor, Benavides, Albalá, Badajoz, charca Los Poyos, molino Malpica, Puente Ayuda, Juromeña y Villa Real de San Antonio. Vistas y lugares, muchos de ellos extraordinarios, conocidos y admirados por una gran mayoría. Junto a otros, más comunes e inadvertidos.
Por su parte, las 30 fotografías de Miguel Ángel Rodríguez, éstas a color, ocupan el resto del Centro expositor, entre ellos el vestíbulo de la entrada y el patio de columnas. La temática es idéntica y se repiten algunas de las vistas en blanco y negro de Ballester, pero desde la perspectiva del color. Rodríguez Plaza es un militar jubilado, amante de la fotografía, y sus trabajos complementan perfectamente los que presenta su compañero.
La Exposición termina con el año, el día 31, y está abierta de 10 a 14 horas y de 17 a 20,30 horas. Para terminar, decir que se editó un Catálogo y que ya han "volado" sus últimos ejemplares. Y es que, como dice nuestro sabio Refranero, "el que llega tarde, ni oye misa ni come carne". Pues eso.
A pesar de todo, vaya mi enhorabuena y mi recomendación para que la visitéis con sosiego. Seguramente que os traerá numerosos recuerdos de un ayer no tan lejano, especialmente si pasáis de los cincuenta tacos de almanaque.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Concierto de Bossa Standarz Jazz, el 29

Por El Avisador - 28 de Diciembre, 2005, 17:03, Categoría: General

Mi buen amigo Chiqui Monterrey me manda el mensaje adjunto sobre un concierto de música brasileña, jazz y bossa-nova, mañana, 29, por si estáis interesados en asistir. La Sala Aftasí se encuentra en la calle Alonso Céspedes, nº 9, una callejuela que está situada entre la iglesia de San Agustín y la calle Morales, en pleno corazón del Casco histórico de Badajoz.
___________________________________
Queridos amigos :

 

El jueves, día 29 de Diciembre, a partir de las 23.00 h., en la SALA AFTASI,  podréis disfrutar de el último concierto del año de Bossa Standard Jazz. El grupo y el local merecen la pena (será porque yo soy el bajista…). Música brasileña y jazz-bossa del bueno. Todos los músicos, de Badajoz, por supuesto. Os espero.
FELIZ AÑO NUEVO A TODOS.
CHIQUI MONTERREY

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El llavero del Centenario

Por El Avisador - 28 de Diciembre, 2005, 8:48, Categoría: General

¿Tenéis el llavero del Centenario? Seguro que no, que os da igual. Y así vamos en Badajoz, sin estar al loro de lo que pasa con dos sociedades centenarias en esta ciudad: el C. D. Badajoz, el equipo de nuestros amores y... sinsabores, y el Bar-Restaurante-Churrería La Corchuela, de los Jiménez de toda la vida. Dos prestigiosas y populares entidades pacenses que están celebrando este año, precisamente, el centenario de su fundación (1905-2005). Pues resulta que Ino Jiménez, sus hermanos y Antonio, el "adosado", están regalando un llavero muy majo con motivo de la ocasión a los clientes que se lo piden en su bar. Y no es que sea de oro, plata o platino, que no lo es. Que es corrientito pero muy majo, y lleva impreso por una cara el escudo a color del C. D. Badajoz con la leyenda "Juntos cumplimos 100 años". Y por detrás, otra que dice: "Centenario Bar La Corchuela (1905-2005)", con un pata negra de bandera. O sea, ideal para coleccionistas y gentes que tengan que cambiar de llavero un día de éstos. Así que ya lo sabéis, que quedan muy pocos días para que termine el Año del Centenario compartido y no os podéis quedar sin este recuerdo. Y, ya de paso, os recomiendo el vino estrella del lugar, marca Cencibel, un riberadelguadiana de las acreditadas Bodegas de la Cooperativa San Marcos, de Almendralejo. A. R., naturalmente.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Ande, ande, ande, la marimorenaaaa...

Por El Avisador - 28 de Diciembre, 2005, 8:48, Categoría: General

... ande, ande, ande, que es la Nochebuenaaaa!
--¡¡Pero que pasa en esta casa de locos, si la Nochuebuena ya pasó!!, atruena mi tía Federica, la del pueblo, que llega cargada con bolsas del Mercata de los martes.
--Pues, nada, tía, ya ves, que estamos ensayando Pili y yo para la noche del 28.
--¿Y qué hay esta noche, si puede saberse?
--Pues que vamos a ir a cantar villancicos a los belenes del Casco antiguo.
--¿Vosotros solos?
--Qué va, que vienen gente mu curtía en esto de los cantares navideños, como el Emilio Barroso, el del acordeón, y el Demetrio Muñoz, el canónigo organista de la Catedral, y nos han avisao pa que nos juntemos con ellos. Mira que tal suena:
--¡¡En el portal de Belén hay estrellas, sol y lunaaaa, la Virgen y San José y el Niño que está en la cunaaaa!! ¿Qué tal?
Con que va la doña, que suelta los paquetones y se apunta, y formamos un trío:
--¡¡En el portal de Belén hacen lumbre los pastoreeees, para calentar al Niño que ha nacido entre las floreeees!!
Pues así fue la cosa ayer por la mañana, cuando andábamos ensayando una docena de villancicos, cuyas letras nos había repasado el Demetrio, vicario de San José, para que nos los aprendiéramos de memoria. Villancicos tan conocidos y pegadizos como En el portal de Belén, El Tamborilero, Manolito, chiquito, Los peces en el río, La chocolatera, ¡Ay, del chirriquitín!, Dime, niño, Ale-púm, Campana sobre campana, Los pajaritos cantan, Dale que dale, La zambomba está rota, La Virgen y San José, Los pajaritos cantan y unos cuantos más.
Que esta noche, noche de los Santos Inocentes, por cierto, todo el que quiera sumarse al grupo que ha tenido la inciativa --"Voces corales de Badajoz" se hacen llamar, nuevo en esta plaza-- puede hacerlo a las siete en punto en  el Real Monasterio de Santa Ana, para entrar luego a ver su belén, y seguir después a ver los nacimientos de la parroquia de San Agustín, del Museo de la Ciudad y el de la parroquia de la Concepción, que están todos a mano, terminando el recorrido sobre las nueve de la noche en las escalinatas de la Catedral, ya en la plaza de España, donde habrá como un recital de despedida.
Hermosa iniciativa ésta la de cantar villancicos a los belenes de Badajoz, en este caso a algunos de los más representativos del Casco antiguo. Podéis llevar a los niños y también a los abueletes, pero que vayan abrigados, que hace un frío y una humedad que te dejan pasmao. Aunque no te lo dicen, creo que será una buena idea ir provistos de zambombas, panderetas y botellas de las antiguas de Anís del Mono, con sus raspadores. Pero con anís, que habrá que darse un lingotazo de vez en cuando para no congelarse. ¡Ah, y la cámara que no falte!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Calles de guardia!

Por El Avisador - 26 de Diciembre, 2005, 20:00, Categoría: General

Todos sabemos que Badajoz, como cualquier ciudad que se precie, tiene sus servicios de guardia para atender cualquier contingencia en días y horas no laborales, no cotidianas, como médicos de guardia, farmacias de guardia, bomberos de guardia, etc. Pero lo que nunca habíamos visto era que tiene, también... ¡calles de guardia! En un día como hoy, lunes 26, con toda la ciudad cerrada después de las dos grandes fastos vividos --Nochebuena y Navidad--, Badajoz parecía como somnolienta, ensimismada, como acabada de levantar después del larguísimo fin de semana, repleto de actos de todo tipo, algunos pantagruélicos y con excesos: viajes de aquí para allá, comidas opíparas, cenas familiares, misas del gallo, visitas a los belenes de la ciudad, fiestas en los bares, compras compulsivas, regalos de Papá Noel... Y todo, con los villancicos tradicionales como telón sonoro.
Sin ninguna actividad comercial, todas las tiendas y los Grandes Almacenes, cerrados a cal y canto. Este mediodía, con un tiempo húmedo, sirimiri continuo pero buena temperatura --16º-- salimos en busca de una farmacia de guardia y ya nos extrañó que las tiendas, los bancos y la farmacia de la esquina estuvieran fechadas. Incluido el mismísimo El Corte Inglés. Y era que los comercios y los trabajadores disfrutaban de una jornada de descanso, habida cuenta que habían tomado como laboral el domingo 25.
Pero al darnos un garbeo por el centro, al llegar a los alrededores del Baluarte de Menacho, junto al comienzo de la calle, que vemos que allí hay gente por un tubo y se oye música navideña a todo tren. ¿Qué pasa aquí? ¿Y aquélla cola? Pues estaban despachando chocolate con churros, así, por la cara. En tanto, junto a la mismísima Memoria de Menacho, la de la columna y sus cuatro leones, en el interior de una enorme carpa, los jóvenes y menos jóvenes hacían sus pinitos con unos patines eléctricos segway, la última moda en este tipo de cacharros.
Lo que estaba claro es que los tenderos y comerciantes de la calle Menacho y aledaños habían abierto sus establecimientos, como un día más. Y, claro, la animación era extraordinaria y las gentes, con sus bolsas de las compras, iban y venían de aquí para allá, entrando y saliendo de las decenas de comercios de esta larguísima calle, lo que convertía a esta zona de la ciudad como una de las más brillantes y expansivas, comercialmente hablando, de Badajoz.
Tomamos el chocolate con churros, que a esas horas --pasada la una de la tarde-- no vayáis a creer que estuviera espeso y los churros calientes. Pero el detalle es el detalle, y hay que agradecerlo, que su buena pasta y tiempo les cuesta. Y desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, cerrando sólo para comer.
A la mitad de la calle, tenemos ocasión de saludar, mira por dónde, a Emilio Doncel, baranda de los empresarios de la Calle Menacho y alrededores, que iba acompañado de Jacinto Mendoza --¡Dios los cría y ellos se juntan!--, precisamente su colega del Casco Antiguo. Iba más contento que unas castañuelas y aprovechamos para felicitarle por la idea de abrir hoy estas calles al público. ¡Las calles de guardia!
Después de recorrer la calle comercial por antonomasia de Badajoz y otras próximas, cogimos el hato y regresamos por el popular paseo de San Francisco, a esas horas del mediodía todo paz y sosiego, contemplando serenamente los jardincillos, los arreates, las enormes palmeras, los bancos de cerámica, los surtidores del kiosco de la Música, con unas empleadas del Servicio de Limpieza afanadas en recoger minuciosamente los papelitos, las colillas y las hojas caídas de los enormes plataneros del lugar. ¡Y desde las ocho de la mañana, colegas! ¡Con lo que estaba quedando como los chorros del oro!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Algo pasa en la Delegación del Gobierno!

Por El Avisador - 26 de Diciembre, 2005, 11:29, Categoría: General

Sí. No exagero. Algo está pasando en el interior de este clásico --por su fachada-- edificio de Badajoz, la Delegación del Gobierno en Extremadura, antigua sede del Gobierno Civil pacense, ubicado en la céntrica avenida de Huelva.
--Pues parece como si quisieran "hacerle la cama" a la actual Delegada, doña Carmen Pereira. Algun "infiltrado", desde dentro, parece que quiere dar la nota y está llamando la atención, le cuento a un vecino del barrio, cuando iba a por el periódico de hoy, que ayer, por ser Navidad, no hubo.
--¿Me quiere decir usted qué es lo que pasa?, me dice el fulano sin saber muy bien lo que le estoy diciendo.
--Pues algún funcionario que está descontento... Yo creo que ha sido un sabotaje...
--Pues no me entero de nada, ¿quiere explicármelo mejor?, me dice el propio.
--Pues, nada, que hace como una semana, a mediodía vimos cómo caía una catarata de agua del balcón principal del Edificio, que estaba cerrado a cal y canto. Y le pudo caer encima al mismísimo guardia de la puerta, que reaccionó y se fue p'arriba. Y al rato se cortó el agua.
--¿Y eso que prueba?, me dice el vecino, algo mosca.
--Pues que no es normal que pasen estas cosas, a no ser que alguien se deje el grifo abierto a sabiendas... ¡Y todo a plena luz del día, para que lo vea medio Badajoz!
--¿Y por esto piensa usted que van contra la Delegada?, vuelve a reincidir el de siempre.
--¿Y lo de las banderas, qué me dice?
--¿Y qué pasa con las banderas, si puede saberse?
--Pues que de las tres del balcón, dos están a media asta. Y llevan así un montón de días.
--A ver, a ver, explíquese usted mejor.
--Pues que, mientras la de España está en su sitio, o séase, arriba, las otras dos, las de Extremadura y la Unión Europea, están como arriadas, a media asta. Como si se hubiera muerto alguien.
--¿Y eso que quiere decir?
--Pues algún infiltrado de extrema derecha que le está diciendo a Zapatero y al resto del mundo mundial que más España y menos Extremadura y Europa...
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
--Pues eso es lo que me parece a mí, por lo que hay que avisar a la doña para que ponga orden en sus filas y averigüe quién o quiénes le están "haciendo la cama". Y, de paso, averiguar por qué hubo ese escape de agua a plena luz del sol hace unos días.
¿Es o no es lo que hay que hacer?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Postales y presentes navideños

Por El Avisador - 23 de Diciembre, 2005, 21:51, Categoría: General

En estas fechas navideñas, el abajo firmante recibe felicitaciones de todo tipo, formatos y procedencias. Como todo el mundo, creo yo. Aunque en el fondo tengan el mismo objetivo, felicitar al destinatario en estas Navidades, yo las divido en tres clases: unas, las que vienen por carta, las tarjetas postales de toda la vida, los chritsmas, aunque haya matices también entre ellas (privadas, de la Junta de Extremadura, del Ayuntamiento, de asociaciones y entidades culturales, de grandes empresas y centros comerciales, etc.); otras, por Internet, muy majas y rebonitas, con muchos colorines y tal, son las que están en auge en los tiempos actuales (aunque también haya matices, entre las originales y las de corte impersonal, infantiles, diría yo); y otras, las de Joaquín González Manzanares. Bibliófilo de pro, presidente de honor de la UBEx, empresario que se mueve como pez en el agua en el ámbito de la construcción y coleccionista privado de libros y papeles antiguos, especialmente en lo tocante a Extremadura. Con su extraordinario Fondo Clot-Manzanares, hoy depositado en la Biblioteca General de Extremadura.
Pues bien, este año el caballero ha tenido el detallazo de mandarme --al igual que lo habrá hecho con sus muchos familiares, amigos y... residentes en Badajoz-- ¡un libro! Pero no un libro cualquiera, no, sino una edición facsímil de Historia de la ciudad de Badajoz, de Diego Suárez de Figueroa (Badajoz, Tajo-Guadiana, 2005), correspondiente a la 2ª edición, realizada en 1919 (la primera sería en ¡1727!). Libro que reeditara reciente la Asociación de Amigos de Badajoz, con ocasión de su X aniversario y que Joaquín le ha añadido algunos detalles personales, de bibliófilo, claro. El libro en cuestión (265 páginas, en octavo) viene forrado, en la portada, en su parte inferior dice "Navidad 2005", en el lomo pone "Armijo 2005", y, finalmente, en la contraportada, "Armijo Promociones".
¡Un señor detalle! ¡De todo un señor! ¡Badajocense y bibliófilo, por más señas!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Una visita al Gran Casino de Extremadura (y II)

Por El Avisador - 23 de Diciembre, 2005, 14:29, Categoría: General

Salíamos por Puerta del Pilar, no la histórica, sino la sala homónima del Gran Hotel-Casino de Extremadura (GHCE), donde se acababa de presentar el libro de Feliciano Correa El enigma de La Mancha, cuando José Antonio Carretero, el baranda de seguridad de la Casa, nos cogía casi de la mano y nos llevaba a explorar in situ este Palacio de la Modernidad, donde el ocio, los servicios y la cultura se dan la mano.
Magnífico edificio de 7 plantas, con 25.000 metros cuadrados construidos, con impresionantes vistas de la ciudad y del río Guadiana, que pasa lamiendo prácticamente sus pies. Gran empresa recreativa y de ocio, propiedad de Orenes, Franco y Río (al 33 % cada uno), con una participación individual (1 %) del conocido y popular empresario pacense José Luis Iniesta. Hombre al que la ciudad le debe estar agradecida porque él fue el impulsor y primer gestor de este emporio empresarial para Badajoz, en una zona, como la margen derecha del Guadiana, que está subiendo como la espuma. El gigantesco edificio, construido con sumo gusto y con detalles interiores que llaman la atención, alberga un Hotel de cinco estrellas --el único de la ciudad-- un Restaurante de postín, con precios muy asequibles, una gran Sala de juegos, varias zonas de máquinas y juegos recreativos, cafeterías, aparcamientos privados, así como numerosísimos espacios para actos y reuniones de todo tipo: familiares, sociales, culturales, políticas, empresariales... Y a disposición de toda la ciudad. Un lujo, hermanos.
Visitando la Casa, los rótulos que vamos leyendo a nuestro paso son evocadores: Mérida, La Serena, Badajoz, La Alcazaba..., Puertas de Palmas, del Pilar, de Yelbes, del Capitel, del Alpéndiz... Ya en la estraordinaria sala de juegos, en la sala central, que dispone de cinco alturas, en el entorno de las máquinas de ocio el visitante puede disfrutar con un buen número de esculturas, pinturas y cerámicas de acento extremeño... y portugués. Y con autores a cual más conocido: Paco Pedraja, Ramón de Arcos, Chiqui Gragera, Luis Martínez Giraldo... Y los cuadros de cerámica, con escenas y paisajes del Alentejo portugués. Y una Puerta de Palmas a dos estilos: el nuestro y el lusitano. ¡Y todo, salido de los afamados talleres de Barcarrota! Pero la nota la da la estatua en bronce de la diosa Fortuna, con su cuerno de la abundancia, obra del pacense Martínez Giraldo, donde ya es costumbre que los visitantes echen monedas --céntimos de euro-- en el cuerno al entrar. ¡A ver si da suerte! ¡Y parece que sí, porque, pudimos comprobarlo, estaba de monedas hasta las trancas! Seguimos casi absortos viendo todo, cuando nuestro guía, digo, el Carretero, nos enseña un piano en la estancia.
--¿Y qué tiene este piano que no tengan otros?, pregunto.
--Pues que es eléctrico y está conectado con todos los Casinos de la Empresa.
--¿Y...?
--Pues que, desde Canarias, por ejemplo, podemos oir y ver en pantallas, en directo, la actuación de un pianista en esos momentos. ¡Y el piano que suena es éste!
De ahí nos vamos a los salones de las pantas altas y vemos que están preparando los cubiertos de algunas comidas familiares y de amigos, para más tarde. Salones que, provistos de ingeniosos paneles corredizos, permiten adaptarse a todos los grupos, sean de 10, 20 ó más personas. Así que nos vamos al mirador y las vistas son realmente extraordinarias, especialmente hacia el Oeste, con el Puente Real en lontananza, cuando el Guadiana busca los caminos del azud, en dirección a Portugal. Las vistas del centro de la ciudad, sin embargo, nos están vedadas por un bosquecillo de eucaliptos que nos tapan su visión. Zona que quedará diáfana dentro de poco, pues está pendiente que el Auntamiento y la Confederación Hidrográfica del Guadiana saneen la zona para urbanizarla, dotarla de servicios y ajardinarla debidamente. Por lo que veo y me imagino, en estas terrazas, en las noches de nuestro cálido verano, se tiene que estar divinamente.
Bajamos y volvemos a encontrarnos en el punto de partida, su magnífico y señorial hall, realmente impresionante, con diversas alturas, espacios y decoraciones. Donde destaca su extraordinaria lámpara colgante, con cristal italiano de Murano, y, dadas las fechas en que nos encontramos, sus monumentales árboles navideños. Pero hay tiempo para ver muchas cosas más. Como la exposición de acuarelas y tauromaquias de María Victoria Navarro Salinas, realmente espléndida, con unos dibujos taurinos, esquemáticos casi, que nos recuerdan a los del inmortal Picasso, así como otras muestras puntuales de figuras de cerámica, pinturas varias, etc. Y, por si fuera poco, cuenta en esta zona con dos sets de Internet para empresarios y comerciales, utilísimos para los que viajan y comercian de aquí para allá. Y para que este Avisador, digo yo, en un caso de "necesidad", se conecte con sus amigos y les mande alguna croniquilla de urgencia.
¡Todo un Palacio de la Modernidad para el ocio, el juego, los servicios de todo tipo y la cultura! ¡Toda una Catedral laica donde se rinde culto a las relaciones sociales, la diversión y el entretenimiento! Y aunque no hemos estado nunca en un Casino ni hemos jugado a la ruleta y a las máquinas, hay que descubrirse ante esta Empresa de ocio que, desde la primera semana de julio de este año, se está convirtiendo en otra de las lanzaderas de la economía badajocense, con unos 350 empleados en su plantilla e incontables en servicios indirectos o colaterales. Y que, con unos 1.500 visitantes diarios, la tercera parte, portugueses, está tirando de esta zona tan entrañable de Badajoz, pero tan olvidada de las Administraciones, que, a la vista de las grandes novedades que se avecinan --el AVE, la Plataforma Logística de Caya, la nueva IFEBA...-- está llamada a convertirse en la "Milla de oro" de Badajoz. Y, si no, al tiempo.
Vaya mi felicitación a sus responsables, a los que han puesto su hacienda por medio, a los que han confiado en esta ciudad, la más importante y poblada de Extremadura, en especial a un personaje singular y empresario modélico al que Badajoz debe mucho, José Luis Iniesta. Personaje al que no tengo el gusto de conocer pero que ha sido el artífice de que la ciudad cuente con una Empresa, el Gran Hotel-Casino de Extremadura, de categoría.
Era bien pasada la una de la tarde, dos horas largas después de la presentación del libro, cuando salíamos del lugar en compañía de José Antonio Carretero Vega, amigo de la infancia --"desde 1950", me recuerda el andoba--, un tipo sobrio, bien plantao, con 64 tacos y dos nietos "y pico". Gracias, José Antonio. Gracias por recordar nuestros tiempos y por tu generosidad acompañándonos y dándonos a conocer este Edificio funcional y emblemático, santo y seña de esta zona de Badajoz, la que siempre habíamos conocido como La Estación.
--¡Pero mañana no dejéis de venir!, nos dice a modo de despedida el jefe de los seguratas. 
--¿Y eso?, ¡pero si todavía no hemos salido y ya estás invitándonos a que volvamos!
--Que hay un charla divulgativa y una degustación de productos ibéricos extremeños, de Fregenal.
Y nos da el programa y nos coge del brazo, y nos acompaña hasta la mismísima puerta, y que si aquí se está divinamente y no dejéis de venir, que seguro os va a gustar...
--¡Pues aquí tenéis vuestra casa! ¡Y aquí tienes mi tarjeta y mi móvil!
Inenarrable. ¡Pues nos sacrificaremos, intentaremos ir, don José Antonio!
¿A que era para que lo adoptara como hermano? ¿O no?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

De salud y agujeros

Por El Avisador - 23 de Diciembre, 2005, 10:12, Categoría: General

Pasó el sorteo de Navidad y, por enésima vez, el Gordo pasó de largo por Badajoz y Extremadura, en general, salvo algunos restos en Don Benito, Zafra, Cáceres y Mérida, donde han caido unas migajas. Otra vez ha tocado donde siempre y a los de siempre, donde se juegan millones y millones. Será porque no nos hace falta, dirán algunos. Será porque los extremeños compran menos lotería aquí, que todo viene de Madrid, Barcelona, Valencia, Sort... Unos piquitos por aquí, una pedrea por allá, unas aproximaciones un poco más allá. Menos mal que, como el que no se consuela es porque no quiere, todos nos conformamos con la salud. A falta de pan, buenas son tortas, dice el refrán. Que de tanto decirlo ese día, ha quedado como el Día de la Salud... Y el de los agujeros..., que aquellos que han cogido algo de la pedrea te dicen eso tan socorrido de que lo dedicarán "a tapar agujeros", a pagar las "trampas", a apoquinar lo que se tiene fiado, lo que se debe a diestro y siniestro. ¡Extremadura, Badajoz, agujereadas como quesos de gruyere! ¡Pero, de verdad!, ¿tan tramposos nos vemos? ¿Tanto debemos a la carnicería de la esquina, a la panadería del barrio, a los bancos, a las agencias de viajes, al concesionario de automóviles, a la tienda de electrodomésticos, al cuponero, al del bar de al lado, a la tienda de disfraces de carnaval...?
Bueno, pues ya veréis como habrá gente que, inasequible al desaliento, tras sacudirse el polvo del camino y echar un tupido velo, acude hoy mismo a los establecimientos de Loterías y juegos de azar y empieza a reservar sus billetes para la Lotería del Niño, el cuponazo, la Loto, las carreras de caballos, las quinielas... Erre que erre. A ver si toca algo para salir de la miseria "mental" en que viven, de confiar la suerte y el futuro personal, familiar, profesional, al azar, a la fortuna, a que una bolita salga en vez de otra, a que un señor con calzón corto meta un balón en la portería del otro equipo, a que un caballo corra más que los demás... Y, así, año tras año. ¿Pues no decimos por aquí que "la mejor lotería es el trabajo"? ¿Por qué será, será...?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Hoy, velada literario-musical en el Gran Café Victoria

Por El Avisador - 22 de Diciembre, 2005, 10:59, Categoría: General

Como remate del ciclo de actividades culturales del año, hoy, jueves 22, el Gran Café Victoria (calle de San Juan, 3), celebra una velada literario-musical, con la actuación de una Orquesta de cámara de lujo (¡con diez músicos!) y la presentación de un libro, conteniendo todos los recitales que han venido celebrándose todos los jueves hasta la fecha. Lo bueno del caso es que el libro en cuestión ha sido costeado a expensas de su propietario, Miguel Ángel Moreno, lo que ya es para nota. La función comienza a las 19 horas y se espera, como en las grandes ocasiones, que el local se llene. El que suscribe, aunque sea un pelín más tarde de la hora anunciada, se dará un voltio para ver cómo está el ambiente, tomarse unas copas y, de paso, hacerse con uno de los libros.
¡Nos vemos en el Victoria!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡La bombona de butano, a 10,20 €!

Por El Avisador - 21 de Diciembre, 2005, 21:10, Categoría: General

Ahora que está el personal distraído con lo de los turrones, el pavo, el cochinillo, los polvorones, el cava de Extremadura, los villancicos, la televisión digital terrestre, la Lotería y demás, resulta que van y nos suben la bombona de butano por la cara, y ahora cuesta un pastón: 10,20 €. ¡Pero si hace cinco años no llegaba a cinco euros, oiga! ¡Y esto, que debería ser noticia de primera plana en los periódicos, radios y televisiones, pues ni puto caso, oiga! ¿Adónde vamos a parar? ¡Sobre todo, pensando en los pobres jubilatas y pensionistas, que estamos a la cola de España en cuanto a pensiones! ¡Y las bombonas, a lo suyo, y suben y suben, y vuelven a subir...! ¡No hay derecho! ¿A quién hay que reclamar? ¿Nos harán caso? ¿Podremos llevar el caso hasta el Tribunal de Estrasburgo, que queda como más bonito, y ponerle una OPA a las petroleras y butaneras, que se llevan la pasta gansa?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Charla-coloquio sobre los productos del cerdo ibérico, el 22

Por El Avisador - 21 de Diciembre, 2005, 21:10, Categoría: General

José Antonio Carretero, "corresponsal" recién nombrado del Avisador en el Gran Hotel-Casino de Extremadura, me manda un tarjetón invitándome a la charla-degustación que, sobre los productos del cerdo ibérico, tendrá lugar mañana, 22 --el día de la Lotería, cuando ya sabremos que el Gordo ha pasado de largo, una vez más, por Badajoz-- en el Salón Puerta del Capitel. Interviene don José María Clemente Ramos, titular de la empresa Distribuciones Fregenal, con una charla-coloquio y, durante su transcurso, trendremos ocasión de degustar los ricos productos marca D. Juárez, de la comarca Sierra Suroeste de la provincia de Badajoz, cuna del mejor de los ibéricos extremeños. Mi corresponsal me dice que amplíe esta invitación a todos los miembros y amigos del Avisador. La hora es las 19,30 y nos ruegan puntualidad. Gracias, José Antonio. Si sigues así, vas para corresponsal perpetuo.
¡Nos vemos en el Gran Casino de Extremadura!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Una visita al Gran Casino de Extremadura (I)

Por El Avisador - 21 de Diciembre, 2005, 20:32, Categoría: General

--¡Chacho, qué bien nos lo hemos pasado!
--¿Y eso, de dónde venís, de algún guateque nadiveño?, me pregunta un amigo de la Asociación de Vecinos de mi barrio, que iba a comprar el pan a la tienda de la esquina.
--¡Pues del Gran Casino!
--¿A éstas horas, la una y media de la tarde? ¿Y qué, que habéis estado de juerga y pendoneo desde anoche, no?, me pregunta el propio entre un poco de asombro y envidia cochinera.
--Pues, no, hijo, no. Verás...
--¡No me dirás que abren el bingo y la ruleta por la mañana!, ¿eh?, seguía el tío, incrédulo, dando la vara.
Pues así, más o menos, fue la retahila que tuve que aguantar este mediodía, del amiguete de Santa Marina, mi barrio. Y es que resulta que habíamos quedado hoy a las once de la mañana en el Gran Casino de Extremadura (GCE), donde nuestro amigo, académico y unos cuantos etcéteras más, Feliciano Correa, presentaba a los medios de comunicación su librito El enigma de La Mancha, patrocinado por el GCE --¡un Casino, editor de libros de los buenos!-- e impreso en los talleres badajocenses de Tecnigraf. Y allí que fuimos Pili y yo, en una mañana espléndida, aunque bastante fría. Que no en balde hoy comienza oficialmente el invierno por estos pagos, con el día más corto del año. Y en el gran salón de la entrada, el autor, rodeado de amigos e incondicionales, recibiendo efusivamente al personal. Sólo faltó la alfombra, don Feliciano. Con que nos vamos al Salón "Puerta del Pilar" --como se verá más tarde, este gran edificio está lleno de nombres badajocenses y, por añadidura, extremeños--, que allí se hace la presentación. En primer lugar intervino José Antonio Carretero, coordinador de los actos culturales del GCE, hombre bien conocido en los medios culturales de Badajoz, miembro de la Real Sociedad Económica de Amigos del País y buen amigo de Feliciano, que presentó al autor y su obra. Se trata de una pequeña obrita, 63 páginas, tamaño octavo, bien cuidada, con trece preciosos grabados tomados de varias ediciones españolas antiguas y modernas (1862, 1875-76 y 2004), un ensayo en toda regla donde el autor trata de dar algunas explicaciones de por qué Cervantes escogió para su obra "un espacio, un territorio tan austero, escuálido, desnudo, limpio, que no distrajera la atención de las aventuras de Don Quijote y Sancho, como es La Mancha, con una línea de fondo en el horizonte, cielo y tierra tocándose". "La Mancha, tierra de la libertad".  "Don Quijote, la esencia metafísica de España...". "Cervantes, inventor del quijotismo, santo y seña de este país...".
--¡Qué bien habla y qué documentado está este hombre!, me apunta un vecino de silla.
Y claro que lo estaba, como que esto no era una rueda de prensa al uso, esto se estaba convirtiendo en una conferencia, breve si se quiere, pero conferencia al fin y al cabo. Ese tono doctoral, esas intuiciones sobre un aspecto tan poco estudiado como el espacio cervantino...
Y allí que mi Feliciano fue desgranando su apasionado discurso, releyendo algunos pasajes del libro, incluyendo breves renglones de Juan Manuel de Prada, del maestro Azorín... Y los periodistas y los asistentes, sin perder detalle, sin moverse, sin una salida de urgencia al servicio, ¡sin que sonara ningún móvil...!
--¡Pues con ésto vamos bien despachados esta mañana! --le digo al de al lado--,que no es normal que te den una conferencia tan sentida y tan temprano.
Al final, tras el aplauso unánime de los presentes, don Manuel C. Pacheco, responsable comercial y relaciones públicas del GCE, que tiene el detalle de regalar un ejemplar a los asistentes. Un presente navideño que esta Empresa quiere tener con sus clientes a partir de ahora, pues ha editado nada más y nada menos que 3.000 ejemplares. Mientras tomamos un desayuno --grato detalle de la Casa--, nuestro Cervantes..., digo, nuestro Feliciano, estuvo firmando ejemplares a diestro y siniestro. Tiempo para saludar a buenos amigos, allí presentes: Enrique Vidarte, el fotógrafo, Julián Leal, del HOY, Isidro Álvarez, el impresor, y Pepe Caballero, un amigo de Feliciano desplazado de su Jerez de los Caballeros, entre otros. Además de algunos directivos de la Casa, intimando con don Manuel Pacheco. Y nos damos los correos electrónicos y me regala algunos ejemplares más para mis compromisos. Además de prometerme que me mandará información periódica sobre las actividades culturales del Casino.
Estamos como para coger la puerta y en ésto que va José Antonio Carretero, responsable de seguridad del Gran Casino y, al tiempo, coordinador de sus actividades culturales, que nos coge por banda a Julián Leal, a Pili y al abajo firmante, y te dice eso tan clásico:
--Oye, ¿conocéis el Casino por dentro?
Y como decimos que no, para qué se nos ocurrió decirlo, pues el Carretero nos cogió la palabra y, como si un guía de Museo se tratara, nos llevó por todo el Edificio, de arriba abajo, de abajo arriba, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, cogiendo los ascensores, de aquí para allá, de allá para acá, y conocimos lo que no está escrito sobre nuestro Gran Casino. Pero de todo ello daremos cuenta en un próximo capítulo, como en las telenovelas de las buenas, si Dios quiere.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Cuarto y mitad de libros!

Por El Avisador - 20 de Diciembre, 2005, 17:09, Categoría: General

Más o menos es lo que hay que pedir cuando se compran... ¡libros al peso! Como las patatas, el jamón y los tomates... Lo penúltimo en el mercado del libro. Que eso es lo que hice este mediodía cuando fuimos Pili y yo al Carrefour de la avenida de Valverde a rematar algunas compras navideñas. A la entrada, a mano izquierda, hay un puesto de Libros al peso, montado por Sprin Libros, de Cádiz, que atiende una joven dependienta y tú puedes escoger los libros que quieras, ateniéndote a estos cánones: Refª (etiqueta) nº 10, a 9 € el kilo; 20, a 10 €; 30, a 6 €; 40, a 16 €; 50, a 12 €; 60, a 4 €, etc., etc.
Lógicamente, se trata de libros descatalogados, algunos de hace años, pero hay otros del 2004. Libros que no son de actualidad, que no vienen en las Listas de los más vendidos del año, pero que cualquiera puede adquirir para consultar, releer, completar su biblioteca, etc. Yo metí la mano y encontré dos que me gustaban: Extremadura, de la colección Guías Visuales de España (Barcelona, Printer Industria Gráfica, S. A., 2000), realmente magnífico, soberbiamente impreso con cientos de fotografías y grabados, libro que hay que tener siempre a mano por su abundantísima información, y La cocina del Quijote, de Cesáreo Fernández Duro (intelectual zamorano, escritor, marino y aventurero de finales del XIX y principios del XX) y Miguel López Castanier (cocinero, periodista gastronómico y propietario del restaurante madrileño La Taberna de Liria) (Madrid, Rey Lear, 2004), con un ensayo científico-histórico-filosófico de un aprendiz de literato, completado con decenas de fórmulas y recetas culinarias, además de un montón de grabados, muchos de ellos rarísimos, sobre el ingeniso hidalgo y su escudero.
¿Y cuánto te costó el cuarto y mitad de libros, si puede saberse? Pues, echad una regla de tres. Si los dos estaban catalogados con la referencia 20 y pesaron 805 gramos justamente, la cosa salió en 8 machacantes y 5 céntimos. Buen precio, vive Dios, en estos tiempos en que casi todo cuesta un ojo de la cara. Y eso que tenemos sólo dos. Mi consejo es que os deis una vuelta y busquéis entre las pilas de estos libros al peso. Por cierto, de los que me llevé hay existencias todavía, en especial del libro sobre la cocina quijotesca-sanchopancesca.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Presentación del nuevo libro de Feliciano Correa

Por El Avisador - 19 de Diciembre, 2005, 16:26, Categoría: General

 El próximo miércoles, día 21, se presenta el novísimo libro de Feliciano Correa Gamero (FCG), escritor, académico, cronista de Jerez de los Caballeros, director de la Biblioteca Pública de Badajoz BJG, etc., además de "adosado" de este Avisador. Un ensayo quijotesco sobre el lugar y la intención cervantina de localizar ahí, en La Mancha, precisamente, al hidalgo y a su escudero. El acto, una rueda de prensa, será en el Gran Casino de Extremadura (Avenida de Adolfo Díaz Ambrona) a partir de las once de la mañana. Hora criminal para los currantes, quitando a los periodistas, que no para jubilatas y amigos incondicionales de FCG. Allí estaremos a ver qué pasa y, aprovechando que el Guadiana pasa por Badajoz, tomarnos un cafelito y hacernos con el libro de marras. Que yo no me vengo sin él. Para contarlo luego a los inquilinos y adosados del Avisador.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Diciembre del 2005

Calendario

<<   Diciembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog