Septiembre del 2005

Jaime de Jaraíz, una magífica exposición

Por El Avisador - 30 de Septiembre, 2005, 10:19, Categoría: General

Ayer por la tarde, con una temperatura casi veraniega
todavía, Pili y yo tuvimos la ocasiónde aistir en el
Museo Provincial de Bellas Artes a la apertura de la
exposición de pinturas de Jaime de Jaraíz, uno de los
maestros, una de las figuras clásicas del realismo
pictórico extremeño. Lleno total en las dependencias
del Museo, entrando por la casa-palacio de la céntrica
calle Meléndez Valdés. Autoridades, académicos, gentes
de la cultura local, pintores, escritores, profesores
en activo y jubilatas, periodistas, amigos y
familiares de Jaime, componían un abigarrado mosaico
que arropó a Jaime García Sánchez (Jaraíz de la Vera,
1934) durante todo el acto. Teniendo como marco el
soberbio portón en mármol del histórico Cuartel de
Ingenieros de Badajoz, ya desaparecido --ubicado
originariamente junto al paseo de San Francisco, en lo
que fue después Simago, y derribado en 1972--, hubo
media docena de intervenciones previas. Para mí,
excesivas, sobraban la mitad. Primero intervino el
director del Museo, Román Hernández Nieves, al que
siguió el propio Jaime de Jaraíz, que tuvo la virtud
de de decir las cosas que tenía que decir en apenas un
minuto. Todo un homenaje a la brevedad y a la
síntesis. Intevinieron después Manoli Ambrona, de la
Obra Social de Caja de Extremadura, el director
general de Patrimonio, Francisco Pérez Urban, el
alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán, y, cerrando el
acto protocolario, el presidente de la Diputación
provincial pacense, Juan María Vázquez. El detalle
anecdótico lo protagonizaría el alcalde, mejor dicho,
la mujer del alcalde, cuando en pleno discurso, le
llamó por el móvil en dos ocasiones. Miguel supo salir
airoso del trance, como acostumbra, cuando advirtió al
respetable:
--Es que me llama cada media hora para "controlarme"...
Y a la segunda ocasión:
--Pero es que no se cree que estoy aquí...
Las sonrisas pusieron la nota distendida del momento.
A continuación pasamos a ver la muestra, con más de un
centenar de obras expuestas. Qe ocupaban la planta
baja de los Edificios 1 (el que da a Duque de San
Germán) y el Edificio 2 (el que sale por Meléndez
Valdés). Y allí tuvimos ocasión de deleitarnos con sus
retratos, bodegones, desnudos, niños, paisajes y
maternidades, donde destacaba, de forma lujuriante, su
luminosidad. ¡Esos paños, esos objetos que desprendían
una luz vivísima! ¡Y cuántas sensualidades,
transparencias y veladuras que nos recordaban a Luis
de Morales, Zurbarán, Leonardo, Rafael y Botticelli!
¡Qué magistrales acabados! ¡Una gozada total para la
vista y para la ensoñación!
Después de la obligada visita, el Museo invitó a los
asistentes a un refrigerio y allí tuvimos ocasión de
ver y saludar a gente de lo más variopinta. Sobre
todo, se vio la plana mayor de la Academia, con su
secretario perpetuo al frente, Manolo Terrón. También
vimos a Paco Tejada, José María Álvarez Martínez,
Francisco Javier Pizarro, Paco Pedraja, Manolo
Pecellín y el omnipresente Antonio Viudas Camarasa,
con su iseparable cámara de vídeo. Casi para hacer un
pleno de la Academia allí mismo, contando, claro está,
con el mismísimo Jaime de Jaraíz. También estaban
Consuelo Rodríguez, la concejala de la cosa cultural,
Maite Rodríguez, la comisaria de la Exposición, Javier
Bodas, Luis Ángel Ruiz de Gopegui, Manolo Vidarte,
Álvaro Meléndez, María Dolores Gómez Tejedor y un buen
número de pintores, poetas y gente variopinta de la
cultura local.
Al calor de unos riberadelguadiana Nasarat (Bodegas
Santos, de Badajoz, aunque los hay mejores), cervezas
y refrescos a granel, pudimos degustar las suculencias
de la tierra --jamón ibérico del bueno, magníficamente
cortado, quesos, pasta de La Serena, etc.-- en uno de
los mejores lugares del patio interior. Junto a la
salida de los camareros. Los barandas estaban en otra
parte, más alejada, y aquí pudimos hacer tertulia
amigable junto a Álvaro Meléndez, Chema Martínez,
María Dolores G. Tejedor, a los que se unirían más
tarde Antonio V. Camarasa, Fco. Javier Pizarro, etc.
¡Qué casualidad, pero uno de los camareros había sido
subordinado del comandante (honorario) Meléndez! Por
lo que los mejores platos acababan siempre donde
estaban el Meléndez y los amiguetes. ¡Si es que para
todo hay que tener influencias o estar bien
acompañados!
Pero lo mejor vino al final, cuando tuvimos ocasión de
departir a solas con Jaime de Jaraíz. ¡Qué humanidad!
¡Qué sencillez! ¡Cómo le brillan los ojos, si parece
un chaval... con 72 tacos! ¡Qué tipo tan
extraordinario, cuando te dice que lo suyo es componer
piezas musicales! ¡Y a la guitarra! ¡Y que me quería
mandar un disco! ¡Y con un paisano a su lado, con
algunas copas de más, que asentía todo! ¡Que dice el andoba
que es de Badajoz, de la calle Santa Lucía, aunque
ahora vive en Madrid! Con agrado, nos firmó uno de los
programas y, al despedirnos, nos dimos un abrazo como
si fuéramos de la familia. ¡Y no lo conocíamos de
nada! ¡Jaime, ha sido un placer conocerte y tener tu
obra tan a mano! ¡Que Dios te dé larga vida!


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Museos de Badajoz. Museo de la Catedral Metropolitana

Por El Avisador - 30 de Septiembre, 2005, 6:09, Categoría: General

Museo de la Catedral Metropolitana

En este apartado incluiremos los objetos artísticos de interés que se encuentren tanto en las salas destinadas propiamente a museo, como aquellas otras inmediatas de la sala capitular y su antesala. Para una mayor claridad expositiva, presentamos los diversos objetos artísticos agrupándolos en: pintura, escultura, orfebrería y otros.

1-Pintura

Comenzamos por las cinco pinturas sobre tabla del siglo XVI obras de Luis de Morales. Los temas son: “San Jerónimo”, “Quinta Angustia”, “Estigmatización de San Francisco”, “Adoración de los Reyes Magos” y “Anunciación”. Fueron pintados entre 1553 – 1554 y los cuatro últimos pertenecieron a un retablo que se levantaba en el antiguo emplazamiento de la Capilla del Sagrario.

“Descanso en la huida a Egipto” o “Sagrada Familia con San Juanito” (246 x 167 centímetros). Firmado por Pedro Atanasio Bocanegra, pintor de la segunda mitad del siglo XVII y de la Escuela Granadina, que fue discípulo de Pedro de Moya.

“Inmaculada con orla de flores” (130 x 96 centímetros). Ha sido atribuida al pintor castellano del siglo XVII Juan de Arellano, aunque creemos que ésta es obra ya del siglo XVIII y corresponde al círculo de los Mures, probablemente a Clemente.

“Nuestra Señora de los Remedios”. Del siglo XVIII y donada por don Antonio Bonifás.

“Calvario” (110 x 80 centímetros). Atribuido a Orrente, pintor de la primera mitad del siglo XVII.

Temas del Antiguo Testamento, como la “Traición de Dalila” y “Judit con la cabeza de Holofernes”, atribuidos al pintor vallisoletano Fray Blas de Cervera, aunque probablemente sean copias.

Copias de Rafael son la “Sagrada Familia” y el “Nacimiento de Cristo”, donadas por el obispo Andrés Fernández de Córdoba. También hay una copa de Correggio, con el tema de los “Desposorios místicos de Santa Catalina”.

“Árbol genealógico de Cristo”. Firmado por el pintor Antonio Díaz Romero. Es obra e principios del siglo XIX.

“Cristo atado a la columna con San Pedro arrepintiéndose”. Donado por Juan de la Cueva. Continúa la iconografía de orales y, estilísticamente, puede corresponder a un seguidor de Zurbarán.

“Adoración de los pastores”. Obra del pintor de la escuela madrileña del siglo XVII Antonio Monreal.

“Crucificado”, de tamaño natural. Es una obra del siglo XVII y atribuida erróneamente a Valdés Leal.

Dos tablas del siglo XVII con los temas de la “Presentación de la cabeza de San Juan” y el “Sermón de la montaña”.

“Inmaculada” (138 x 90 centímetros) y “Meditaciones de San Jerónimo”. Atribuidos al pintor cordobés, de finales del siglo XVII y principios del XVIII, Antonio Palomino.

Dos pequeñas pinturas sobre cobre donadas por el obispo Malaguilla, con los temas del “Juicio particular de Felipe IV” y “Sagrada Familia del pajarito”. Otras pinturas sobre cobre son “San Josafat” y “San Apolonio”, donadas por don Gonzalo Daza.

Retratos de obispos como los de Juan Marín de Rodezno, Manuel Pérez Minayo, Valero y Losa y Levanto y Vivaldo. Estos dos últimos atribuidos a Alonso García Mures, y el de Minayo a Estrada.

Existen, además, numerosos cuadros con temas de Cristo, la Virgen y Santos.

2-Escultura

“Madonna”. Relieve del siglo XVI.

“Virgen de la Leche”. Relieve.

“San Juan Bautista” (96 x 68 centímetros). Figura tallada en marfil, se levanta sobre un pedestal. Fue enviado desde Filipinas en la segunda mitad del siglo XVII y es, por tanto, una muestra del Arte Hispanofilipino barroco del siglo XVII. Del mismo origen, técnica y época es el “San Miguel” (112 centímetros). Ambas fueron legadas por Francisco Guerrero Ardila y recibidas por el cabildo en 1682.

“Crucifijo” (50 centímetros de altura). Tallado en marfil, es obra del siglo XVIII y atribuida a Carmona.

Existen también otros crucifijos y un “Calvario” con cruz de madera e incrustaciones, y las figuras en bronce de Cristo, la Virgen y San Juan.

3-Orfebrería

Conserva el Museo una colección de custodias, cálices, copones, crismeras, bandejas, etc., de los siglos XVI al XIX.

La pieza más importante es la “Custodia Procesional” de Juan de Burgos (135 centímetros de altura). Ésta, de estilo plateresco, repujada y cincelada en plata con figuras y adornos sobredorados, fue realizada en Valladolid y traída a nuestra ciudad el mes de diciembre de 1558. Tiene forma de templete de planta cuadrada y está compuesta por un basamento, cuatro cuerpos con templetes en los ángulos y remate: el basamento presenta relieves de la “Pasión”; el primer cuerpo es el principal y de mayor altura, con cuatro columnas de capiteles jónicos y relieves en los fustes, y contiene el “Ostensorio”; el segundo cuerpo, adintelado y columnas de capiteles jónicos, con la “Virgen de los Ángeles”; el cuarto cuerpo, de planta circular y cuatro arcos sobre pilastras, con una campanilla; en el remate una cruz.

4-Varios

Dos espejos poligonales de ébano. Estos forman conjunto con los conservados en la sacristía y fueron donados por el obispo Marín del Rodezno.

Vestimentas litúrgicas de distintas épocas y con ricos bordados.

Cinco “Cantorales”. Algunos de ellos iluminados con miniaturas. Dos son del siglo XV y uno es de 1546, iluminado por Juan de la Peña.

También se conserva un importante conjunto documental: “Donación” de Alfonso X al obispo Fray Pedro Pérez, en 1256; “Privilegio” de Fernando IV al obispo de Badajoz; “Cartas” de Sancho IV; “Bula” de Paulo III; “Breve” de Inocencio XIII; “Breve” de Clemente VIII; “Libro de Cuencas”; “Manuscrito” de Rodrigo Dosma, etc.

(Tomado de www.http://badajozjoven.com/paginas/turismo/monumentos/mon5.esp)


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¿Cómo andáis de alfombras?

Por El Avisador - 29 de Septiembre, 2005, 18:41, Categoría: General

¿Necesitáis renovar el parque de alfombras? ¿Queréis
hacerle un homenaje a la parienta, para que pisa,
morena, pisa con garbo? ¿Le vais a poner un altar
florido a vuestro pariente, que necesita
ineludiblemente de una buena alfombra? ¿Vais a tener
un detalle con la suegra por si cae después el chollo
de una buena herencia? ¿Vais a recibir en casa la
visita que estáis esperando para ver si te ascienden
en la oficina? ¿Le vais a contar a los niños algún
cuento de las Mil y una Noches, que necesita de una
buena alfombra para volar... con la imaginación? ¿Le
vais a preparar, en fin, la habitación al perro o al
gato? Pues, nada, ahora tenéis oportunidad de
comprarlas procedentes de la localidad alicantina de
Crevillente, y a precios de fábrica. Más baratas y
buenas que las turcas, persas, afganistanas,
pakistaníes, chinas, coreanas, filipinas y
lagarteranas, oiga. ¿Y dónde están los chollos? Pues
en CREVI-ALFOMBRAS, una tienda que tiene abierto su
local en la avenida de Fernando Calzadilla, 12-A. Y el
Avisador, ¿lleva comisión? Pues, nanay de la China.
Que no conozco a nadie y no se me ha perdido nada en
la bella ciudad de Crevillente.
De nada. A mandar.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Murió El Jerezano!

Por El Avisador - 29 de Septiembre, 2005, 7:25, Categoría: General

Ha muerto Victoriano Montes Vargas, popular pacense de
etnia gitana, más conocido en Badajoz como El
Jerezano. Hombre querido y admirado entre los miembros
de su comunidad y respetado entre los payos, su vida
ha ido apagándose en los últimos meses a causa de una
enfermedad irreversible que le tenía postrado en cama,
rodeado de los suyos. Su peculiar estampa, rodeado de
gitanos en el campo de San Juan, o vendiendo prendas
de vestir en los Mercadillos, no se nos olvidará
fácilmente. Natural de Jerez de los Caballeros, hizo
de Badajoz su lugar de residencia, contando con una
muy extensa prole, entre hijos y nietos. Descanse en
paz el amigo Victoriano, genio y figura siempre, al
que, entre otras cosas, recordamos a principios de los
años 80 de la pasada centuria, cómo salía disfrazado
por las calles en el Carnaval badajocense a lomos de
un soberbio caballo blanco, vestido de Buffalo Bill y
seguido de una corte familiar compuesta por su esposa
y sus churumbeles, montados éstos en burro.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¿Cómo lleváis lo del embarazo...?

Por El Avisador - 28 de Septiembre, 2005, 12:38, Categoría: General

...de la Leti, se entiende. Pues, por si no lo sabéis,
le quedan dos meses. Ya os lo decía hace tiempo:
"¿Será una rosa, será un clavel?, cuando llegue
noviembre te lo diré". Pues ahora he oído a mi
parienta que, otra excentricidad más de la plebeya
convetida en princesa, están renovando el sanatorio
Ruber, de Madrid, donde tendrá al bebé, a su gusto,
con pinturas, decoración y mobiliario nuevecitos y
flamantes. Aunque sea una clínica privada, de pago,
¿no se merecen todas estas novedades las españolitas
que allí tuvieron/tienen a sus hijos? ¿A qué viene
tanta ostentación y boato? ¡Y todo a cuenta de los
Presupuestos del Estado! ¿Quién decía que la
democracia ha arrumbado las clases sociales? ¡Vaya
ejemplo, Señor! ¡Pues, aunque me inviten, no pienso ir
al bautizo, ea!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El cetrero, un oficio medieval

Por El Avisador - 28 de Septiembre, 2005, 11:27, Categoría: General

Una de las cosas que se viven en las fiestas es la
posibilidad de conocer gentes de otros lugares y de
oficios variopintos o exóticos. Es lo que me pasó a mí
en los pasados festivales de Al-Mossassa, en Badajoz,
cuando entablé conversación con un... ¡cetrero! Oficio
propio de épocas medievales, de reyes y príncipes amigos
de la caza a mano, con el halcón peregrino como certero
cazador. Pues, como decía, allí conocí a un
jovencísimo cetrero, José Manuel Carrascal, extremeño
por más señas, de Jerez de los Caballeros, dueño de
una empresa --FALCONS-- que se dedica, además de a
exhibiciones de cetrería, a asistir a los mercados
medievales, al control de las palomas urbanas y al
pirograbado. En compañía de su esposa, María Dolores
Labrador, expusieron a la contemplación del público un
enorme búho real, dos halcones peregrinos, un halcón
de Harris (mexicano) y un azor. Y todo, pefectamente
legalizado, como se apresuró a resaltarme, que los
crían en cautividad allí donde viven. Y que forma
parte de la novísima Asociación de Cetreros Extremeños
(ACEEX), de la que es vicepresidente y secretario a la
vez, que cuenta con 33 socios en Extremadura en la
actualidad.
¡Bella estampa la del cetrero, que nos transporta a
épocas medievales, oficio de reyes y príncipes
cristianos, de emires y sultanes árabes, enamorados
todos ellos de la caza a cielo abierto con aves de
presa! ¡Con unos orígenes que se remontan a cinco
siglos antes de Cristo! ¡Y con una cuna que nos
transporta a Oriente Medio y a las altas planicies del
Asia Central! ¡Como todavía se puede ver hoy día, y
por la tele!
Y por si alguno de vosotros tiene interés en conocerle
o en contratar sus servicios, ahí van sus señas: calle
Mirador de Jerez, 26, 06380 Jerez de los Caballeros
(Badajoz), con Tel. 676.971780.

¡Encantado de conocerle, señor cetrero, extremeño por
más señas, de Jerez de los Caballeros!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Una visita al Museo de Bellas Artes

Por El Avisador - 28 de Septiembre, 2005, 8:01, Categoría: General

Pues este mediodía, con tiempo extraordinariamente
benigno, que me cojo el "tubo" de la avenida de Huelva
y me voy para el Centro histórico. Voy a visitar al
director del Museo Provincial de Bellas Artes, Román
Hernández Nieves, allá en su oficina de la pinacoteca
provincial, en Duque de San Germán, a un palmo de la
Ermita de la Patrona, Ntra. Sra. de la Soledad. Hace
tiempo que habíamos quedado en visitarnos y, de paso,
intercambiar algunos libros. Yo llevaba en mi morral
mis dos últimas obras, Badajoz, crónica de sus fiestas
y tradiciones (1998) y Badajoz, Carnaval. Glosario del
Carnaval de Badajoz, 1981-2005 (2005). No conocía bien
a Román, un tipo sencillo y servicial de Torre de
Miguel Sesmero, maestro de escuela en sus inicios,
doctorado en Historia del Arte y director del Museo
desde 1997. Por su porte flemático, sólo le faltaba el
bombín y el bastón para parecer un gentleman inglés.
Pero qué equivocado estaba. Cuando lo he tenido frente
a frente, me ha dado la imagen de un experto gestor
del Museo, muy diferente a la que daban los cuatro
directores que ocuparon el cargo antes que él, todos
ellos, curiosamente, pintores, siendo el primero el
inolvidable Adelardo Covarsí, y el último, Francisco
Pedraja. Algo que habla por sí solo de su gestión --y
es una opinión que vengo manteniendo sin conocerle de
nada--, es que en estos últimos años el Museo ha dado un
cambio que no lo conoce ni la madre que lo parió.
Especialmente por su proyección a la ciudadanía, a la
sociedad pacense, a los colegios y escuelas de la
ciudad. Sin olvidarme de la tarea titánica que ha
emprendido en los últimos tiempos, de poner en valor
la figura y la obra de algunos de nuestros más grandes
pintores y escultores, a través de muestras
antológicas (como por ejemplo, sobre Eugenio Hermoso,
Adelardo Covarsí, Antonio Juez, Manuel Santiago,
Julián Pérez Muñoz, Pedro Torre-Isunza, Félix
Fernández Torrado, Ramón Fernández Moreno y,
próximamente, sobre Jaime de Jaraíz).
Así que, una vez que la química ha hecho sus efectos,
hay tiempo para que me cuente de sus proyectos, de sus
investigaciones inmediatas, del comisariado de Exposiciones,
de la tarea de difusión
que tiene entre manos para el próximo curso, de la impresión que se han llevado en el Museo del Prado
madrileño al conocer el imponente Catálogo del Museo,
obra capital de Román. Y, cómo no, de maestros y de
escuelas, de libros, de su pueblo, de su trabajo y,
¡faltaría plus!, del Avisador. Porque Román es uno de de los
"adosados" distinguidos de este invento. Y es lo
primero que hace bien temprano, leerse el periódico y
consultar los correos del Avisador.
--Pues aquí tienes mis libros, que te los prometí, le
suelto de sopetón.
Y el Román que, raudo, se levanta y se va a su
biblioteca. Y me trae el tocho más grande que uno ha
visto en su vida.
--Toma, el libro que te guardaba.
¡Dios santo! ¡El Catálogo de Pinturas del Museo
Provincial de Bellas Artes de Badajoz, del propio
Román! ¡Un tocho de 780 páginas, magníficamente
editado por la Diputación en 2003, con centenares de
fotografías, amén de una exhaustiva información de
autores y obras! ¡Toda la pintura del Museo! ¡La
Biblia romanhernandeziana! ¡Un lujo total, hermanos!
--¿Tú libro más importante?, le sonsaco.
--Pues no, hijo, para mí el más importante es éste.
Y me pone por delante su tesis doctoral, Retablística
de la Baja Extremadura. Siglos XVI-XVIII, editada por
la UNED en 1991, otro tocho de 625 páginas.
--Quédate con ella, te regalo este libro también.
Hoy es mi día de suerte, me digo a mi mismo.
--Pero ya tengo preparada la segunda parte del
Catálogo, que versará sobre la escultura del Museo, te
suelta de nuevo el baranda.
--¿Quéeeee...?
--Y habrá una tercera sobre el resto de los fondos del
Museo, mobiliario, azulejería, heráldica, lámparas...
--¿Cómoooo...?
--Es que en el Museo, que fue fundado en 1920, tenemos
depositadas y catalogadas
más de 1.200 obras, correspondientes
a 354 artistas,
todo producto de adquisiciones, donaciones y legados, te dice con aplomo el de Torre de Miguel Sesmero.
¿Y este muchacho cuándo va a parar?, me digo de
nuevo. No había terminado de decirlo cuando va el Román y me
da el golpe refinitivo.
--Anda, llévate este otro libro también, sobre el escultor
Pedro Torre-Isunza, un hombre que fue muy generoso con
el Museo, al que donó más de cien obras suyas.
¿Pero qué día es hoy? ¡Si todavía no es mi cumpleaños!
¡Pero si el morral ya no da más de sí! ¡Y el tocho del
Catálogo pesa más de siete kilos!
--Espero que tu puerta esté siempre abierta cuando
venga, quiero conocer a fondo el Museo, le digo antes
de irme, como despedida.
Y el Román, con una ancha sonrisa, que te suelta:
--Ya sabes, ¡no pierdas la verea!
Procuraré no perderla, me digo, pero con los tres
tochos en el morral, no tengo más remedio que hacer
unas "paradas" en el camino de vuelta para recuperar
el resuello. Una, en la nueva taberna Santina, en la
calle Francisco Pizarro, y la otra, en el kiosco de
los Martínez, en San Paco bendito. Menos mal que vino
Pili, la parienta, a echarme una mano, que si no... En
la espera, tuve tiempo de celebrar la amistad y los
libros saboreando un buen payva A. R.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Museos de Badajoz. Museo Provincial de Bellas Artes

Por El Avisador - 27 de Septiembre, 2005, 18:33, Categoría: General

Museo Provincial de Bellas Artes

C/ Duque de San Germán, 3
06001 BADAJOZ
Tels. 924.212469 y 924.248034
Fax 924,254063


TITULARIDAD
Diputación Provincial de Badajoz
Visitas guiadas a grupos:
Solicitar previamente día y hora.
Grupos de 10 a 30 personas.
Biblioteca
Materiales divulgativos y didácticos.
Pueden realizarse fotografías y vídeos para
uso privado, sin flash o antorcha y sin trípode.

ENTRADA
Gratuita

HORARIO DE VISITAS
Mañana: De 10 h a 14 h. De martes a
domingo, ambos inclusive.
Tarde: Invierno (septiembre-mayo):
De 16h a 18h. De martes a viernes, ambos inclusive.
Verano (junio-agosto):
De 18h a 20 h. De martes a viernes, ambos inclusive.
Lunes y festivos cerrado.

En enero de 1920 se inauguró el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz, utilizando unos salones del Palacio de la Diputación; en estos momentos iniciales los fondos del Museo estaban constituidos por 58 obras. Durante estos 78 años de historia el incremento de su patrimonio a través de adquisiciones, donaciones , legados y depósitos ha sido una actuación constante y exitosa.

El incremento progresivo y continuado de los fondos movió a la Diputación Provincial a adquirir una casa palacio de finales del siglo XIX en la C/ Meléndez Valdés, a donde se trasladó el Museo en 1979. Cuando este inmueble resultó nuevamente insuficiente la Diputación adquirió otros colindantes; entre ellos el que, con entrada por la C/. Duque de San Germán, comunica por la parte posterior con el Museo antiguo, lo que ha permitido una conexión y una ampliación que supera los 2.000 m2. Esta segunda casa palacio, también de finales del siglo XIX, entrada actual del Museo, es un rico inmueble que contribuye a embellecer la institución museística y a duplicar sus espacios expositivos.

En relación con el continente del Museo es obligado referirse también a las tres plantas de ambas casas palacios, pues definen las características de la circulación en su interior, imponen un recorrido y un orden al visitante, determinan en gran medida la exposición y exhibición de las piezas. En este sentido el Museo ha hecho un esfuerzo por armonizar convenientemente la arquitectura y la decoración interior con la distribución de los fondos.

Desde las 58 obras iniciales los fondos del Museo se han incrementado hasta alcanzar en la actualidad más de 1.200 piezas de pintura y escultura, que representan a más de 300 artistas.

Aunque los fondos pertenecen en su mayoría a los siglos XIX y XX, sin embargo, la colección antigua es bastante representativa se registran obras de Morales, tablas del desaparecido retablo mayor de Casas de Don Pedro, dos tablas de Zurbarán correspondientes a otro retablo de Llerena, atribuciones de Caravaggio y de Corregio, un tríptico flamenco de la Adoración de los Reyes Magos, etc.

Del siglo XVIII extremeño el Museo cuenta con obras de José de Mera y de dos familias pacenses destacadas: Los Mures y los Estradas. A nivel nacional pueden citarse tres aguafuertes de Goya.

La gran riqueza museística se centra en los siglos XIX y XX. A nivel nacional destacan pintores de la talla de Antonio María Esquivel, Casado del Alisal, Carlos Haes, Eduardo Rosales, Eugenio Lucas Villamil, Rogelio Egusquiza, etc.

La pintura extremeña decimonónica está representada fundamentalmente por dos grandes nombres: Nicolás Megía y Felipe Checa, con elevado número de obras que confiere al Museo cierto carácter monográfico. En escultura destaca Aurelio Cabrera.

La pintura costumbrista extremeña del siglo XX está bien representada en las salas dedicadas a Eugenio Hermoso, Adelardo Covarsí y Pérez Jiménez.

Con más de cien obras, el Museo de Bellas Artes es auténticamente monográfico del escultor Pedro Torre Isunza. Enrique Pérez Comendador, Gabino Amaya, Mauricio Tinoco y Juan de Ávalos, entre otros, completan el panorama escultórico regional de este siglo.

Otros pintores de la primera mitad de este siglo con obras representativas son Carrasco Garrorena, Aparicio Quintana, Juan Caldera, Moreno Márquez, etc.

En la segunda mitad de la centuria actual se encuentran Amador Purificación. Eduardo Acosta Palop, Rogelio García Vázquez, Bonifacio Lázaro, Timoteo Pérez Rubio y Antonio Juez Nieto.

En el panorama de la pintura extremeña actual, se exhiben obras de Godofredo Ortega Muñoz, Juan Barjola, Eduardo Naranjo, Juan José Narbón, Jaime de Jaraiz, Cañamero, Pedraja, Silveira, Poblador, etc.

Junto a la pintura extremeña aparecen algunas muestras de la pintura española como los dibujos de Federico García Lorca y Rafael Alberti, y los grabados de Picaso y Dalí.

El Museo de Bellas Artes de Badajoz se caracteriza, al menos, por las siguientes particularidades, que constituyen su personalidad, sus señas de identidad:

La pintura regionalista y la pintura costumbrista; la pintura de crítica social en otras ocasiones y, en definitiva, la extremeñeidad de muchas de sus obras definen en gran medida la personalidad del Museo.

Alberga numerosas obras de pintores extranjeros y nacionales, especialmente extremeños, que concurrieron y fueron galardonados en Exposiciones Nacionales y Extranjeras. Lo que constituye un aspecto de gran interés para el estudio y conocimiento de estas manifestaciones artísticas durante los siglos XIX y XX.

Presenta un carácter antológico por la extensión y panorámica de sus fondos, que abarcan desde el siglo XVI hasta maestros activos en la actualidad.

Es un Museo de pintura y escultura de alta calidad, fundamentalmente de los siglos XIX y XX, que resulta imprescindible y de obligada consulta para la investigación y el estudio del arte extremeño.

En sus espacios expositivos se ha adoptado la ordenación tradicional de los fondos combinando pinturas, esculturas y muebles.

(Tomado de http://www.badajozjoven.com/paginas/turismo/museos/museo2.asp)

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Plano-callejero de Badajoz, de El Corte Inglés

Por El Avisador - 27 de Septiembre, 2005, 16:43, Categoría: General

Visitando ayer El Corte Inglés, que está justo al lado
de mi casa, al pasar por una de las Cajas del
segundo sótano, vi que tenían a disposición de los clientes
unos sencillos y prácticos planos de Badajoz. Cogí
un par de ellos y pude copmprobar que contiene un
callejero actualizado de la ciudad bastante extenso,
por una parte, y una brevísima relación de los
principales monumentos de Badajoz, por la otra,
además de un pequeño plano de carreteras de la provincia
pacense y la oportuna información comercial de El
Corte Inglés, sus Centros comerciales, direcciones,
teléfonos, etc. El callejero, actualizado, como
dije, contiene la ubicación de los principales monumentos
de Badajoz, sus Puertas, baluartes, paseos, parques
y otras zonas verdes, el a punto de estrenarse
Palacio de Congresos, el MEIAC, la Plaza de Toros además,
claro está, de la ubicación exacta de sus Grandes almacenes
en la ciudad. El plano-callejero, del año 2004, es de los
que hay que llevar en el bolsillo, especialmente por los muchos
forasteros que nos visitan y por aquellos paisanos que, a pesar
de ser naturales o vecinos de Badajoz, no tienen ni puñetera
idea muchas veces ni por dónde andan ni a
dónde tienen que ir. Vamos a hacer una sencilla
prueba, sin mirar callejero alguno, claro. A ver,
colegas, ¿dónde están las calles Suárez de Figueroa
y Encarnación? ¿Y las de Amparo y Doblados? ¿Y las de
Zapata y Díaz Tanco? ¿Y las de Serrano y Macón? ¿Y
las de Camilo José Cela y Arcadio Guerra? ¿Y las de
Jacinta García Hernández y Ángel Quintanilla Ulla?
¿Y las calles Fuerte y La Maya? Echad memoria y veréis
como acertáis, si es que es vuestra calle o está en
vuestro barrio, sólo una o dos. Así que a por el
plano-callejero de El Corte Inglés, que es gratuito.
Mis felicitaciones, pues, a los barandas de estos
Grandes Almacenes, Eduardo Arroyo y Miguel Luna, por
el acierto en sacar estas sencillas pero eficaces
guías callejeras de Badajoz.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Curso de flores al estilo brasileiro

Por El Avisador - 27 de Septiembre, 2005, 9:58, Categoría: General

En este mes de septiembre se están formalizando las
inscripciones a los incontables Cursos y Talleres que
organizan nuestras inquietas y emprendedoras
Asociaciones de Vecinos. Asociaciones que cubren la
totalidad de la ciudad de Badajoz y sus barrios. Y los
hay para todos los gustos, edades y precios. Pero
nunca habíamos visto uno como el que que se va a dar
en la AA. VV. de Valdepasillas y el Perpetuo Socorro:
Curso de flores, en jaboncillo, en tela, en estaño y
en opalina, y todo al estilo artesanal brasileiro. El
caso es que nos hemos hecho con una octavilla
anunciando el Curso y está redactada en...¡portugués!
"Información a la Populación. Curso de Flôres. Usted
mismo va a aprender a hacer Lindas Flôres, Ramos e
Arreglos Ornamentales. Tenemos tudo lo que ud.
necessita para le enseñar a hacer las flôres. Duración
del Curso: 15 días hábiles. En el final del Curso será
entregue el certificado de participación". Lo que no
sabemos es lo que cuesta, qué cuota ponen, todo es
cuestión de preguntar, por lo que aquellos que estéis
interesados, deciros que el curso se inicia el 27 de
septiembre, o sea, hoy mismo, y para cualquier
información podéis llamar al teléfono 669.709736 o
visitar la sede de la Asociación vecinal, que está en
la calle Salesianos, nº 9.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Entre palmeras y arroces

Por El Avisador - 27 de Septiembre, 2005, 2:37, Categoría: General

Pues no me estoy refiriendo a ningún viaje por tierras
cálidas y arroceras, como toda la franja mediterránea
española, que no he salido de casa estos días, que no.
Que no hace falta salir de Badajoz, tierra de Dios,
donde se acuesta uno y amanecen dos, para ver que
estamos rodeados de palmeras. Vivimos en medio de un
vergel de palmeras. Que es una delicia pasear en las
mañanas del domingo, con la tranquilidad del día
festivo, para ver cómo nuestras principales avenidas,
plazas y bulevares son un paraíso de palmeras. De las
del tipo canario, preferentemente. Hacer un recorrido
por Sinforiano Madroñero, con sus magníficas fuentes y
sus divisorias con las omnipresentes palmeras, es uno
de esos sencillos placeres que nadie debe perderse en
Badajoz. O contemplar la plaza de La Molineta,
espléndida combinación de jardines, paseos, fuentes y
palmeras. Muchas palmeras. Y no digamos quienes tengan
la ocasión de pasear por los bellos parques y jardines
de Castelar, Infantil, La Legión, etc. Qué magnífica
impresión causan la vista de las palmeras altísimas
--variedad washingtoniana-- de Castelar. ¡Cómo ha
arraigado esta hermosa planta en Badajoz! No existe
jardín ni bulevar que se precie en la ciudad que no
ofrezca su imagen relajante a los visitantes. Como que
habría que acuñar un nuevo eslogan para la ciudad:
"Badajoz, ciudad de palmeras". Incluso habría que
rectificar el escudo de Badajoz y, junto al león
rampante sobre su columna, añadir otro cuartel con una
palmera en todo su esplendor.
Tras dos horas de relajante paseo, Pili y yo acabamos
en la plaza de Las Américas y, siendo la hora que era,
nos pusimos a buscar una arrocería que había abierto
hace poco. Era la arrocería Paty, que está situada en
una esquina de la plaza, junto al Bar Pitiusa, en los
bajos del Edificio Santo Domingo. Había que darse un
homenaje y nada mejor que probar algunos de los buenos
arroces levantinos que aquí se preparan. Porque Paty y
Miguel, su esposo, curtido ex-camionero que le ayuda
en el negocio junto con otros familiares, son de
Alicante y se han instalado en Badajoz sólo
hace...¡tres meses! El local, pequeño y decorado en
tonos azules, cuenta con varias mesas y algunas ya
estaban reservadas. Y el servicio, amable pero sin
exquisiteces ni pamplinas. Pedimos la carta y allí nos
ofrecían una gran variedad de arroces: Abanda, Negro,
Mixto, en Costra, Caldoso, de Marisco, Fideuá, Caldero
de pescado, Arroz con bogavante, Arroz con langosta,
Arroz integral y Arroz con verduras. Y con precios de
antes del euro, oiga. Los que llevan bogavantes y
langostas hay que pedirlos previamente. Los demás, no.
Por supuesto, con una gran selección de entrantes,
raciones y postres de lo más variado que uno pueda
echarse a la cara. La carta de vinos, notable, con
vinos riberadelguadiana, riberadelduero, rioja, finos
andaluces, del penedés, etc., etc. Para abrir cuerpo,
nos explican los entrantes que tienen y hay uno que
nos llama poderosamente la atención: "Cojonudo".
--¿Y ésto qué es, por qué lo llaman así?, le pregunto
a Miguel.
--Porque todo el que lo prueba dice que está
cojonudo...
--¡Bueno, a ver ese entrante!, pido de inmediato,
convencidísimo.
¡Para qué se me ocurrió pedirlo, porque lo que nos
pusieron delante era entrante, estante y saliente,
todo a la vez! ¡Vaya platazo de patatas "pobres"
(cortadas en rodajas) revueltas con lascas de jamón,
ajos castaños, pimientos verdes picantes y ...¡tres
huevos fritos encima! ¡Un plato de camionero, oiga!
Con unos buenos payvas en la copa sacamos adelante el
plato, eso sí, nos pusimos como el Quico. Y en esto
que aparece Paty con la perola de arroz, recién salida
del horno, y aquello parecía que era para un
regimiento... ¡Se había confundido, y en vez de para
dos raciones nos trajeron para cuatro! ¿Y esto quien
se lo termina? ¡Imposible, después del Cojonudo!
--Nada, nada --nos anima Miguel--, prefiero que sobre
a que mis clientes se vayan con hambre...
Hicimos lo que pudimos, le dimos un repaso de no te
menees al arroz con unos cubiertos cuarteleros (por lo
grandes) que te ponen y, efectivamente, tuvimos que
rendirnos. Imposible acabar con la perola. Menos mal
que la señora de la casa vino en nuestro auxilio:
--Pues aquí no sobra nada, así que os lo lleváis a
casa en un tape.
Un buen café cargado y los dueños que nos despiden
como si fueramos de la familia a la puerta del
establecimiento, con besos y todo, y que prometemos
volver en una próxima ocasión. Pero esta vez con
refuerzos. Porque con dos es un peligro. ¿O no?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Ya era hora!

Por El Avisador - 26 de Septiembre, 2005, 14:18, Categoría: General

Pues con esta expresión tan popular, son numerosísimos
los ciudadanos que saludan la finalización de obras
importantes en Badajoz, después de haber pasado
prolongado tiempo (como la restauración de Puerta de
Palmas, la renovación urbanística de la plaza de
España, la apertura al público de la Torre de
Espantaperros, etc.). También se saluda con un ¡Ya era
hora! cuando alguien importante se casa (caso del
Príncipe con la Leti). Pero, últimamente, en mi
barrio, Santa Marina, la gente está lanzando como
suspiros el ¡Ya era hora! al ver cómo el bloque de
pisos donde vive el baranda de este pueblo, el tío
Miguel, ha sido repintado y adecentado, después de la
intemerata ofreciendo un aspecto descuidado. Y es que
vive muy cerca de mi casa y después del paso de los
pintores y limpiadoras, ahora está como los chorros
del oro. Y me he acordado del sabio refrán ese que
dice "en casa de herrero, cuchillo de palo".
Claro que muchos dirán cómo es posible que la casa del
baranda pudiera estar tanto tiempo sin pintar. Y yo
creo que fuera del Palacio municipal, el tío Miguel
manda más bien poco. Si en su casa es la patronal la
que lleva los galones (como en la mía, en la de mi
vecino, en la de allí y en la de más allá), en su
comunidad de vecinos, todavía mandará menos, pues
todos querrán ser presidentes y secretarios y tener
como "subordinado" al mismísimo alcalde de la ciudad.
¿O no?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Monumentos emblemáticos de Badajoz. Puertas históricas

Por El Avisador - 26 de Septiembre, 2005, 10:45, Categoría: General

Puertas históricas de Badajoz

ACCESO A LA PORTADA DEL CAPITEL

Construida en 1548 junto con el Arco del Peso y el Ayuntamiento anejo, sirve de comunicación entre la Plaza de San José y la Puerta del Capitel. Bajo su frontón presenta una inscripción conmemorativa y la leyenda " Civitas Pacensis ".

PUERTA DEL CAPITEL

Levantada por los almohades, era la comunicación principal entre el interior de la Alcazaba y el zoco musulmán. Debe su nombre al capitel romano que la corona. Es una auténtica joya de la arquitectura hispano-árabe construida en sillería de granito.

PUERTA DE YELVES

Es una reconstrucción de la primitiva. De época árabe, debe su denominación al antiguo nombre de la ciudad portuguesa de Elvas, hacia la que se orienta. Es una entrada en doble recodo con dos portadas para dificultar el acceso de posibles invasores al recinto de la Alcazaba.

PUERTA DE LA CORAXA O DE LA TRAICIÓN

Es otra notable puerta de la Alcazaba de Badajoz, levantada posiblemente en época califal. Está mirando al Rivillas y bajo el primitivo arco de herradura se construyó otro carpanel con posterioridad. Debe su denominación al muro y torre colindante que llegando hasta el río permitía abastecerse de agua, sin peligro, durante los sitios. En ella fue hecho prisionero el rey portugués Alfonso Enríquez al huir de Badajoz en 1169.

PUERTA DE ALPÉNDIZ

Es también una joya de la arquitectura árabe de Badajoz. Se construyó en época almohade, al igual que la del Capitel con la que se corresponde en su composición y ubicación, cerrando el recinto musulmán. Comunicaba la Alcazaba con el Arrabal Oriental, situado en la ladera del Parque de la Trinidad.

PUERTA DE MÉRIDA

Se encuentra situada mirando al antiguo camino al que debe su nombre, muy cerca de la unión entre el recinto amurallado de los siglos XVII y XVIII con la Alcazaba árabe. Está inaccesible por el talud que presenta a sus pies, de donde se sacó piedra para las murallas. La preside el escudo real de los Austrias y el del Conde de Montijo.

PUERTA DE TRINIDAD

Situada en el baluarte de su nombre, ha constituido la principal comunicación entre Badajoz y la Corte española. Fue levantada en 1680 y presenta una elegante fachada exterior construida en sillería de granito, estando rematada por el escudo real de los Austrias.

PUERTA DEL PILAR

Construida por orden del Conde de Montijo, estaba cerca de otra denominada de Jerez o de Santa Marina. Debe su nombre a la capillita de la Virgen del Pilar que corona desde entonces su fachada interior. El exterior es de destacada nobleza, estando construida con sillares. Bajo su pequeño frontón se aloja el escudo real de los Austrias y el del mencionado Conde de Montijo.

(Tomado de http://badajozjoven.com/paginas/turismo/monumentos/mon23.asp)

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Toros en Zafra

Por El Avisador - 26 de Septiembre, 2005, 9:26, Categoría: General

Para los aficionados a los toros, que en Extremadura
son legión, una buena noticia. Con motivo de la
afamada Feria de ganados de San Miguel, en la cercana
y hermosa ciudad de Zafra (a 73 km. de Badajoz, por la
N-432, y a unos 67 de Mérida, por la N-630), se van a
celebrar dos corridas de toros y una novillada. Zafra,
no lo olvidemos, es tierra de toros y de toreros, pues
ahora se me viene a la memoria la mítica ganadería del
Conde de la Corte, que pasta en su término municipal,
y la figura del pundonoroso y valiente matador Gallito
de Zafra, ya retirado. El 1, sábado, actuarán Antonio
Ferrera, que está que se sale últimamente, Julián
López El Juli y Miguel Ángel Perera, otro extremeño
que viene pidiendo paso en este difícil mundo del
toro. Y el 2, una corrida de rejoneo, con la
participación de Joao Moura (padre), Pablo Hermoso de
Mendoza y Joao Moura (hijo). Y como aperitivo, el
viernes 30 de septiembre, una novillada con los
aspirantes a figuras José Murillo Márquez, de Zafra,
Alejandro Talavante, de Puebla de Sancho Pérez, y
Cayetano Rivera Ordóñez, otro vástago de las dinastías
Ordóñez (Antonio) y Rivera (Paquirri).
Así que ya lo sabéis, ¡a los toros en Zafra!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Exposición de pinturas de Jaime de Jaraíz

Por El Avisador - 26 de Septiembre, 2005, 9:17, Categoría: General

El próximo jueves, 29, tendrá lugar en el Museo de
Bellas Artes, la apertura de una muestra antológica
del genial pintor extremeño Jaime de Jaraíz (Jaraíz de
la Vera, 1934). Artista que recoge las influencias de
grandes pintores clásicos, como Luis de Morales o
Francisco de Zurbarán, así como de los grandes
maestros italianos Leonardo, Rafael o Boticelli, su
pintura se llena de paños blancos, imágenes
maternales, niños y desnudos sensuales que, seguro,
nos volverán a sugestionar al contemplar sus cuadros.
La muestra, que aglutina más de un centenar de obras,
estará dispuesta en la planta baja de los Edificios 1
(entrada por Duque de San Germán) y 2 (entrada por
Meléndez Valdés), el primero dedicado al dibujo y al
grabado, y el segundo, a la pintura y a la escultura,
siguiendo un criterio cronológico. Estad atentos al
acontecimiento, porque estará abierta hasta el 30 de
noviembre. Como sabéis, la dirección principal del
Museo, que dirige Román Hernández Nieves, está en la
calle Duque de San Germán, 3 (a un palmo mismo de la
Ermita de la Patrona de Badajoz, Ntra. Sra. de la
Soledad).

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Gitanillos de Badajoz

Por El Avisador - 26 de Septiembre, 2005, 8:57, Categoría: General

Los domingos, al llegar la noche, el centro histórico
de Badajoz se queda prácticamente vacío. Nada de
particular, hay que recogerse temprano. El lunes, la
gente debe madrugar para volver al trabajo y los
críos, a la escuela o al Instituto. Pero no todo el
mundo está en su casa. Hay quien sale a esas horas y
su presencia ruidosa se nota. Porque lo venimos
comprobando un domingo sí y otro también, desde las
diez de la noche en adelante es muy fácil toparse con
pandillas de adolescentes gitanos que salen a darse
una vuelta y a cenar. Vienen del Culto --la Iglesia
Evangélica de Filadelfia--, en la zona baja de la
calle Morales, y a esas horas, en grupo, se
desparraman por Santa Marina a la búsqueda de burgers
y pizzerías. Han quedado para cenar. Ayer por la
noche, cuando paseábamos por la Calle Real --avenida
de Juan Carlos I--, nos cruzamos con un tropel de
adolescentes, vestidos impecablemente, como para una
fiesta. Como resulta que Pili, mi parienta, fue la
maestra de muchos de ellos durante su estancia en el
colegio de San Pedro de Alcántara, allí que se pararon
para saludar y besar a la "señorita". Un buen rato,
que nos resultó corto. Los mozuelos, impecables, con
camisas y pantalones ajustados de los caros y el pelo
engominado. Unos pinceles, vamos. Y las niñas,
bellísimas todas ellas, con vestidos y complementos
que las hacían parecer mujeres. ¡Qué elegancia, cómo
se tratan el pelo largo, desmelenado --antaño, negro
zahíno y ahora teñido--, cómo se maquillan, cómo se
pintan los ojos! ¡Qué fragancias despiden, de las
caras, oiga! ¡Qué buen gusto en el vestir, en las
joyas! ¡Qué estilazo en los andares! ¡Qué sonrisas y
mohines tan encantadores! ¡Estos son los nuevos
retoños de la gitanería badajocense! Nada parecido, en
las antípodas, por cierto y afortunadamente, a la
imagen antigua y tópica que transmitían de niños
astrosos y descuidados. Todos van, unos más que otros
a la escuela. Y los varones que pueden y tienen
capacidad --que los hay, y muchos--, al Instituto. El
problema de la escolaridad afecta a las niñas,
elemento fundamental en el matriarcado y el sentido
del honor gitanos. Los mayores de cada clan no quieren
que vayan al Instituto, no se fían de los payos.
Aunque vive la gran mayoría en la zona de San Andrés y
las calles de Luis de Morales, San Atón y otras
adyacentes, gozan de un elevado nivel de vida, que nos
congratula. El trabajo de sus padres en los
Mercadillos, en la venta de prendas de vestir,
zapatos, etc.,  está aportando riqueza a los hogares
de nuestros gitanos. Hogares donde ya es frecuente la
presencia, entre otros adelantos y modernidades, de
bañeras exóticas, jacuzzis, hilo musical en toda la
casa, antenas parabólicas, TV en todas las
habitaciones, etc., etc. ¡Estos son los nuevos
gitanillos de Badajoz, los descendientes de familias y
clanes de otras épocas, como los del tío Quilico y los
del tío Africano! ¡Estos son los nuevos Salazar,
Vargas, Suárez, Heredia, Silva, Saavedra...!
Aquellos que queráis profundizar en la vida y
costumbres de los gitanos, debéis consultar el libro
de mi buen amigo y colega de profesión, ya jubilado,
José Luis Villares Gil, "Los gitanos de Badajoz.
Romances. Vida. Costumbres. Flamenco", editado en 2004
por el Departamento de Publicaciones de la Diputación
de Badajoz.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

80.58.53.42

Por El Avisador - 25 de Septiembre, 2005, 20:14, Categoría: General

Pues no son los números de la suerte del bonoloto ni de ningún juego de azar. Tampoco es el número de ningún teléfono móvil ni de ningún documento de Identidad. Es, sencillamente el número del IP de un desconocido y voraz visitante de este Blog que esta mañana, domingo, a partir de las 12 horas, entró a saco en sus páginas y se papeó casi todo su contenido, con nada menos que 68 consultas entre artículos y referencias. Y se metió para el cuerpo todo el mes de agosto y septiembre, comenzando con mi "Carta al señor Arzobispo". Todo un récord. Y era español-a, según las pistas que dejó su paso en Estadísticas. ¡Qué bárbaro! ¿No le habrá producido una indigestión? ¿Tendrá que ir al psicólogo? ¿Necesitará "Avisadorina", una pastilla que lo cura todo? Bueno, señor/señora 80.58.53.42, puede usted volver cuando quiera, que este puesto está abierto todas las horas del día, no cerramos ni los domingos ni las fiestas de guardar. Pero, si es tan amable, enseñe una patita por debajo de la gatera (como se decía en el viejo cuento extremeño de Los siete cabritillos y el lobo), me gustaría saber quién es usted. Por curiosidad. Lo suyo es para nota.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Extremadura en sus páginas: del papel a la web. El Catálogo

Por El Avisador - 25 de Septiembre, 2005, 13:04, Categoría: General

El consejero de Cultura, Paco Muñoz, ha tenido el
detalle de mandarme los dos tochos que componen el
Catálogo de la extraordinaria Exposición bibliográfica
que se abriera días atrás en el MEIAC de Badajoz,
"Extremadura en sus páginas: del papel a la web". Los
dos tomos, magníficamente editados por la Consejería
de Cultura e impresos en los talleres badajocenses de
Indugrafic, y que están dedicados a la memoria de
Fernando T. Pérez González, director que fue de la
Editora Regional, recientemente desaparecido, se
refieren, por un lado, a los Textos (tomo I), y, por
otra, al Catálogo en sí (tomo II). El primer volumen,
dividido en tres partes a su vez, contiene dos
importantes estudios introductorios sobre textos,
libros, imprentas e impresores, literatura y autores,
colecciones y bibliotecas, materiales impresos varios,
censura y prohibiciones, opinión pública, etc. de Juan
Gil (desde la época romana hasta finales del XVII) y
de Fernando Pérez (del XVIII al primer tercio del XX),
completándose con un nutrido grupo de estudios y
colaboraciones, a cual más interesante. Como no podía
ser menos, el tomo, de 258 páginas, aparece
enriquecido con numerosas ilustraciones en b/n y a
todo color, reproduciendo inscripciones, manuscritos,
incunables, grabados, libros, periódicos, fotografías
y personajes relacionados con el libro y la cultura
bibliográfica extremeña de todas las épocas y de todos
los tiempos. Algunas postales y grabados sobre la
ciudad de Badajoz, a doble página (pp.142-143 y
162-163), son impagables, hermanos.
El apartado de Estudios y colaboraciones, que viene de
alguna manera a complementar los dos estudios
introductorios anteriores, cuenta con doce trabajos,
entre los que destacaría Las bibliotecas en la Augusta
Emerita, de José María Álvarez, El libro manuscrito y
sus secretos, de Elisa Ruiz, Las bibliotecas de la
Extremadura árabe, de Rafael Valencia, Las bibliotecas
de dos extremeños ilustres: los primeros condes de
Oropesa, de Alfonso Franco, Extremadura en la
modernidad: de la posguerra al siglo XXI, de José Luis
Bernal, La pasión libresca extremeña, de Joaquín G.
Manzanares, Bibliotecas privadas de Extremadura, de
Carmen Fdez. Daza, Extremadura en la revolución
digital, de Luis Millán, y El libro y las bibliotecas
en la Extremadura del s. XXI, de Francisco Muñoz.
Por su parte, el tomo II, el Catálogo, con 107 páginas
y las mismas características técnicas que el anterior,
contiene una generosa relación, en forma de fichas
descriptivas, de las piezas que se exhiben en la
Exposición, incluyéndose la reproducción de las
mismas. Momento que aprovecho para resaltar aquí y
ahora el trabajo amoroso de dos extraordinarios
fotógrafos: Vicente Novillo y Alfonso Nevado. Pero no
vienen las fichas sin ton ni son, sino que aparecen
ordenadas según criterios históricos, apareciendo por
este orden:
Extremadura romana, Extremadura visigoda, El Reino
taifa de Badajoz, La Extremadura medieval, Entre el
manuscrito y el impreso, La imprenta en Extremadura,
Los extremeños y la imprenta, Las Bibliotecas, La
censura: el control del conocimiento, El desarrollo de
la imprenta, El nacimiento de la opinión pública, Los
grandes temas del siglo XIX, Los grands debates,
Bibliófilos extremeños, Dos editores modélicos,
Páginas ilustradas y Otras piezas. Es decir, la guía
perfecta para adentrarse en las tres plantas del MEIAC
a conocer y saborear esta magnífica Exposición.
De lujo, hermanos. De tal manera que habrá que tomar a
esta Exposición como referente de todas las que se han
celebrado en Extremadura hasta la fecha, por lo que
habrá que hablar de un antes y un después de
"Extremadura en sus páginas: del papel a la web". Mi
enhorabuena al consejero de Cultura y a quienes
colaboraron en esta magnífica empresa, especialmente a
sus dos comisarios, Juan Gil y Fernando Pérez, que hoy
ya no está con nocostros. Sin olvidarme de la
generosidad de numerosas Instituciones (Archivos,
Bibliotecas públicas y privadas, Hemerotecas, Museos,
Sociedades y Centros de Estudios, Centros de la
Iglesia...) en nuestra Región y resto de España, que
prestaron sus fondos para el evento.
La Exposición estará abierta en el MEIAC de Badajoz
hasta el 30 de octubre. Para pasar después a la ciudad
de Cáceres, al Centro de Exposiciones San Jorge e
Iglesia de la Preciosa Sangre, donde podrá admirarse
del 10 de noviembre al 26 de diciembre.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Carta al señor Arzobispo

Por El Avisador - 25 de Septiembre, 2005, 8:57, Categoría: General

Como el asunto del reloj de la Catedral sigue sin
resolverse, erre que erre, más parado que la estatua
de Luis de Morales, y que desde hace dos semanas
continúa, impertérrito, marcando las 16,45 horas, que
he cogido el ordenata y le he escrito una carta al
señor Arzobispo. Pero, eso sí, con el debido respeto.
Faltaría más. Como no es ocasión de transcribirla
integramente, en ella me presento como "vecino de
Badajoz, parroquiano de San José y amante de las cosas
de su ciudad, de la Iglesia y, especialmente, de su
magnífica y señorial Catedral, orgullo de todos los
badajocenses". Para luego manifestarle "la dejadez del
Cabildo catedralicio al consentir que, pasadas dos
semanas, el reloj de la Seo permanezca parado. Cosa
aparentemente trivial pero que desdice la vista de uno
de los monumentos más emblemáticos de nuestra ciudad".
Y continuaba con que "sabemos perfectamente que el
encargado del reloj, nuestro buen amigo don Cristino
Portalo, se encuentra de vacaciones. Pero ello no debe
ser óbice para que el Cabildo y su Deán hayan
intentado corregir esta deficiencia con la cantidad de
buenos relojeros que laboran en Badajoz. Y alguno,
bien cercano de la Catedral, como el señor
Castellano". Y entonces aprovecho para hacerle la
alusión de que "son muchos los badajocenses y
forasteros que, seguro, se habrán extrañado del
asunto, en tanto que el reloj del Ayuntamiento, justo
al lado, funciona a la perfección". Y termino con esta
parrafada: "Estas cosas, por pequeñas que sean, señor
Arzobispo, han de cuidarse, que la imagen que
transmite, aunque sabemos que eso no se pretende, es
de abandono e incuria. Espero que todo se solucione y,
si es cuanto antes, mejor".
¿Qué tal? ¿Qué os parece? ¿Me nombrará monseñor su
asesor relojero? ¿Me hará canónigo laico in pectore
para cuando no esté don Cristino? Pues esto es lo que
hay, amigos. Espero que el señor Arzobispo, cuando
lea la carta el lunes haga algo y llame a algún
relojero de guardia, como el mentado Carlos
Castellano, uno de los más antiguos de esta ciudad.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

La fiesta de Al-Mossassa, en su recta final

Por El Avisador - 25 de Septiembre, 2005, 0:00, Categoría: General

Una de las cosas más atractivas y populares de la
fiesta de Al-Mossassa es, sin duda de clase alguna, el
concurrido y abigarrado Mercado de las tres culturas
(árabe, cristiana y judía), que se viene instalando en
la mismísima Alcazaba, concretamente, en su extensa
explanada y alrededores. A la sombra de sus enormes
pinos piñoneros, palmeras y abetos, por segundo año
consecutivo se instala un sinfín de tiendas y
tenderetes de lo más variopinto, destacando los
puestos de comidas y bebidas, los de dulces y churros
artesanos, los de caramelos y helados al estilo de
siempre, los de bisutería, regalos y artículos para
coleccionistas, las herbaterías, con todo tipo de
hierbas medicinales, sin que falten las estampas
medievales de cetreros rodeados de magníficos halcones
y otras aves de presa, los domadores de serpientes,
las granjas de corral, los burros de paseo y un largo
etcétera. Todo ello, completado con las clásicas
casetas de bebidas y comidas (Costaleros de la
Soledad, Murga Marwan Chilliqui, etc.), donde nunca
pueden faltar los clásicos pinchitos morunos, las
pancetas asadas, las raciones de queso, jamón y
embutidos ibéricos y otros apetitosos productos del
animal totémico por excelencia de nuestra cultura,
como es el cerdo. Y es lo que hubo en la mediodía del
sábado, cuando acudimos en compañía de mi familia, con
mis dos nietas vestidas de moritas de la Morería.
Incluso tuvieron ocasión de recibir las enseñanzas de
una bella danzarina de porte oriental. No cabía un
alfiler y el coche tuve que aparcarlo junto a la
mismísima Puerta de Pajaritos, recién restaurada. Los
puestos y las casetas, a tope, siendo la animación
extraordinaria. Nunca habíamos visto en La Alcazaba
tanta gente como la que vimos este mediodía. Mañana,
domingo, a partir de las 11 de la mañana, se reabre
este peculiar Mercado por último día. Hay que
aprovechar para visitarlo, vivir el ambiente y
degustar los productos que nos ofrecen. Merece la
pena. Y no os olvidéis la cámara. De imperiosa necesidad.
Y si luego tenemos tiempo, asistir a las dos
últimas representaciones: El Profanador de tumbas, en
las traseras del Museo Arqueológico (depósitos de
agua), a partir de las 13 horas. Y, finalmente, La
torre de las siete ventanas, en el recinto de La
Alcazaba, concretamente en las ruinas de la iglesia de
la Consolación y ermita del Rosario, a partir de las
20,30 horas. Terminado lo cual, se dará carpetazo a
las fiestas de Al-Mossassa de este año.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Septiembre del 2005

Calendario

<<   Septiembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog