La biblia "gabrielygalana"

Por El Avisador - 14 de Julio, 2005, 13:03, Categoría: General

Como lo prometido es deuda, recibí ayer dos hermosos
libros, que me manda Francisco Muñoz, Consejero de
Cultura, tal como me lo prometiera en un acto
celebrado hace unos días en el MEIAC. Por un lado, la
impresionante Obras Completas de José María Gabriel y
Galán, y por otra, el Alborayque, en dos pequeños
tomos, uno el facsímil de la obra encontrada en
Barcarrota y otra, su comentario. Ciñéndonos a la
primera, la "biblia gabrielygalana", por decirlo en
términos coloquiales, es sencillamente extraordinaria
y voluminosa (1.310 páginas), ya que sus
recopiladores, sus nietos José María y Jesús Gabriel y
Galán Acevedo, autores también de los comentarios y
las notas, han recogido en esta obra definitiva,
además de sus ya títulos clásicos (Castellanas,
Extremeñas, Campesinas, Religiosas, etc.), más de un
centenar de nuevas composiciones, incluidos algunas
obritas en prosa, inéditas todas ellas, respetando,
incluso, las peculiaridades tal como las escribiera el
poeta en su momento. El autor, del que el pasado 6 de
enero se conmemoró el primer centenario de su muerte
(Frades de la Sierra, Salamanca, 1870-Guijo de
Granadilla, Cáceres, 1905) es, sin dudarlo, uno de los
más conocidos y leídos en España por su temática
campesina y regionalista, cuyos textos empezamos a
leerlos ya desde la escuela. Con esta publicación, la
Junta de Extremadura, su Consejería de Cultura, han
reparado la injusticia que pendía sobre un autor cuya
obra venía siendo utilizada de forma rancia y sesgada
por determinados sectores regionalistas, además de por
una pléyade de imitadores, que han dañado no poco su
consideración como poeta de gran calidad. A pesar de
su muerte prematura (a los 34 años), José María
Gabriel y Galán dejó una vasta y prolífica obra que,
gracias a los auspicios de la Consejería de Cultura
los extremeños tenemos la suerte de disfrutarla al
completo. Muchas gracias.
Para completar la reseña, os adjunto una biografía del
poeta salmantino-extremeño.

EL AVISADOR






BIOGRAFÍA JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN
(www.cprhoyos.juntaextremadura.net/galan/biografia.htm)

José María Gabriel y Galán nació el 28 de junio de
1870 en Frades de la Sierra, localidad de la provincia
de Salamanca, en un ambiente rural propio de la época
de finales del siglo XIX. Tres días antes de su
nacimiento la reina Isabel II había abdicado a la
corona española en París. España, con 16 millones de
habitantes en aquel tiempo, estaba sumida en la
inestabilidad propia de los acontecimientos.

Los padres de José María fueron Narciso Gabriel y
Bernarda Galán, labradores que se dedicaban al cultivo
de sus tierras y al cuidado del ganado que poseían.

La madre de José María fue una persona de gran
personalidad, serena y equilibrada, gran amante de las
flores e incluso disfrutaba componiendo versos a sus
hijos, lo cual dejó indudable huella en José María al
igual que en el resto de sus seis hermanos.

Aunque no estaba predestinado que José María realizara
estudios, su maestro se dio cuenta de lo despierto que
era el chiquillo y pudo convencer a sus padres para
que le dejaran marchar a Salamanca con el fin de
estudiar alguna carrera.

Por este motivo marcha a la ciudad del Tormes en 1885
donde se matricula en la Escuela Normal de Magisterio,
terminando los estudios con brillantez en 1888 y
obteniendo, por oposición, escuela en la localidad de
Guijuelo, (Salamanca). No obstante, no se incorpora a
su destino, al obtener licencia para trasladarse a
Madrid y perfeccionar sus estudios en la Escuela
Normal Superior.

La estancia en Madrid, ciudad a la que llamaba
"Modernópolis", no fue del agrado de Gabriel y Galán,
donde, según él, tuvo la desdicha de consumir un año
de su vida, aunque ello no fue impedimento para
conseguir una mejor formación y conocer y entablar una
gran amistad con un compañero de estudios, Casto
Blanco.

En 1889 obtiene el grado superior de Maestro Nacional
con excelentes calificaciones y, tras unos días de
visita por Galicia, invitado por su compañero y amigo
Casto, regresa a Frades de la Sierra, para luego
incorporarse a la escuela de Guijuelo.

De esta etapa de su vida son sus poemas "La Fuente
Vaquera", "¡Adiós!", "Mañanas y tardes", entre otros y
solía firmar en ocasiones con el nombre "El
Solitario".

Tenemos, por lo tanto a nuestro joven poeta ejerciendo
su labor de maestro en Guijuelo, desde donde escribió
en cierta ocasión lo siguiente:

"Soy feliz como nunca, y a Dios debo esa felicidad
...Sólo puedo decir que si antes pensaba, hoy sueño;
que si antes quise hacerme filósofo, ahora quiero ser
poeta".

En 1892, cuando en España se celebraba el IV
centenario del Descubrimiento de América, José María
Gabriel y Galán marcha a Piedrahita, donde desarrolla
su labor de magisterio hasta 1898. En el aula supo
hacer convivir, en constante renovación pedagógica, el
saber teórico y la poesía.

De esta etapa de su vida son sus composiciones
"Retrato" (inspirada en una fotografía donde se
encuentra rodeado por sus alumnos), "Ofrecimiento",
"Recuerdo de tu primera comunión", "Sistema de
educación", etc...

El 26 de enero de 1898 contrae matrimonio con
Desideria García Gascón, una joven extremeña a la que
cariñosamente José María llamaba "Mi vaquera". Tras
pasar unos días en las tierras de Granadilla, el joven
matrimonio regresa a Piedrahita donde el poeta
continúa con su labor docente.

En el verano de 1898 José María toma una decisión de
gran trascendencia en su vida. Decide abandonar su
trabajo como maestro en la escuela de Piedrahita, para
dedicarse a las labores propias del campo, al hacerse
cargo de las fincas que poseían unos tíos de Desideria
en la localidad cacereña de Guijo de Granadilla.

Llega a Guijo a finales de octubre de 1898 y podemos
decir que esta fecha marca un antes y un después en la
trayectoria poética de Gabriel y Galán. Su vida
experimenta un cambio radical, encontrando la quietud
que necesita el espíritu sensible de nuestro poeta
para dedicarse al cultivo del campo y del alma. El
nuevo entorno donde se desenvuelve suele ser su fuente
de inspiración, así como las costumbres, las
tradiciones, los amoríos entre pastorcillos y jóvenes
zagalas... plasmando en ocasiones sus versos en el
habla popular de esta parte de Extremadura y envueltos
en cierto tono de denuncia social.

Desde Guijo de Granadilla sigue en contacto y colabora
con diversas publicaciones de Castilla y Extremadura,
que no cesan de solicitar los frutos emanados de la
lira de Galán.

En este mismo año nace Jesús, su primer hijo,
acontecimiento que le inspira a componer la poesía el
"Cristu benditu". Esta poesía escrita en el habla
popular de Extremadura, llega por mediación de su
hermano Baldomero a manos de Miguel de Unamuno, rector
de la Universidad de Salamanca, que queda gratamente
impresionado de esta poesía escrita en lenguaje
popular, que llega a aprendérsela incluso de memoria
de tanto leérsela a sus amigos y conocidos.

En 1901 se convocan en Salamanca los "Juegos
Florales". Gabriel y Galán se presenta con la poesía
"El ama",dedicada a su madre recientemente fallecida,
obteniendo la flor natural, máximo galardón de estos
juegos. A partir de esta fecha José María Gabriel y
Galán se da a conocer como poeta consagrado y podemos
decir que entra a formar parte del grupo de poetas
relevantes de aquella época.

El obispo de Salamanca, el padre Cámara, se convierte
también en mecenas del joven poeta y le ayuda a
publicar su primer libro titulado "Poesías".
Posteriormente publicó "Castellanas" (1902),
"Extremeñas" (1902), "Campesinas" (1904). También se
publicaron tras la muerte del poeta "Nuevas
Castellanas" (1905) y "Religiosas" (1906).

En 1902 triunfa en los juegos florales de Zaragoza y
al año siguiente en los de Béjar, Murcia y Lugo.
También por estas fechas, el Ateneo de Madrid invita
al poeta a que haga una lectura de sus poesías, ante
un selecto auditorio de políticos y escritores que se
quedaron gratamente impresionados de los versos que un
maestro de provincias, dedicado a las tarea del campo,
traía a la capital del reino.

El ayuntamiento de Guijo de Granadilla premia la labor
del poeta nombrándole "Hijo Adoptivo" y Galán escribe
para la ocasión una bella poesía titulada "Sólo para
mi lugar" que es recitada por el autor desde el balcón
del ayuntamiento el 13 de abril de 1903.

También colabora en la revista "Las Hurdes" y se puede
considerar a José María Gabriel y Galán entre el grupo
de personas que denunció la lamentable situación de
los habitantes de esta comarca extremeña.

En 1904 se convocan Juegos Florales en Buenos Aires
(Argentina) donde también es premiada su "Canto al
trabajo". Este mismo año, a finales de noviembre,
tiene lugar el triste acontecimiento de la muerte de
su padre. José María se traslada inmediatamente desde
Guijo de Granadilla hasta su pueblo natal, Frades de
la Sierra. En el viaje de regreso a Guijo, el 6 de
diciembre, le sorprendió una tormenta de nieve en el
trayecto entre Frades y Guijuelo, teniendo que salir
gentes de Frades en su búsqueda en medio del temporal.
Al final pudo llegar a Guijo tras un penoso viaje de
retorno.

El 31 de diciembre, tras un día de faena agrícola en
la recogida de la aceituna, José María se sintió mal
por la noche y tras una corta enfermedad falleció el 6
de enero de 1905.

Salamanca, Castilla y Extremadura, al igual que todos
los vecinos de Guijo de Granadilla y de los
alrededores se quedaron consternados ante la triste
noticia del fallecimiento del poeta.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

     Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog