He dormido esta noche en el monte...

Por El Avisador - 14 de Julio, 2005, 19:14, Categoría: General

...con el niño que cuida mis vacas". Inolvidable
comienzo de una de las poesías más populares de
Gabriel y Galán. Volviendo a sus Obras Completas, no
quisera pasar por alto algunos títulos más que
conocidos y que todos, seguramente, habéis leído
alguna vez: El ama, El Cristu benditu, El embargo, Mi
vaquerillo, etc. De este último poema muchos de
vosotros os acordaréis cuando en las escuelas extremeñas
lo leíamos (o les acompañábamos en su lectura como maestros)
y nos quedábamos arrobados por su ternura. Yo me acuerdo
en los años 60 de verlo en las escuelas pacenses en un
librito de lecturas muy recordado(Yo soy extremeño,
del que fuera inspector de Enseñanza Primaria y
avezado escritor Antonio Zoido), ilustrado con
preciosos dibujos de Alberto González Willemenot
(precisamente, el padre de nuestro Alberto González
Rodríguez, el de la pipa). Por cierto, este poema ya
venía en los manuales escolares desde 1920. Como
homenaje a su autor, os lo recuerdo:

MI VAQUERILLO (p. 307)
He dormido esta noche en el monte
con el niño que cuida mis vacas.
En el valle tendió para ambos
el rapaz su raquítica manta
¡y se quito quitar --¡probrecillo!--
su blusilla y hacerme almohada!
Un noche solemne de junio,
una noche de junio muy clara...
Los valles dormían,
los búhos cantaban,
sonaba un cencerro,
rumiaban las vacas...

Y qué fuerza dramática tenía El embargo, que había
gente que se lo sabía de memoria:

EL EMBARGO (p. 198)
Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tós esos;
no le dé a usté ansia,
no le dé a usté mieo...
Si venís antiyel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya s'ha muerto!
Embargal, embargal los avíos,
que aquí no hay dinero;
lo he gastao en comía pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
y eso que me quea
porque no me dio tiempo a vendello,
ya me está sobrando,
ya me está jediendo.

O esta otra, llena de efluvios amorosos:

LA ESPIGADORA (p. 290)
¿Vas a espigar, Isabel?
¡Cuánto siento, criatura,
que bese el sol esa piel
que tiene jugo y frescura
de pétalos de clavel!
Sé que espigar necesitas,
porque aunque al sol te marchitas,
no es bueno que huelgue y duerma
quien tiene cuatro hermanitas
y tiene a su madre enferma.
Mas díganme humanos ojos
si te hizo Naturaleza
para que en esos rastrojos
hieran tus pies los abrojos
y abrase el sol tu cabeza.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

     Julio 2005  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog